El dopaje de la nigeriana Nwokocha podría costar la descalificación del 4x100m en el Mundial

·1 min de lectura
Photo credit: Tim Clayton - Corbis - Getty Images
Photo credit: Tim Clayton - Corbis - Getty Images

La atleta nigeriana Nzubechi Grace Nwokocha ha sido provisionalmente suspendida por la Unidad de Integridad del Atletismo por haber dado positivo en ostarina y ligandrol, un esteroide anabólico que incrementa la energía y el crecimiento muscular que no está aprobado para el consumo humano en Estados Unidos, donde la atleta entrena en la Universidad de North Carolina A&T State University.

Nwokocha formó parte del equipo nigeriano que quedó 4º en el 4x100m femenino del Mundial de Eugene, justo por delante de España, y que pocos días después consiguió el oro en los Juegos de la Commonwealth, por lo que el equipo español que batió dos veces el récord nacional y consiguió un inédito quinto puesto podría incluso mejorar su clasificación, aunque se desconoce cuál es la fecha exacta del positivo de Nwokocha. Si fuera posterior al campeonato, la clasificación no se alteraría.

Nwokocha, de 21 años, consiguió el pasado 9 de junio sus marcas personales tanto en 100 metros (10,97s) como en 200m (22,44s) dentro de la final del campeonato universitario de la NCAA de Estados Unidos, que no está sometido a las normas antidopaje del resto del atletismo. Tanto en los Juegos de Tokio como en el Mundial de Eugene llegó a las semifinales de los 100 y los 200m y este año se proclamó campeona nigeriana del hectómetro, heredando una corona que otras veces perteneció a Blessing Okagbare, referencia de la velocidad de Nigeria que recibió una sanción en plenos Juegos Olímpicos por consumir hormona del crecimiento.