La prensa internacional destaca la debilidad de la manifestación en la Diada

Como cada 11 de septiembre Cataluña ha celebrado su Diada, una fiesta en la que se conmemora la caída de Barcelona durante la guerra de sucesión española en 1714 y que en los últimos años es donde el independentismo ha exhibido su fuerza.

Sin embargo, la de este 2019 ha sido la menos multitudinaria desde 2012, ya que ha habido unos 600.000 manifestantes según la Guardia Urbana, muy lejos del millón de 2017 y 2018 o el 1,8 millones de 2014, cifra récord.

Manifestación de la Diada en Barcelona. (REUTERS/Albert Gea).

Durante toda su trayectoria, el desafío soberanista ha sido muy seguido por los medios de comunicación internacionales y cualquier novedad ha contado con una extensa cobertura. La Diada 2019 no ha sido menos y las coincidencias en el análisis entre dos de los medios más prestigiosos del mundo, The Guardian (Reino Unido) y The New York Times (Estados Unidos), han sido numerosas.

Ambos rotativos señalan la debilidad de la manifestación de la Diada en este año en comparación con otras ediciones y constatan la división que se ha producido entre los partidos que han impulsado el movimiento independentista.

Respecto al decreciente número de asistentes, el diario británico hace una comparación con los años precedentes y cree que la división ha provocado la desmovilización de la gente.

“La disminución de la participación de este año se produce en medio de crecientes divisiones, disputas e incertidumbre dentro del movimiento secesionista”, han señalado, además de sorprenderse por las cifras, ya que la inminente sentencia en el juicio de los políticos encarcelados hacía pensar que las calles podían ser un clamor.

El Guardian señala la debilidad del independentismo: "la manifestación por la independencia catalana atrae a la multitud más pequeña en siete años" (The Guardian).

El medio estadounidense, por su parte, se pronuncia en la misma línea. Recuerda que por octavo año consecutivo, el independentismo ha utilizado la Diada “para presionar por su causa” y ha puesto el foco en la reducción de manifestantes, circunstancia que achacan a la división entre partidos.

La división entre los partidos

Precisamente ambos periódicos dedican gran parte del artículo a mostrar las diferencias entre ERC y JxCat. El New York Times señala el criterio diferente de ambas formaciones a la hora de afrontar el futuro del movimiento y cuenta que se ha abierto “una profunda grieta entre los dos principales líderes separatistas”, esto es Oriol Junqueras (en la cárcel y a la espera de sentencia) y Carles Puigdemont (que decidió marcharse a Bruselas para no enfrentarse a la Justicia). Mientras que el político preso apuesta por celebrar elecciones autonómicas; el líder fugado no quiere enfrentarse a las urnas.

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont en el Parlament (AP Photo/Manu Fernandez)

El Guardian señala otra de las diferencias que ha agudizado el pulso entre ambas formaciones. Mientras que Puigdemont y Torra (JxCat) siguen favoreciendo una confrontación continua con Madrid; Junqueras y el resto de republicanos se inclinan más por la negociación.

Una fractura que podría ser definitiva si no fuese por la sentencia del procés, que puede volver a congregar a cientos de miles de personas en las calles. El independentismo cierra su Diada de 2019 con numerosas incertidumbres sobre el futuro y con el mensaje de volver a la unidad. Una tarea que no va a ser sencilla.