Donan 1,700 dólares a empleada de McDonald’s embarazada tras el ataque de un cliente que le arrojó una soda en la cara

Jesús Del Toro
·3 min de lectura

La historia que comenzó con un grosero desplante que humilló y dejó desolada a una joven empleada de un McDonald’s en el área metropolitana de Atlanta, Georgia, se ha convertido en una notable muestra de solidaridad y esperanza.

La joven Bryanna, trabajadora de un McDonald's en Georgia, con la donación de 1,700 dólares que Feroza Syed organizó en su beneficio. (Facebook/Feroza Syed)
La joven Bryanna, trabajadora de un McDonald's en Georgia, con la donación de 1,700 dólares que Feroza Syed organizó en su beneficio. (Facebook/Feroza Syed)

A principios de diciembre, Feroza Syed acudió un McDonald’s y vio cómo un cliente, al parecer muy molesto, le arrojaba en la cara un refresco de soda a la trabajadora del área de atención a clientes en automóviles de ese restaurante.

Todo porque, al parecer, el sujeto no quería hielo en su bebida.

La joven se quedó llorando y fue tan fuerte el impacto de haber sido humillada de ese modo que no pudo volver a trabajar.

Sayed lo reportó en un post en Facebook, en el que dijo que “el hombre en el auto frente a mí le arrojó una soda grande de vuelta por la ventana. Ella quedó cubierta de líquido pegajoso y su pelo, sus zapatos, su blusa quedaron empapados. Ella estaba llorando…”.

Sayed cuenta que luego llegó a la ventanilla del McDonald’s y, de acuerdo a Today, le dio una propina y le ofreció llamar a la policía. Ella se enteró entonces que la joven se llama Bryanna.

Consternada por el abuso que sufrió la joven, Sayed volvió un tiempo después para reportarle a Bryanna el número de la placa del auto del energúmeno.

“Nunca había visto a nadie comportarse de ese modo, y he trabajado en servicio de comida. Pero hacer especialmente eso con todo lo que está pasando fue simplemente horrible”, dijo Sayed a Today.

El incidente está siendo investigado por McDonald’s.

Entonces, cuenta ella, al reencontrarse con Bryanna se dio cuenta de que la joven estaba embarazada.

Sayed quiso entonces hacer algo especial en beneficio de la joven y decidió organizar una colecta de dinero para comprarle un regalo y pagarle que le arreglaran el pelo en un salón.

La respuesta fue más allá de lo que supuso y en tan solo 24 horas había ya recaudado 1,700 dólares.

Cuando Fayed le dio a Bryanna el dinero, “ella estaba obviamente arrebatada de alegría. Nos hicimos amigas a causa de esto y es loco mirar tanto amor y felicidad”

El gesto hacia la joven fue una muestra de respeto y dignidad que le devolvió a Bryanna la confianza. “Bromeé con ella sobre que algún día ella podría ser dueña de un McDonald’s”, contó Sayed.

En Facebook, Fayed reflexionó sobre la solidaridad que ella y los donantes le mostraron a Bryanna: “Cuando hablamos sobre recompensar a nuestros trabajadores esenciales que se exponen en la primera línea para alimentar, albergar, vender y proveer cuidado de salud a nosotros, recuerden que todos pueden hacer lo que yo hice. La mayoría de nuestras donaciones fueron de 25, 10 y 5 dólares. Todo ayuda y el covid ha estresado a muchos de nuestros trabajadores esenciales al punto de quiebre”, comentó Sayed.

Todo trabajador merece respeto y su labor es importante, máxime en tiempos de pandemia cuando la solidaridad y la colaboración son fundamentales.

La historia de Bryanna y Sayed, que se ha convertido en un relato de amistad y generosidad, es un ejemplo de ello.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

"Asesino del Zodíaco": el enigmático mensaje que envió a un periódico ha sido descifrado medio siglo después

El magnate de la moda acusado de operar un siniestro imperio de explotación sexual en EEUU, Canadá y Bahamas

La indignante denuncia de un padre al que obligan a trabajar en su día de descanso

EN VIDEO: Héroe sin capa: Taxista regala viajes a médicos por ser guerreros contra el COVID-19