'Don't Worry Darling' llega a Venecia: todo el drama tras la película de Olivia Wilde

·3 min de lectura
Olivia Wilde credit:Bang Showbiz
Olivia Wilde credit:Bang Showbiz

Olivia Wilde ya se encuentra en Venecia lista para asistir este lunes a la premiere internacional de su película 'Don't Worry Darling' con sus estrellas Harry Styles y Florence Pugh. Su desembarco en el festival de cine para realizar una rueda de prensa y asistir a la proyección del filme ha causado un gran revuelo debido a todo el drama que se ha desarrollado detrás de las cámaras durante los últimos meses. En esta historia confluyen supuestos choques de ego, una ruptura entre dos estrellas de cine y una historia de amor entre la directora y su protagonista masculino, con diferencia de edad incluida, que siempre le da más morbo a todo el asunto.

Para desenredar este ovillo hay que arrancar por el principio. Inicialmente el papel de Harry Styles había ido a parar a manos de Shia LaBeouf, pero él se desvinculó del proyecto en agosto de 2020. En la explicación que ha ofrecido Olivia durante la gira promocional, el actor quedaba como el malo absoluto porque su proceso artístico no encajaba con el código de conducta que ella impone en todos sus proyectos, y finalmente decidió que era su deber proteger a su equipo. Al parecer, LaBeouf tenía una energía demasiado combativa.

El aludido, que está rehabilitando su imagen pública tras un par de años muy complicados marcados por acusaciones de abuso y malos tratos, contraatacó la semana pasada pidiéndole que se retractara porque a él que nadie le había despedido, sino que había renunciado después de que no le dieran tiempo suficiente para ensayar con el resto del elenco, y ofreció pruebas de ello. Lo hizo con un vídeo que la directora le había enviado animándole a no tirar la toalla y preguntándole si todavía quedaba alguna esperanza de que trabajaran juntos, siempre y cuando una tal Miss Flo y él consiguieran hacer las paces.

Miss Flo era evidentemente Florence Pugh, con quien se rumorea que Olivia mantuvo una relación laboral muy tensa. La directora lo ha desmentido, pero el retintín con que se refiere a la joven actriz en dicha grabación, para asegurar que acababa de recibir una " llamada de atención", sugiere todo lo contrario. Para terminar de avivar los rumores, Florence no se hizo eco en las redes sociales del lanzamiento del trailer de la película, y ahora la estrella de ' Mujercitas' ha decidido que no participará en la conferencia que se celebrará tras el pase del filme en Venecia.

Entre medias Olivia ha estado lidiando con su separación de Jason Sudeikis, el padre de sus dos hijos, con quien ha iniciado una tensa batalla por la custodia de los niños debido a que ella tiene intención de mudarse con ellos a Londres el próximo año. A nadie se le escapa que esa es la ciudad donde vive Harry Styles, con quien Olivia oficializó su romance asistiendo a una boda juntos en enero de 2021. Apenas unas semanas antes se había confirmado el final de su compromiso de 7 años con Jason mientras estaban inmersa en la producción de 'Don't Worry Darling'.

El punto de no retorno entre la antigua pareja llegó cuando el protagonista de 'Ted Lasso' hizo que le entregaran una citación judicial a su ex mientras ella estaba participando en la CinemaCon de Las Vegas. Justo cuando se encontraba en pleno discurso sobre el escenario, y cómo no, el momento quedó inmortalizado en vídeo. Más tarde Jason reconoció que no había sido la mejor manera de abordar todo el asunto, pero el daño estaba hecho. Ella le devolvió el golpe asegurando de pasada en una entrevista que fue un hecho desafortunado, pero no del todo inesperado. "Hay una razón por la que dejé esa relación", añadió.

Y por supuesto, ningún drama está completo sin una dosis de sexo. Olivia sostiene que tuvo que eliminar muchas escenas subidas de tono del trailer tras recibir presiones de la Motion Picture Association, y los fans de Harry Styles se mueren de ganas de descubrir lo explícitas que son las secuencias de cama que ha grabado con Florence.