Donald Trump siempre recordará su visita de estado a Isabel II: 'Un extraordinario honor'

·1 min de lectura
Isabel II y Donald Trump en 2019 credit:Bang Showbiz
Isabel II y Donald Trump en 2019 credit:Bang Showbiz

Uno de los temas más comentados que dejó la visita de estado del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su esposa Melania al Reino Unido, en junio de 2019, fue la seriedad que exhibía el rostro de Isabel II durante buena parte de esos actos ceremoniales en los que tenía que compartir estancia o podio con el polémico exmandatario.

Las malas lenguas aseguraron en su momento que la soberana no soportaba la actitud altiva y arrogante del también empresario, o su incapacidad para seguir debidamente el protocolo durante esa revisión de las tropas que realizaron conjuntamente en los terrenos del Horse Guards Parade, como atestiguan numerosos vídeos que se pueden encontrar todavía en la red.

Sin embargo, Trump ha ofrecido este sábado su mejor cara en el breve artículo que ha firmado para el diario británico Daily Mail, que precisamente describe ese viaje a Londres y a Windsor como uno de los "honores más extraordinarios" de su vida. El presidente número 45 de Estados Unidos ha indicado que los dos jefes de estado congeniaron a la perfección y también ha revelado, recurriendo a sus recuerdos de la niñez, que creció en un hogar donde se "admiraba profundamente" la figura de Isabel II.

"Su gracia, su carisma, su elegancia eran profundamente admirados, especialmente por parte de mi madre, originaria de Escocia. El tiempo que pasamos con ella en el palacio de Buckingham y en el castillo de Windsor nos trae recuerdos que Melania y yo atesoraremos el resto de nuestras vidas. Su Majestad tenía una mente afilada, nada se le escapaba y siempre sabía qué tenía que decir exactamente. En nuestra inolvidable cena de estado, hace tres años, nos llevamos maravillosamente y nos pasamos toda la velada charlando", ha aseverado.