Dormir maquillada: cómo remediar el daño en la piel

Foto: zdenkam/istock

Levante la mano quien nunca se ha ido a dormir con el maquillaje puesto…

Creo que nadie (pero nadie) puede jactarse de jamás haberse dejado llevar por el cansancio o la pereza que no permiten demorar unos minutos en quitar el make-up y limpiar el rostro antes de recostarse. Sin embargo, este hábito, si lo repites con frecuencia, tiene consecuencias negativas en la piel.

Qué le sucede a tu piel si duermes maquillada

"Dormir con base tapará los poros y esto te pondrá en riesgo de padecer acné o empeorarlo si ya tienes", aclara en Well + Good la dermatóloga Jennifer David.

Asimismo, la experta especifica que dejarse el maquillaje durante la noche evitaría que las células de la piel se desprendan adecuadamente, lo que haría que tu piel se vea opaca y seca al día siguiente. 

Según explica la dermatóloga Sue Ann Wee en Byrdie, el maquillaje, además, puede atrapar la suciedad y los contaminantes ambientales dentro de la piel, y este tipo de estrés ambiental puede provocar un aumento de los radicales libres que pueden causar mutaciones en el ADN, degradación del colágeno y, con el tiempo, un envejecimiento prematuro.

Y hay más: tus ojos se verían especialmente perjudicados porque la piel de los párpados es el área más delgada y sensible del cuerpo. "Dejar el maquillaje de ojos durante la noche puede generar irritación, inflamación e infecciones. Dejar el rímel demasiado tiempo también puede obstruir las glándulas meibomianas unidas a las pestañas y provocar el desarrollo de un orzuelo”, asevera la dermatóloga.

También te puede interesar: Tónico o astringente: similares, pero diferentes

Ahora bien, la dermatóloga Sue Ann Wee es clara con un punto: olvidarse una vez no es de vida o muerte.

"Es improbable que uno o dos días sin quitar el maquillaje tenga efectos negativos a largo plazo, pero desarrollar el hábito de no hacerlo puede comprometer la capacidad de tu piel para envejecer bien y la salud general de tu cuerpo".

Qué hacer la mañana después

La experta en skincare Joanna Czech, sugiere recurrir a un limpiador a base de aceite para ayudar a disolver el maquillaje y la acumulación restantes. 

Luego, lavar el rostro, pero evitar exfoliar. "Este no es el momento de ser muy agresivo con la piel porque ya está irritada", afirma en Vogue.

Después, puedes aplicar una mascarilla hidratante con ácidos grasos y vitamina C. Para equilibrar el pH de la piel, rociar con agua termal o niebla y después agregar unas gotas de suero de ácido hialurónico o calmante.

Si buscas un proceso más rápido y simple,  la dermatóloga Jeanine Downie sugiere en In Style quitar el maquillaje y después aplicar protector solar con protección SPF 30. Por último es el turno de tu humectante habitual. 

También te puede interesar: Curioso: tu bálsamo labial podría empeorar tus labios agrietados

Asimismo, la doctora recomienda mantener el maquillaje ligero durante los próximos días para que tu piel respire y se recupere . También, sugiere evitar los tónicos, ya que pueden resecar aún más el cutis cuando ya está desequilibrado.

Si tienes dudas y antes de hacer cambios en tu rutina para el cuidado de la piel, consulta con un dermatólogo.