Indignación en las redes con el Gobierno tras proponer a Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado

El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez no va a contar con Dolores Delgado como ministra de Justicia. El cargo lo va a ocupar Juan Carlos Campo, al tiempo que la madrileña ha sido propuesta como nueva fiscal general del Estado en sustitución de María José Segarra.

Dolores Delgado (Photo by Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images)

De confirmarse el puesto, Delgado pasará a dirigir el ministerio público, una decisión que no ha sentado bien a la oposición. Y es que partidos como PP, Vox o Ciudadanos han reprochado al Ejecutivo el no respetar la división de poderes.

Solo hay un antecedente similar y se produjo en 1986 cuando Javier Moscoso pasó directamente del Gobierno de Felipe González a la Fiscalía. Las críticas en las redes por la decisión del Gobierno han sido numerosas, convirtiéndose en uno de los temas más comentados de la jornada. Aunque también hay quien se lo ha tomado con humor.

En el año y medio que Delgado ha sido ministra de Justicia ha estado rodeada de polémica. El principal motivo de controversia fue una comida en 2009 que compartió con el exmagistrado Baltasar Garzón y con el comisario Villarejo, actualmente en la cárcel por crear una red de tráfico de información,entre otros asistentes. En ella habló de manera coloquial sobre varios asuntos, entre ellos sobre el juez Grande-Marlaska, hoy ministro del Interior.

La fiscal calificó a su compañero de manera despectiva como “maricón”. Tanto estas declaraciones como sus vínculos con el expolicía detenido hicieron que se pusiera en cuestión su permanencia en el Ejecutivo, aunque Sánchez la mantuvo. Precisamente Pablo Iglesias fue muy crítico.

Más historias que te pueden interesar: