Cómo distinguir un vino Rioja de un Ribera

·8 min de lectura
Photo credit: .
Photo credit: .

Hoy vamos con la madre de todas las batallas, el epítome de la confrontación vínica… para los no iniciados. Por la razón que sea esto de comparar los vinos tintos de la DOCa Rioja con los de la DO Ribera del Duero, Riojitas VS Riberitas lo llaman, es algo que fascina al personal civil.

A tal punto que de tu habilidad para diferenciar unos de otros, en una cata a ciegas, va a depender que te respeten o no. Ya les puedes dar una lección magistral de historia, regiones, variedades y diversidad de referencias que, como no sepas, tan solo probando de la copa, cuando estás ante uno u otro te tomarán por un fraude.

Lo más grande es que realmente puede ser una prueba exigente, no es tan raro que los más grandes winelovers de competición, conmigo a la cabeza, fallen. Yo he visto confundir un Artadi con un Vega Sicilia, un Sierra Cantabria con un Hacienda Monasterio o un Abel Mendoza con un Antídoto.

Y es que hay que tener en cuenta que son regiones con muchas similitudes. En ambas la variedad de uva Tempranillo es la protagonista (casi absoluta en el caso castellano) y las vinificaciones pueden llegar a ser muy parecidas.

Por tanto y como si fuera un juego, que al final es lo que resulta ser, os propongo cinco combates en los que poner a prueba vuestra pericia. Como ya he avanzado que puede ser un trance realmente complicado, y lo que yo quiero es que paséis un buen rato, os lo he ordenado por orden de dificultad.

Realmente, si lo pensáis, no me merecéis. Nadie me merece.

Venga que empiezo.

Diferenciar Rioja y Rivera: nivel principiante

No queda otra, ya habrá tiempo para subir el nivel.

RIBERA: Bodegas Emilio Moro, Malleolus, 2019. 35,25 euros.

Photo credit: Bodegas Emilio Moro
Photo credit: Bodegas Emilio Moro

El primer truco utilizado aquí es la añada del vino. Resulta asequible diferenciar la siguiente referencia ya que Malleolus, dada su juventud, estará mucho más astringente que su pareja de cata.

Buscad, una vez tragado el líquido, una sensación de sequedad. Verás que tu boca se queda como cuando la declaración de la renta te sale a pagar.

También presentará aromas más primarios, es normal, por no dejar de mencionar que en esta marca la presencia de la madera, en forma de aromas a coco y tostados, está mucho más presente que en el Muga.

RIOJA: Bodegas Muga, Prado Enea, Gran Reserva, 2015. 63,90 euros.

Photo credit: Bodegas Muga
Photo credit: Bodegas Muga

Sin embargo, esta etiqueta, sin ser el ejemplo más característico de la rioja clásica, presentará mayores sutilezas, menos contundencia y más definición.

Aquí la fase olfativa es avainillada, aunque la clave es que una vez que lo bebamos nos va a hacer salivar de lo lindo. Si te sientes como el perro de Paulov, ese que estaba canino, estarás ante el Muga.

Aquí era imposible fallar esquirers, pasemos al siguiente nivel.

Diferenciar Rioja y Rivera: nivel medio

Como señalaba en el preámbulo, hay ocasiones en que las divergencias entre ambas latitudes se minimizan. Abordar este dúo requiere cierta dedicación, por supuesto mucho menor que al juicio Johnny Depp – Amber Heard, pero no os confiéis.

RIBERA: Pinea, 2017. 149.90 euros.

Photo credit: Pinea
Photo credit: Pinea

Voy con la segunda añada de la corta pero intensa historia de esta referencia resultado de una incursión mexicana en Valladolid. No va barata, pero pensad en lo que os estáis entreteniendo. Monovarietal de Tempranillo que, aunque resulte de la misma añada y tenga un estilo parecido a su rival, es más tímido, menos potente.

Puede parecer antinómico que un Ribera del Duero feat. México resulte sutil, pero es que aquí es así. Son similares pero Pinea es más austero, en la acepción más elegante del adjetivo.

RIOJA: Contino, Viña del Olivo, Reserva, 2017. 66,90 euros.

Photo credit: Contino
Photo credit: Contino

Contino es una de las marcas de prestigio de CVNE que, desde los mediados de los 70, lleva instalada en el nivelazo. Su enólogo Jorge Navascués, ser humano de sentido del humor particular e invasivo, lo está llevando, en concreto al Viña del Olivo, a un nuevo nivel (ya he probado el 2019 y es una locura).

Viña del Olivo es un tinto bastante contundente y tampoco en un sentido negativo, al contrario, es que va bien pertrechado de todo. Es frutal, balsámico y de sabor muy largo, aunque 2017 no es su mejor versión. Tampoco apeléis a su composición varietal: aunque sea un Tempranillo con un 10% de Graciano no vais a tener la capacidad de notarlo. Yo tampoco.

Aquí el truco gravita en buscar el impacto. En este caso el que más pega debe ser el Rioja. Dicho esto no sería raro equivocarse, si ocurre no desesperéis.

Diferencias Rioja y Ribera: nivel alto

El juego llega a un nivel jodido, pero no por lo similar de las propuestas, eso ya lo utilicé en el anterior envite. Aquí la gracia está en que siendo dos referencias muy diferentes os vais a equivocar mandando el Rioja a Ribera del Duero y viceversa. Sí, estoy jugando con vuestras mentes.

RIBERA: Abadía San Quirce, Finca Helena, 2015. 61,95 euros.

Photo credit: Abadía San Quirce
Photo credit: Abadía San Quirce

Típico caso de Ribera desconocido para lo bueno que es. Normalmente el riberista en estos rangos de precio suele optar por marcas más famosas o reconocidas perdiéndose entonces este tinto cargado de elegancia, clase y finura. Tanta que es fácil errar y encuadrarlo en un Rioja de los clásicos.

Tiene ese punto de acidez que convierte la concentración en nitidez. Además, este 2015 está en estado de gracia.

Bueno es que ese año hasta James Rodríguez jugó bien.

RIOJA: Marqués de Riscal, Barón de Chirel, 2015. 76 euros.

Photo credit: Marqués de Riscal
Photo credit: Marqués de Riscal

Siendo su primera añada la de 1986, esta bodega pionera en Rioja lo fue también en lanzar al mercado lo que se acabó llamando, y menos mal que ya está en desuso, tintos de alta expresión.

Con este intenso concepto se quería aludir a que eran tintazos contundentes, muy influidos por lo que se hacía en ese momento en Burdeos y que también acabó adoptando la Ribera del Duero, a tal punto que es allí donde más identidad creó. Por eso, y paradójicamente, aunque este estilo también entró por Rioja lo tenemos más vinculado a Ribera del Duero.

En definitiva: “sí queréis esta pareja acertar, al revés tendréis que pensar.” Soy un Wine Yoda.

Diferenciar Rioja y Ribera: nivel pro

Muy difícil, estamos ante dos tintos de clase mundial capaces de mirar cara a cara a cualquier otra referencia tinta que se os ocurra.

RIBERA: Bodegas Vega Sicilia, ÚNICO, 2011. 379 euros.

Photo credit: Bodegas Vega Sicilia
Photo credit: Bodegas Vega Sicilia

Una de las bodegas españolas más valoradas internacionalmente, si no la que más. Dicho esto, hay mucho despistado que por el nombre piensa que es italiana. Así va la gente por la vida.

Vega Sicilia se fundó en 1864 aunque hasta 1915 no pusieron su primera añada en el mercado. Fechas por tanto muy anteriores al de la constitución de la DO Ribera del Duero que data de 1982.

Estamos ante un Ribera del Duero pre-Ribera del Duero y ejemplo de vino “fino” de la época. Así era como se denominaba a los vinos de la más alta categoría a los que en aquel entonces solo Rioja podía acceder con recurrencia.

Vamos que si os confundís no vais a ser los primeros ni los últimos.

RIOJA: La Rioja Alta S.A. Gran Reserva 890, 2004. 290,74 euros en formato Magnum.

Photo credit: La Rioja Alta S.A.
Photo credit: La Rioja Alta S.A.

Otra bodega-leyenda viviente custodia del estilo más tradicional de tinto de Rioja. 890 es su tinto de más alta gama. Solo lo sacan al mercado en las añadas más excepcionales, el último a la venta es 2010 y el anterior fue 2005.

Cada vez es más caro y difícil de ver, por tanto, ya se puede ir certificando a esta referencia como unicornio. De ahí que me haya sorprendido ver disponible esta magnum de 2004 al precio que pronto tendrá el formato normal. Da para probarlo a base de bien.

El combate del año.

Diferencias Rioja y Ribera: nivel… para ricos

Modo solo desbloqueable por suscripción: a ver, en este nivel del juego lo difícil es disponer del dinero para poder jugarlo, luego, aunque tiene su aquel, no debería resultar muy complicado.

Pero el infierno de reunir a, por ejemplo, 6 personas dispuestas a aforar cada una casi 300 euros, ya me parece suficiente odisea.

Aquí veo que tenéis que recurrir a la función esa de Bizum tan graciosa llamada “Solicitar Bizum” que resume muy bien la amnesia selectiva de la naturaleza humana.

RIBERA: Pingus, 2019. 1.295 euros.

Photo credit: Pingus
Photo credit: Pingus

Uno de los vinos más caros de España y el más caro de la Ribera del Duero. Pues resulta sorprendentemente controlado.

No esperéis un tintazo de los de beber con Bertín Osborne, para nada, tampoco es que sea ligerito, o un vino de fresqueo, pero que no os creáis que vais a beber algo muy concentrado.

Aún está crudo, de ahí su final secante y falta de mayor definición de aromas, pero ya es identificable como un vino de un nivel tremendo.

RIOJA: Bodegas Marqués de Murrieta, Castillo Ygay, Reserva Especial, 2010. 325 euros.

Photo credit: Bodegas Marqués de Murrieta
Photo credit: Bodegas Marqués de Murrieta

Otra referencia que ha disparado su precio a la sombra de los reconocimientos que ha ido obteniendo. Por ejemplo, en 2020, el de mejor vino del año a esta misma añada por la prestigiosa publicación norteamericana Wine Spectator.

Si hace un par de años esta marca andaba por los 120 euros, mirad como va la 2010 (y en algunas tiendas roza los 500 euros).

La 2011 ya está en el mercado a un precio de 210 euros. Aquí, como en el caso inaugural, la diferencia de años con el Pingus debe hacerse notar. Además Ygay lleva cierto peso de Mazuelo, normalmente algo más de un 15%, y eso ya sí se puede detectar, por no hablar del profundo mentolado que ofrece al olerlo.

Lo dicho, aquí era más difícil pagarlos que acertarlos, pero la tarde os la resuelve.

Y nada, si algún día me queréis poner a prueba, sobre todo con los dos últimos emparejamientos, no dudéis en invitarme (en todos los sentidos de la palabra) mediante mensaje privado a la cuenta de Instagram @colectivodecantado

Soy muy ameno.

VÍDEO | El vino robado viaja de Burdeos a Hong Kong

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente