'Doctor Strange 2': La oportunidad perdida de Marvel para recuperar a Iron Man

·6 min de lectura
Photo credit: Esquire
Photo credit: Esquire

Una cosa es que Marvel no quiera resucitar oficialmente a Robert Downey Jr y otra que tenga que renunciar definitivamente a Iron Man, uno de los mejores personajes del MCU, pero sobre todo uno de los más relevantes todavía a fecha de hoy en los comics. De la misma manera que no renuncias a Spider-Man, no renuncias tampoco a Iron Man, ni al Capitán América. Con independencia de que en 2008 pudiera ser considerado un personaje de segunda línea, que no lo era, el peso que ha cobrado hoy Iron Man en el Universo Marvel no Cinematográfico es tal que no tiene sentido renunciar a él. Doctor Strange en el Multiverso de la Locura ha dejado pasar la oportunidad de recuperar a Iron Man o la posibilidad de Iron Man al excluirle de los Illuminati, el grupo del que es fundador en los comics, además de uno de sus miembros clave. Se podría decir lo mismo de Namor, pero es que no hay ningún tipo de conexión emocional de los fans con Namor... todavía. Y tampoco vale con decir que Ironheart, el personaje que podría presentarse ya en Ms. Marvel, es el sustituto en el MCU de Iron Man, porque, en el fondo, sería hacerle un flaco favor tanto a Iron Man como a Ironheart. Es como si Miles Morales sustituyera por completo a Peter Parker, cuando los dos pueden convivir perfectamente y los dos son Spider-Man y al mismo tiempo son dos Spider-Man completamente diferentes. Stan Lee estaba convencido de que Iron Man iba a ser un fracaso para Marvel, y, sin embargo, se convirtió en un personaje clave en los comics (gracias, sobre todo, a Brian Michael Bendis y Jonathan Hickman) y fue precisamente Iron Man el responsable del éxito de las películas de Marvel Studios. Al abrir el multiverso y presentar a los Illuminati, Marvel tenía la oportunidad perfecta para recuperar al personaje, aunque fuera una variante. Oye, de la misma manera que perdimos Gamora, ganamos otra Gamora... ¿Por qué no otro Iron Man? Durante meses ha circulado el rumor en foros de fans de Marvel online que introducía una variante de Iron Man en la película, en muchos casos vinculada al actor Tom Cruise, quien siempre se vincula al personaje básicamente porque se consideró en su día para darle vida antes que a Robert Downey Jr. Los fans estaban convencidos de que aparecería, probablemente, en la forma del Superior Iron Man de los comics, y se han llevado una gran decepción.

No era necesario que fuera tan complejo (Superior Iron Man es una versión alterada por Cráneo Rojo que no pudo salvar la Bruja Escarlata en los comics, algo que no tendría sentido en el MCU porque esta es otra Bruja Escarlata). Bastaba con una versión de Iron Man de andar por casa de otro Universo que formara parte de los Illuminati. Los Illuminati no son cualquier organización dentro de Marvel, no son cualquier grupo de superhéroes, son la primera línea de fuego de los grandes problemas. Doctor Strange en el multiverso de la locura ha dejado claro que en la línea principal del MCU no existen ni han existido (otra cosa es que se puedan formar a partir de ahora ya que los Illuminati de otro universo le han dado la idea de Stephen Strange). No sabemos si le pueden interesar o no, pero lo que no tiene sentido es perder la oportunidad de recuperar a una variante de Iron Man cuando se presenta por primera vez el grupo al gran público. En los comics, los Illuminati están formados por el profesor Charles Xavier, un mutante; el Doctor Strange; Namor; Black Blot, Reed Richards, míster Fantástico, e Iron Man (Hickman hizo variaciones, pero como Iron Man se mantenía, vamos a dejarlo así). Iron Man es un héroe sin poderes, es el más humano de todos y es el contrapunto perfecto al resto. Está ahí porque es el único cien por cien humano, en la medida que representa la fragilidad, la imbecilidad, la grandeza y la esperanza de nuestro género. Resulta muy curioso que los 'asesinos' de Iron Man en el MCU, los guionistas de Vengadores: Infinity War y Vengadores: Endgame Christopher Markus y Stephen McFeely, dejaran caer en una entrevista hace unos años que si DC quería seguir los pasos del MCU tenía que coger primero a un personaje que no fuera de primera fila y apostar por él. Iron Man se ha convertido en un icono que va más allá de Robert Downey Jr.

Y en cuanto a recuperarle no será porque no ha muerto ya el personaje cientos de veces (es un decir). Ha muerto figuradamente, ha muerto provisionalmente y la ha palmado oficialmente. Si Marvel Studios se está reservando el regreso de Iron Man para Armor Wars, tendrá un cierto sentido que haya cometido el error de excluirle de cualquier formación de los Illuminati (¿el barón Mordo? ¡Por favor!). Ahora, me gustará ver cómo lo hacen. Probablemente en la serie de Disney + el que se volverá tarumba y atacará al Gobierno puede que sea James Rhodes, Máquina de Guerra (Don Cheadle). Tiene toda la pinta de que tendrá algo que ver con la Agente de Poder. En los comics no se sabía que Tony Stark era Iron Man y Tony finge la muerte de Iron Man... Esta es la muerte figurada.

Poco después de Armor Wars Tony Stark optó por morir después de que le dispararan para poder entrar en criostasis y que la ciencia pudiera traerle de vuelta algún día. Bueno, ya sabes cómo son los comics. Esa sería la muerte provisional.

En el el Guantelete del Infinito, Thanos no mata a Iron Man, pero su fiel Terraxia sí: con la misma pena, pero sin gloria. Iron Man muere mucho antes del chasquido. Le arrancan la cabeza y está oficialmente muerto. Años después trabajó con Kang el Conquistador, vaya, la versión comiquera de El que Permanece (Jonathan Majors) que nos han presentado en la serie Loki. Tony traiciona a los Vengadores porque, tachán, es un agente dormido de Kang. ¡Toma ya! Los Vengadores viajan en el tiempo, recuperan al Tony adolescente, el adulto se sacrifica y el joven se queda en el presente como el nuevo Tony oficial.

Hay más: ha muerto en tierras alternativas en Heroes Reborn, dobla la servilleta después de la invasión Skrull, aunque como tiene una copia de seguridad de su cerebro, la reimplanta en un doble, vuelve a morir en la Incursión, luego otra vez a manos del Capitán Marvel en la segunda Guerra Civil (defendiendo, ojo, a Miles Morales)... ¿ves por dónde van los tiros? ¿El común denominador? De una forma u otra, siempre vuelve.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente