Los documentos que implican a Lori Loughlin y a su hija en el caso de los sobornos universitarios

Por Nuria Herrera
Photo credit: Gary Gershoff - Getty Images

From Diez Minutos

Su colega Felicity Huffman asumió su culpa en el caso de los sobornos universitarios, cumplió condena y ha pasado página; pero Lori Loughlin sigue arrastrando un escándalo que ha dinamitado su carrera. Mientras sigue clamando por su inocencia, se acumulan las pruebas en su contra. Ahora, TMZ ha hecho público un curriculum supuestamente falsificado por la actriz y su hija, Olivia Jade Giannulli, en el que la blogger habría engordado su carrera deportiva como líder del equipo de remo de su instituto con dos medallas de oro, dos de plata y dos de bronce durante el periodo comprendido entre 2014 y 2017. Un palmarés brillante teniendo en cuenta que, al parecer, la joven no había tocado un remo en su vida.

Este documento falso pretendía justificar el ingreso de la chica en la Universidad del Sur de California (USC) supuestamente gracias a una beca concedida por ser miembro del equipo de remo. Este mismo argumento utilizaron también para su hermana, Isabella Rose, mientras que la acusación mantiene que en realidad lo que les abrió la puerta de este prestigioso centro fue un cheque de 500.000 dólares con el que 'compraron' las plazas camuflado como donaciones a la universidad.

Photo credit: Gabriel Olsen - Getty Images

Lori y su marido, el diseñador Mossimo Giannulli, están acusados de fraude, lavado de dinero y sobornos, unos cargos por los que podrían pasar hasta 45 años en la cárcel. Además, Lori ha visto como su carrera se iba a pique y la misma NBC prescindía de sus servicios en la serie Cuando habla el corazón, que la actriz protagonizaba desde 2014. Y no solo esto. Tampoco ha estado en la quinta y última temporada de Fuller House (Madres forzosas), el reboot que emite Netflix y en el que sí que han participado sus compañeros de la mítica serie.

Visto lo visto, parece que lo único que protagonizará la actriz en los próximos meses es un juicio mediático que está previsto que comience en octubre y en el que su máximo empeño será evitar que sus hijas sean llamadas a declarar como pide la fiscalía.