Disney acierta de lleno reviviendo el espíritu de Indiana Jones con 'Jungle Cruise'

·7 min de lectura

PUNTUACIÓN: 87/100

Hace tiempo que los cinéfilos no disfrutamos de una película de aventuras de la vieja escuela, de esas que conviven en el mismo universo que Indiana Jones, Tras el corazón verde (1984), La reina del África (1951) o La Momia (1999), con esa grandiosidad trepidante y dosis arqueológica donde todo es posible, hasta lo más insólito e inverosímil. Pero la espera ha terminado porque Disney ha dado en el clavo recuperando esa magia del cine de aventuras con Jungle Cruise.

¡Cuánto tiempo hacía que no sentía tanto entusiasmo infantil viendo una película del género! Y si, lo escribo entre signos de exclamación porque esta apuesta lo merece tras despertar en mí a esa niña cinéfila que hace (algunas) décadas soñaba con ser arqueóloga solo porque había visto Indiana Jones decenas de veces. Jungle Cruise, que llega a los cines y Disney+ el 30 de julio, bebe de esos clásicos más inolvidables del género, repitiendo una fórmula infalible a la hora de sumergirnos en las aguas trepidantes del Amazonas con una aventura imposible junto a Dwayne Johnson y Emily Blunt.

Dwayne Johnson y Emily Blunt en Jungle Cruise (© 2020 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.)
Dwayne Johnson y Emily Blunt en Jungle Cruise (© 2020 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.)

Habiendo crecido entre películas de aventuras de los 80s y 90s, no pude evitar sentir nostalgia romántica desde el inicio de Jungle Cruise. Y es que desde el primer minuto la película logra cautivar con una puesta en escena colorida, personajes pintorescos y una promesa de aventura a lo Indiana Jones que hace mucho tiempo no veíamos en la gran pantalla. Hablo de esas historias donde la aventura es la verdadera protagonista, con un tesoro por descubrir, un misterio por descifrar y lianas de las que colgarse en plena huida. 

Jungle Cruise parte de una fórmula similar a la de Piratas del Caribe al estar basada en una atracción de los parques temáticos de Disneyland (fundada por primera vez en el parque de California hace 66 años), con una trama y secuencias que recuerdan a En busca del arca perdida, La Momia, Tras el corazón verde y, por momentos, hasta con la misma saga del Capitán Sparrow. Es decir, Jungle Cruise no es la película más original del año (ni por asomo) pero es un festín de energía cinematográfica con cascadas imposibles, artefactos arqueológicos y personajes de todo tipo que hacen que Jungle Cruise sea la película más imprescindible de este verano.

Centrada en los años previos a la Gran Guerra (1910), la película dirigida por el catalán Jaume Collet-Serra se centra en Lily Houghton (Emily Blunt), una doctora temeraria y decidida que parte en busca de un árbol místico y sanador en el medio de la jungla amazónica. Para encontrarlo se embarca en una aventura junto a su hermano y un capitán de barco de bromas malas llamado Frank Wolff (Dwayne Johnson).

Juntos se lanzan en busca de este tesoro, enfrentándose a animales, rápidos mortales y todo tipo de peligros, mientras son perseguidos por conquistadores malditos y un príncipe alemán en un submarino militar. En resumen, todo eso que solían agrupar las aventuras de la Era Dorada de Hollywood, como La reina de África de John Huston, y el cine de ese arqueólogo aventurero con el que Steven Spielberg creó escuela.

Y es que, como decía al principio, Jungle Cruise bebe mucho (muchísimo) de Indiana Jones. Por ejemplo, el personaje femenino de Emily Blunt emula directamente a Marion (en la piel de Karen Allen en la primera y cuarta película de Indy), retratando a una mujer peleona, decidida, que impone su lugar por derecho propio y sin miedo a la imposición masculina de su era. Pero también nos permite revivir esa dosis de aventura arqueológica cinematográfica tan asociada con el papel interpretado por Harrison Ford, con escenarios magníficos y edificios antiguos, así como maldiciones legendarias, leyendas, mitos y hasta un villano de tintes nazis, aunque alguna que otra escena provoque déjà vu.

Jungle Cruise (© 2021 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.)
Jungle Cruise (© 2021 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.)

Pero eso no hace que la película parezca una copia innecesaria, sino todo lo contrario. Después de todo, Dwayne Johnson lleva tiempo diciendo que Indiana Jones es una de las inspiraciones principales de la idea. Y de eso se trata, la inspiración es evidente pero transformada en una especie de homenaje adaptado a las nuevas generaciones, con ayuda de un portento para el blockbuster como Dwayne Johnson que vuelve a sacar esa vena cómica que tan bien le funcionó en Jumanji, y una dama de la actuación como Emily Blunt, logrando salir airosos con una producción que transpira nostalgia y aventura cinematográfica. Además, juntos rinden homenaje a duplas infalibles de parejas disparejas del género, como Michael Douglas y Kathleen Turner en Tras el corazón verde o Indiana Jones y Marion, haciendo hincapié en las discusiones y riñas provocadas por sus diferencias. A su vez, la película también bebe del humor de Brendan Fraser en La Momia y de la espectacularidad que aporta la aventura en barco cuando hay una trama de maldiciones de por medio como ya demostró Piratas del Caribe. Es decir, todo un caramelo para los amantes del blockbuster que cuenta con un elemento clave para funcionar de maravilla: la música de James Newton Howard, ese genio de la composición cinematográfica que hizo historia con Titanic, El sexto sentido o El príncipe de las mareas. Aquí su música se convierte en un compañero de aventura infalible que, por momentos, hasta se roba el protagonismo como es una secuencia con una versión de Nothing else matters de Metallica.

Por allí tambien se dejan ver actores nuestros como Quim Gutiérrez y Dani Rovira, dándole un toque de humor diferente a la historia como conquistadores españoles malditos, mientras Jack Whitehall logra robarse cada escena como el hermano elegante de Lily. Lo único que puedo achacar a la película son algunos efectos especiales que dejan mucho que desear para una producción de esta envergadura, dado que por momentos nos quitan de la burbuja mágica que crea precisamente por la mala ejecución.

Dwayne Johnson, Emily Blunt y Jack Whitehall en Jungle Cruise (© 2021 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.)
Dwayne Johnson, Emily Blunt y Jack Whitehall en Jungle Cruise (© 2021 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.)

De todos modos, Jungle Cruise podría definirse como la atracción de Disneyland para el cine. Estamos ante una película para dejarse llevar por la aventura, palpitar con sus rápidos, locuras imposibles y divertirse a lo grande. Ni siquiera su larga duración (2 horas y 8 minutos) le juega en contra. Al final, aquí se cumple eso que dicen que el tiempo vuela cuando te estás divirtiendo.

Al ver Jungle Cruise me di cuenta lo mucho que echaba de menos ver una buena película de aventuras, de esas para evadirse de la realidad y pasárselo en grande. Si bien compararla con Indiana Jones son palabras mayores, la cinta consigue transportarnos a esa magia del género de antaño, haciéndonos revivir esa emoción infantil de una película con arqueología, misterio, romance y aventura.

Jungle Cruise, que merece la pena destacar que tiene potencial para convertirse en franquicia, será el último estreno de Disney en simultáneo entre el cine y su plataforma, pero personalmente les recomiendo verla en una sala. Cuanto más grande, mejor. Jungle Cruise no es una obra maestra del arte dramático, ni despliega los mejores efectos especiales del año, pero es una apuesta para vivir con un gran cubo de palomitas dejándose llevar por momentos trepidantes, aunque inverosímiles, que nos contagian esa magia tan especial de vibrar una aventura en la gran pantalla. Así, como Indiana Jones.

Y después del año y medio que hemos vivido, creo que los espectadores nos merecemos una película para vibrar, evadirse y simplemente disfrutar.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente