Esta técnica para tratar el dolor crónico de espalda permite dejar de usar el bastón

·5 min de lectura
El dolor de espalda crónico puede limitar los movimientos y alterar la calidad de vida de los mayores. También puede aparecer en adultos jóvenes y provocar una generación progresiva de la columna. Ahora una nueva técnica podría 'aliviar' el dolor y tratar los casos más graves. (Foto: Getty)
El dolor de espalda crónico puede limitar los movimientos y alterar la calidad de vida de los mayores. También puede aparecer en adultos jóvenes y provocar una generación progresiva de la columna. Ahora una nueva técnica podría 'aliviar' el dolor y tratar los casos más graves. (Foto: Getty)

 

El dolor lumbar es una de las primeras causas de baja laboral en España, siendo un motivo muy frecuente de incapacidad y de dolor crónico. Y es que según datos de la Sociedad Española del Dolor (SED) hasta el 85 por ciento de la población adulta sufre dolor de espalda en algún momento de su vida. Estas personas se ven obligadas a guardar reposo en cama durante varios días y les incapacita para desempeñar actividades citidianas y laborales.

Algunos casos acaban cronificándose y una de las primeras causas de dolor crónico de espalda es la 'estenosis foraminal' (también llamada 'estenosis espinal' o 'del canal lumbar'), que consiste en un estrechamiento anormal del canal por el que discurre la médula espinal.

Este estrechamiento de los espacios dentro de la columna vertebral hace que aumente la presión sobre los nervios que se extienden por la columna. De hecho, la estenosis del conducto vertebral se presenta con mayor frecuencia en la parte baja de la espalda y en el cuello.

Cuando afecta a la columna lumbar puede generar una cascada de síntomas de diversa gravedad que van desde el entumecimiento, hormigueo o debilidad en un pie o una pierna, a calambres o dolores más o menos intensos que aparecen en una o ambas piernas cuando se está parado, durante períodos prolongados o al caminar. Estas molestias también suelen aliviarse al inclinarse hacia adelante o al sentarse.

Precisamente el principal síntoma de la estenosis es el dolor durante la marcha. Es muy frecuente que cuando la persona comienza a andar empiece a sentir dolor y una sensación de adormecimiento en las extremidades, que suele remitir cuando se para.

El dolor crónico remite gracias a esta nueva técnica llevada a cabo por el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid por los doctores Abejón y Monzón, permite tratar el síndrome de dolor persistente de espalda. (Foto: Quironsalud)
El dolor persistente de espalda y los problemas de movilidad mejoran considerablemente gracias a esta técnica llevada a cabo por el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid por los doctores Abejón y Monzón. (Foto: Quironsalud)

No obstante, muchas personas solo presentan evidencia de estenosis del conducto vertebral en exploraciones por resonancia magnética o tomografía computarizada, a pesar de no tener síntomas. Cuando estos comienzan a aparecer, lo hacen gradualmente y empeoran con el tiempo. Además, los síntomas varían según la ubicación de la estenosis y los nervios afectados.

En cuando a las causas, los cambios por desgaste en la columna vertebral relacionados con la artrosis son el motivo más frecuente de estenosis. También puede deberse a las hernias de disco, esas 'almohadillas' que actúan como amortiguadores entre las vértebras tienden a secarse con el paso de los años y pueden ejercer presión sobre la médula espinal o los nervios, o a un engrosamiento de los ligamentos que ayudan a mantener unidos los huesos de la columna vertebral.

Aunque la mayoría de las personas con estenosis del conducto vertebral tienen más de 50 años, los cambios degenerativos también pueden provocar estenosis del conducto vertebral en personas más jóvenes. Por lo que deben tenerse en cuenta otras causas como lesiones por traumatismos o accidentes, una deformidad congénita de la columna, como la escoliosis, y una enfermedad genética que afecta el desarrollo de los huesos y músculos de todo el cuerpo. La obtención de imágenes de la columna vertebral puede diferenciar esas causas.

Y una evaluación adecuada del dolor permite establecer el tratamiento más indicado en cada caso. En casos graves, los médicos pueden recomendar una cirugía a fin de crear un espacio adicional para la médula espinal o los nervios, y solucionar así el dolor y las molestias que causa la estenosis.

Sin embargo, por primera vez en España, se acaba de presentar una alternativa menos invasiva para el tratamiento de la estenosis del canal espinal. La Unidad de Dolor del Hospital Universitario Quirónsalud de Madrid ha utilizado por primera vez un nuevo sistema que permite realizar la limpieza de la fibrosis (cicatriz) en el espacio epidural y también sirve para tratar con éxito el 'síndrome de espalda fallida', que se refiere a los pacientes que después de haber sido sometidos a una cirugía de columna vertebral siguen padeciendo dolor crónico persistente.

Los resultados preliminares de este nuevo tratamiento de la estenosis del canal espinal muestran una gran mejoría en los pacientes, tanto desde el punto de vista del dolor como en términos de funcionalidad. En concreto, el paciente intervenido experimentó un importante progreso funcional que le ha permitido prescindir del bastón de apoyo que utilizaba.

Aunque en otras especialidades, como Cardiología o Urología, existe una amplia experiencia en el uso de esta técnica, el dispositivo navegable que han empleado en el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid (que cuenta con un catéter dirigible y un balón en el extremo) es el único que ofrece a los especialistas en Dolor la posibilidad de 'dilatar' el espacio epidural gracias a un balón.

“Esto abre una vía de tratamiento muy importante para las estenosis de canal y para el síndrome de dolor persistente de espalda postquirúrgico”, aseguran los doctores David Abejón, jefe de la Unidad de Dolor, y Eva Monzón, jefa asociada.

Al tratarse de una técnica mínimamente invasiva, se realiza de forma ambulatoria, es decir, sin hospitalización ni cuidados especiales posteriores, y se reducen los riesgos durante el procedimiento. “Es una técnica sencilla y rápida de realizar. El dispositivo dirigible responde muy bien a las órdenes de lo mandos y resulta muy intuitivo”, indican los especialistas.

Además de destacar su fácil manejo, los autores resultan lo útil y afectivo que resulta para el tratamiento de la estenosis de canal cuyas alternativas no quirúrgica (hasta ahora) eran limitadas y consistían, sobre todo, en infiltraciones de anestésicos locales y corticoides en el espacio epidural o epidurolisis en el caso de pacientes postquirúrgicos con dolor persistente.

Gracias a este avance por fin se puede desdramatrizar el hecho de que los problemas de columna implican invalidez. La medicina ha avanzado mucho y ahora contamos con equipos multidisciplinares muy preparados y técnicas innovadoras que permiten realizar un abordaje con todas las garantías. También es importante que el paciente tome consciencia de que no es necesario esperar o retrasar la operación hasta sufrir un dolor insoportable. El paciente, junto al especialista, debe decidir cuándo es el mejor momento, sin necesidad de sufrir más de lo necesario.

Más historias que te pueden interesar:

El trastorno cervical que estaría detrás de unas manos dormidas

Los hábitos que te ayudan a evitar las dolencias de espalda durante toda la vida

Cuando el dolor de espalda va más allá

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente