Disney no sabe qué hacer con todos sus estrenos pendientes

Cine 54
·4 min de lectura

A nadie se le escapa que la pandemia está poniendo patas arriba toda la cadena de producción, distribución y exhibición cinematográfica –una industria que acumulaba muchas décadas de relativa estabilidad y cambio lento y progresivo.

Y encabezando este vuelco inaudito a la forma tradicional de hacer las cosas está Disney, que podría acabar prescindiendo de las salas de cine y lanzando sus mayores estrenos directamente en la plataforma Disney+.

(c) 2019 Disney Enterprises Inc. All Rights Reserved.
(c) 2019 Disney Enterprises Inc. All Rights Reserved.

Gracias a Deadline hemos conocido los fuertes rumores que apuntan a que un número muy significativo de blockbusters concebidos y producidos para las salas de cine podrían acabar estrenándose directamente en el mencionado servicio de vídeo bajo demanda.

En concreto, habría una tríada de películas cruciales cuyo destino podría determinar el rumbo a seguir por la compañía: una de ellas sería Cruella (2021), la versión de acción real del clásico 101 dálmatas (1961) dirigida por Craig Gillespie y centrada en la villana que interpreta Emma Stone.

Otra sería el Pinocho que dirigirá Robert Zemeckis y en el que Tom Hanks encarnará a Geppetto (aún sin fecha de estreno). Y también encontraríamos Peter Pan y Wendy, la cinta de David Lowery en la que Jude Law daría vida al Capitán Garfio.

Por el momento se desconoce si estas películas se ofrecerán gratuitamente a los suscriptores de Disney+ –como en diciembre será el caso de lo nuevo de Pixar, Soul– o, por contra, tendrán un coste adicional como se hizo con Mulán.

Al parecer, el estudio está valorando todas las opciones posibles para maximizar beneficios (o minimizar pérdidas, según se mire) y potenciar todo lo posible su flamante plataforma de streaming, cuyas crecientes cifras de suscriptores están aliviando un cuatrimestre final que, de otro modo, habría sido enteramente catastrófico (en vista del cierre de salas y de parques temáticos).

Y es que las ventas al consumidor y las recaudaciones internacionales de la compañía se habrían disparado un 41% en el último cuatrimestre (según Deadline), mientras que sus suscripciones habrían ascendido a los 73.7 millones a comienzos de octubre –sin duda gracias a la serie The Mandalorian y al estreno de Mulán. Y si bien Disney aún está muy por detrás de los más de 195 millones de suscriptores de Netflix, su crecimiento vertiginoso y los beneficios que está reportando auguran un futuro prometedor a su plataforma de streaming. En plena pandemia es su gallina de los huevos de oro más rentable.

El posible camino que estaría por tomar Disney no nos sorprende, pero sí demuestra la tendencia de los grandes estudios por buscar vías de salvación propia mientras la exhibición tradicional sufre las consecuencias. Muchas salas se han visto obligadas a cerrar por la falta de público y por la ausencia de super producciones que convoquen a los espectadores en masa. Vamos, que todo Hollywood sabe que hace tiempo que el negocio bebe predominantemente de los blockbusters y a falta de ellos los cines no aguantan el chaparrón. En cualquier caso, los cines del mundo vieron esta semana una luz al final del túnel porque la Mujer Maravilla llegará al rescate en plenas Navidades.

Si bien muchos temíamos que Warner Bros. pudiera retirar la secuela Wonder Woman 1984 del calendario de estrenos ante el cierre de salas y la segunda ola de Covid-19 que azota a Europa, finalmente optó por ser valiente de nuevo y seguir adelante. Mientras el resto de estudios se guardan sus blockbusteres para 2021, o cuando sea que la normalidad regrese, Warner Bros. tuvo el coraje de lanzar Tenet en agosto y ahora repite con la segunda parte de la amazona.

Si bien se podría discutir que estrenar Tenet fue un riesgo que no le habría marecido la pena al no recuperar lo invertido, su taquilla sí fue positiva para la industria del cine tradicional al lograr recaudar $XXX millones en todo el mundo en plena pandemia. Y ahora es el turno de demostrarlo de nuevo con Wonder Woman 1984 que aparecerá simultáneamente en HBO Max (en EEUU) y en salas de cine el día de Navidad, aunque en España la podremos ver días antes tras adelantarse su estreno al 18 de diciembre.

Según las fuentes que recoge Deadline, Disney prevé apoyarse en las series de franquicias de Marvel, Lucasfilm y otras valiosas propiedades intelectuales –aunque también se reservaría algunos estrenos clave para cuando el mercado de las salas se recupere. Sin ir más lejos, de momento no se contempla en absoluto lanzar en streaming Viuda Negra, la película en solitario que protagoniza Scarlett Johansson. Pero quien sabe... todo dependerá de cuánto tiempo sigamos conviviendo con cuarentenas y pandemia.

Más historias que te pueden interesar: