Los realities no dan más de sí en Mediaset y ha tenido que ser HBO quien lo demuestre

·5 min de lectura

Por Mike Medianoche. - El reality Secret Story está siendo una alegría a medio gas para Telecinco. La televisión en abierto no se consume tanto como antes, y aunque La casa de los secretos está liderando los jueves, lo hace por debajo de los dos millones de espectadores. Sus datos distan mucho de los que conseguía Gran Hermano o Supervivientes, quizá porque el público se está hartando ya de realities donde los famosos actúan con poca o ninguna naturalidad. Y sus debates de los martes y domingo tampoco se pueden considerar un éxito. Por eso no sorprendió que para este 21 de noviembre Telecinco cambiase su parrilla y dejase Secret Story a un lado para ofrecer un único episodio de la serie Dolores, la verdad sobre el caso Wanninkoff. Para sorpresa de todos esta serie, que se puede ver íntegra en HBO, ha sido un éxito y se alzó en lo más visto del domingo, lo que invita a pensar que Mediaset tiene que cambiar su modelo de televisión para alcanzar unas mejores cuotas de pantalla.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Según los datos de Kantar ofrecidos por la consultora GECA, el capítulo de Dolores, la verdad sobre el caso Wanninkoff atrajo a 2.324.000 espectadores y un 23,3% espectadores. Y el programa previo especial, llamado Las claves del caso Wanninkhof subía hasta los 2.569.000 espectadores con un 15,9% de share, siendo lo más visto de la jornada del último día de la semana. Hay que destacar que Telecinco jugó bien sus cartas, y no ofreció el primer episodio de la serie producida por Toñi Moreno, sino el segundo, en el que empieza a dar Dolores Vázquez su relato.

La victoria de Telecinco tiene una doble vertiente. Por un lado este documental mejora los datos de la gala de Secret Story: La noche de los secretos, la que presenta Jordi González. La pasada semana La noche de los secretos igualaba su mínimo en cuota en domingo, y eso que Telecinco partió su emisión para maquillar los datos y simular un éxito que no lo fue tanto. La primera franja, llamada Express, hizo 1.194.000 espectadores y un 6,7% de cuota de pantalla, y el resto de Secret Story: La noche de los secretos 1.302.000 espectadores y un 13,6. Ambos programas dejaron una media del11,9% y 1.289.000 espectadores.

Por otro, Telecinco ha conseguido ganar a la serie turca Infiel, su principal competidora, en Antena 3. La ficción protagonizada por Caner Cindoruk (Mujer) y Cansu Dere (Madre, Sila), y que es un remake de la serie británica Doctora Foster, ronda habitualmente los dos millones de espectadores y se suele colar como la emisión más vista del domingo, salvo que haya fútbol… O alguna producción especial, tan especial como el documental de Dolores Vázquez.

Por todo esto queda claro que Telecinco debe cambiar con urgencia su rumbo para ser más competitiva. Un documental sobre un crimen ha conseguido mejores datos que cualquier entrega de La isla de las tentaciones / La última tentacióny que Secret Story en lo que llevamos de curso televisivo. Y eso que el espectador ni siquiera tendrá la opción de engancharse aDolores, la verdad sobre el caso Wanninkoff, porque es de HBO Max y solo se emitirá en abierto el episodio que pudo verse ayer, que fue debut y despedida. Una estrategia similar a la que hizo cuando estrenó el primer episodio de Patriahace justo un año, por ejemplo.

Desde septiembre los realities de Mediaset demuestran mucho desgaste; estos formatos se las ven y se las desean para superar la barrera de los dos millones. En La última tentación solo el tercer y el último capítulo han superado esos dos millones. La isla de las tentaciones 4 todavía no ha traspasado ese escalón, ni tampoco ni una sola de las galas del jueves de Secret Story: La casa de los secretos.

El principal problema que tiene Mediaset es su política de bajo coste, que les hace tener pocos programas y estirar su contenido todo lo que pueda. Sucede con Sálvame, que se alarga entre cuatro y cinco horas según la época, y que tiene luego un spin-off el sábado noche con el Deluxe. Y con los realities se rellena contenido de hasta cinco noches a la semana con solo dos programas. El no querer abrir la cartera ha provocado que formatos de éxito como Pasapalabray La Voz se fuesen a la competencia, o que se hayan visto productos de tan baja calidad como La casa fuerte.

Ha tenido que ser una plataforma de pago como HBO la que abra los ojos a Mediaset sobre su escasa variedad de contenidos. El público está deseando ver producciones de calidad, sin importar que estén ligadas a la actualidad. De hecho, el relato de Dolores Vázquez ha resultado infinitamente más atractivo para el público que las hazañas amorosas de Luca y Cristinao las peleas de Miguel Frigenti contra el compañero deSecret Story que sea.

Más historias que podrían interesarte:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente