El puñetazo en la mesa de Disney+ con solo dos series, 'The Mandalorian' y 'WandaVision'

·6 min de lectura

Lo hemos dicho muchas veces y no tenemos más remedio que repetirlo: el mundo es de Disney, y nosotros solo vivimos en él. El martes 13 de julio se dieron a conocer las nominaciones a los premios Emmy 2021, y Disney+ ha conseguido imponerse como una de las mayores fuerzas en competición, con tan solo dos años de vida y más bien pocos títulos originales en su catálogo, sobre todo comparados con la competencia.

Disney+ acumula 71 candidaturas en total, colocándose solo por debajo de HBO/HBO Max (130 combinadas) y Netflix (129); una cifra mucho más impresionante cuando comprobamos que lo ha logrado con muchas menos series, arrasando concretamente con dos de sus productos estrella, The Mandalorian y WandaVision. Así es como Disney ha demostrado que la estrategia de cuidar cada estreno como si fuera un gran evento da mejores resultados que la de producir contenidos como churros.

The Mandalorian (©2020 Lucasfilm Ltd. & TM. All Rights Reserved.), WandaVision (©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.)
The Mandalorian (©2020 Lucasfilm Ltd. & TM. All Rights Reserved.), WandaVision (©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.)

The Mandalorian se sitúa en cabeza de las nominaciones empatando con The Crown (Netflix) con 24 en total. La primera serie de ación real del universo Star Wars ya despuntó en la edición pasada con 15 nominaciones a su primera temporada (incluida la principal, Mejor serie dramática), de las que se llevó 7 premios. Y este año se vuelve a imponer, superando con creces esa cifra para consagrarse como uno de los mayores fenómenos recientes del streaming. Un éxito incontestable a todos los niveles.

Tan solo un peldaño más abajo nos encontramos con otra propiedad de Disney, Bruja Escarlata y Visión (WandaVision), la primera serie oficial de Marvel Studios en Disney+, que con 23 nominaciones hace que el estudio se estrene por todo lo alto en los Emmy, arrasando en la categoría de Miniserie o TV Movie, donde es el título más nominado. Además, Marvel ha rascado 5 nominaciones más con Falcon y el Soldado de Invierno, su segunda serie del MCU, una propuesta que, si bien no ha sido tan aclamada como WandaVision, ha ayudado a elevar el total de Marvel a 28 candidaturas ¡con tan solo dos series! (recordemos que Loki entraría en la próxima edición).

A las 71 nominaciones de Disney+ (entre las que encontramos 9 para el fenómeno musical Hamilton), hay que añadir todas las acumuladas por las series y programas de Hulu, ABC, FX y National Geographic -también propiedades del estudio de Mickey Mouse-, títulos como El cuento de la criada, PEN15, Genius: Aretha, Shrill o Black-ish, que también han disfrutado del reconocimiento de la Academia de Televisión, elevando el total de The Walt Disney Company a unas impresionantes 166 nominaciones, según el cómputo de la propia compañía

Pero sin lugar a dudas, han sido Star Wars y Marvel las principales responsables de catapultar a Disney+ al frente de la carrera, donde se verá las caras con los titanes de HBO y Netflix. Y como decía antes, lo han conseguido en tiempo récord y con muy pocas series en su haber, una exhibición de poder como pocas en la industria.

'Bruja Escarlata y Visión' (©Marvel Studios 2021)
'Bruja Escarlata y Visión' (©Marvel Studios 2021)

Y es que por todos es sabido que Disney es la compañía mediática más grande y omnipresente del planeta; sobre todo desde que tiene a Marvel y Lucasfilm bajo su techo. La compra de 20th Century Fox y la llegada de Disney+ terminaron por sellar el trato y el resultado salta a la vista. Su poder y capital económico son factores indudables de la triunfal y temprana irrupción de su plataforma exclusiva en los Emmy, pero más allá de eso y pese a que son muchos los detractores de su monopolio, no podemos negar que han hecho muy bien las cosas a nivel de producción y estrategia con sus ficciones.

Con The Mandalorian y WandaVision (y más recientemente Falcon y el Soldado de Invierno y Loki), Disney+ ha abordado sus series estrella como si fueran blockbusters cinematográficos, estrenos por todo lo alto que nada tienen que envidiar a las superproducciones para salas. Con sus ambiciosas y espectaculares apuestas, las series de Star Wars y Marvel han trasladado con apabullante éxito sus universos a la (ya no tan) pequeña pantalla, beneficiándose del enorme tirón de sus IP (propiedad intelectual) entre el público, su calado en la cultura popular y la fidelidad que han creado a lo largo de los años.

Como diría John Hammond, no han reparado en gastos. En The Mandalorian, WandaVision o Loki queda muy patente la inversión de altos presupuestos, contrario a lo que la desaparecida Marvel Televisión hizo con sus series en ABC, Netflix, Hulu o Freeform. En Disney+, los live-actions televisivos de estos universos ya no son de segunda fila como aquellos, sino que llevan el sello de primera calidad y vienen acompañados de su correspondiente despliegue publicitario y de mercadotecnia (como demuestran el fenómeno Baby Yoda y el goteo semanal de merchandising). Pero por encima del dinero, hay una evidente intención de crear productos que calen en el espectador y sean dignos de competir en premios.

©2020 Lucasfilm Ltd. & TM. All Rights Reserved.
©2020 Lucasfilm Ltd. & TM. All Rights Reserved.

Y a todo esto debemos añadir la sabia decisión de ofrecer sus series en emisión semanal, al contrario que Netflix o Prime Video, que las lanza al completo de una vez. Con el estreno de un capítulo a la semana, The Mandalorian y las series de Marvel han logrado estar presentes en la conversación de forma continuada, en lugar de desaparecer del radar en siete días para ser sustituidas por el siguiente estreno de usar y tirar. Disney partía con ventaja, claro, ya que ambas sagas ya tenían un éxito monumental en cines, pero si algo nos enseñó el fracaso de Han Solo: Una historia de Star Wars, es que los fans no se conforman con cualquier cosa. Quieren productos elevados y eso es lo que Disney+ les está dando con sus series.

Amazon Prime Video estrena muchos más títulos, pero apenas logra sacar la cabeza en los Emmy con The Boys (cinco nominaciones, incluida por primera vez Mejor serie dramática), y Apple TV+ se apoya casi únicamente en la aclamada Ted Lasso (20 nominaciones), evidenciando la escasez o poca repercusión de su oferta. Mientras, Disney+ se lleva un gran trozo del pastel solo con The Mandalorian y WandaVision (juntas suman la friolera de 47 nominaciones). Jugando la baza de la marca de éxito probado y la entrega de su público, el estudio ha conseguido hacer mucho ruido con solo dos series y sin necesidad de recurrir a los mayores nombres de Hollywood. Dando una vez más con el puño sobre la mesa para hacernos saber quién está al mando.

Y esto es solo el principio. La maquinaria de Disney sigue a toda potencia y en los próximos años nos esperan muchas más series de Marvel y Star Wars (The Book of Boba Fett, Andor, Obi-Wan Kenobi, Moon Knight, Secret Invasion, She-Hulk… la lista es larguísima). Si las cuidan tanto como han hecho con las estrenadas hasta ahora (y todo apunta a que así será), no pasará mucho tiempo antes de que Disney adelante por la izquierda a HBO y Netflix, como Steve Rogers a Sam Wilson.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente