La vida discreta de los hijos pequeños de Julio Iglesias

·12 min de lectura

Pertenecen a una de las familias más famosas y queridas del mundo, pero los cinco hijos pequeños de Julio Iglesias han optado (por ahora) por llevar una vida lejos de los flashes, las fiestas y el mundo del corazón. Uno de ellos aún es menor de edad, el pequeño de la casa, Guillermo, que hace apenas unos días cumplía 14 años, pero sus cuatro hermanos mayores (Miguel, Rodrigo y las gemelas Victoria y Cristina) tampoco son habituales en las revistas. 

MADRID, SPAIN - JULY 08: Miranda Rijnsburger (L) and Rodrigo Iglesias (R) attend Agatha Ruiz de la Prada fashion show during the Mercedes Benz Fashion Week Spring/Summer 2020 on July 08, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Giovanni Sanvido/Getty Images)
MADRID, SPAIN - JULY 08: Miranda Rijnsburger (L) and Rodrigo Iglesias (R) attend Agatha Ruiz de la Prada fashion show during the Mercedes Benz Fashion Week Spring/Summer 2020 on July 08, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Giovanni Sanvido/Getty Images)

Miguel, el business man de los Iglesias

Los cinco son hijos del artista español y Miranda Rijnsburger y los cinco viven a caballo entre Miami, República Dominicana y Marbella, en España. El mayor de los hermanos Iglesias es Miguel Alejandro. El joven, que cumplió 23 años el pasado mes de septiembre, lleva ese nombre en honor a Miguel Ángel Blanco, el concejal del PP que fue secuestrado y asesinado vilmente por la banda terrorista ETA el mismo año de su nacimiento, está instalado en Miami y son escasas las ocasiones en las que le hemos visto en algún evento o acto social. Igual que sus hermanos pequeños, Miguel, o Michael como le llaman en casa, estudió varios años en su hogar gracias a profesores particulares y desde muy joven tuvo claro que lo suyo iba a ser el mundo empresarial. Estudió Finanzas en la Universidad de Miami y comenzó a trabajar hace ya un par de años en ONE Sotheby’s International Realty, una agencia inmobiliaria especializada en la compra-venta de viviendas de lujo en Miami. 

Precisamente, en esa empresa trabajaba la que ha sido su suegra hasta febrero del año pasado. La única novia que se la ha conocido al joven ha sido Danielle Obolevitch, con la que empezó a salir en 2017. La joven es de origen ruso, estudió Economía con especialidad en Historia del Arte en la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Pensilvania y es toda una aficionada al tenis, deporte al que nunca se ha dedicado de forma profesional pero sí que ha participado en varios torneos. Pese a que Danielle se integró a las mil maravillas en la familia Iglesias y la vimos de vacaciones junto a ellos en Málaga, esquiando o yendo al desfile de Ágatha Ruiz de la Prada junto a su suegra Miranda, la pareja rompía hace algo más de un año. Tras la ruptura, Danielle sigue manteniendo una gran relación con las hermanas gemelas de Miguel y con ellas es habitual verla en algún restaurante de moda de Miami. 

Piano y deportes acuáticos

Miguel es un apasionado del deporte, pero también de la música. Toca el piano de maravilla, como en más de una ocasión nos han enseñado sus orgullosas hermanas en Instagram, y ha ayudado a su hermano Rodrigo a producir algunas maquetas en el estudio de grabación que su padre tiene en casa. Entre los deportes que practica se encuentra el tenis y le gusta jugar con sus amigos de toda la vida en las pistas que tiene en la mansión paterna de Indian Creek. Pero sobre todo le encantan los deportes acuáticos y practica kitesurf y pesca submarina. Una disciplina complicada, ya que supone bucear sin bombona de oxígeno, pero que Miguel lleva a cabo desde hace años y que ha podido practicar en lugares paradisiacos como las Bahamas. 

Además de la vida sana y el deporte, la velocidad es otra de sus pasiones. Le encantan los coches de lujo y tiene varios de la marca BMW y Mercedes que cuestan más de cien mil euros en su garaje. Con su hermano Rodrigo comparte además afición por el motocross y los dos suelen salir a correr con sus motos por los caminos de arena cercanos a su casa los fines de semana. Miguel tiene una relación muy cercana con su hermano Julio José Iglesias, uno de los tres hijos que Julio Iglesias tuvo con Isabel Preysler. Aunque se llevan más de 20 años, los dos son grandes deportistas y Julio Jr ha contado alguna vez que le gusta ir los fines de semana a casa de su padre para ver algún partido de fútbol con sus hermanos y que también ha salido con ellos de fiesta en Miami a locales como Wall, en South Beach, uno de los más exclusivos y VIP de Florida.

MARBELLA, SPAIN - JUNE 05:  (EXCLUSIVE COVERAGE - MINIMUM RATES APPLY 500 EUROS PER IMAGE) Julio Iglesias' wife Miranda Rinsjburger and her daughters Victoria Iglesias (R), Cristina Iglesias (2R) and Rodrigo Iglesias (L) are seen playing with tirolina on June 5, 2012 in Marbella, Spain.  (Photo by Europa Press sp/Europa Press via Getty Images)
MARBELLA, SPAIN - JUNE 05: (EXCLUSIVE COVERAGE - MINIMUM RATES APPLY 500 EUROS PER IMAGE) Julio Iglesias' wife Miranda Rinsjburger and her daughters Victoria Iglesias (R), Cristina Iglesias (2R) and Rodrigo Iglesias (L) are seen playing with tirolina on June 5, 2012 in Marbella, Spain. (Photo by Europa Press sp/Europa Press via Getty Images)

Rodrigo: el artista de la familia

El segundo hijo de Julio y Miranda es Rodrigo. A sus 22 años recién cumplidos, el joven sueña con ser artista como su padre y es algo que lleva en los genes desde que nació. La música corre por sus venas y desde que era un adolescente compone sus propias canciones. Si a su hermano Miguel le gusta el piano, él toca como los ángeles la guitarra, instrumento para el que se lleva formando años. “El sueño más grande que tengo es llegar a ser un artista como ellos (decía haciendo referencia a su padre y sus hermanos Enrique y Julio José). Me encantaría dedicarme a la música el resto de mi vida. ¡Aspiro a ser la siguiente generación de los Iglesias!”, comentaba Rodrigo en ¡Hola! hace seis años. 

Sin duda, para Rodrigo, su padre es el hombre y el artista a quien más admira y es su ejemplo a seguir. "Lo que más me fascina de él es que a día que hoy sigue logrando llenar estadios de fans que se mueven por su música. Eso es algo de lo que se puede estar muy orgulloso”, decían en la citada revista. Desde hace algo más de tres años, el joven vive independizado de la casa de su padre aunque suele visitarla a menudo para pasar tiempo con sus hermanos. En Miami ha crecido y ahí estudió un tiempo en la Miami Country Day School, uno de los colegios más elitistas de Florida.

Los deportes de riesgo le encantan y como su hermano Julio José también practica surf desde que era un niño. Risueño y con una vitalidad inagotable, como le ha definido su madre en alguna entrevista, Rodrigo vive de manera muy discreta en Miami como el resto de sus hermanos. No se le ha conocido ningún primer amor por el momento y él prefiere encerrarse en el estudio de grabación y pasarse las horas cantando y grabando sus propias canciones a salir de fiesta. En enero de este año, Rodrigo viajaba a Marbella en el avión privado de su padre para pasar unas semanas junto a varios de sus grandes amigos en la casa que su padre tiene en Ojén. Aquí disfrutó del sol, de su guitarra y del motocross, los dos hobbies que más le hacen feliz. Dicen los que le han escuchado cantar que cuando al fin saque un disco al mercado va a ser un bombazo. Igual que hizo su hermano Enrique Iglesias, no quiere ser solo el 'hijo de', sino triunfar en la música por sus propios medios y facultades, que parece que además no le faltan.

IBIZA, SPAIN - JULY 31: Cristina Iglesias (L) and Victoria Iglesias (R) are seen on July 31, 2019 in Ibiza, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
IBIZA, SPAIN - JULY 31: Cristina Iglesias (L) and Victoria Iglesias (R) are seen on July 31, 2019 in Ibiza, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

Las gemelas Iglesias: modelos y empresarias

Han heredado la belleza holandesa de su madre y bien podrían ser estrellas en cualquier pasarela del mundo, pero igual que sus hermanos mayores, ellas prefieren ir poco a poco. El pasado 1 de mayo, Victoria y Cristina Iglesias cumplían 20 años y aunque cuando cumplieron los 18 muchos pensaron que darían el gran salto para convertirse en objeto de la prensa rosa, por el momento solo han aparecido en alguna revista de moda a la altura de su ilustre apellido. Las jóvenes son las más activas de la familia en las redes sociales y gracias a sus fotos hemos visto que llevan una vida envidiable en todos los sentidos. Solo fueron al colegio de los 10 a los 14 años y el resto de cursos los llevaron a cabo en casa con profesores particulares, algo que no supuso para ellas ningún problema a la hora de relacionarse con otros niños de su edad ya que seguían manteniendo el contacto con sus amigos de siempre. 

De niñas las vimos en algún posado de su madre en ¡Hola! y cuando cumplieron la mayoría de edad fueron presentadas en sociedad en el Baile de Debutantes de París donde coincidieron con otras jóvenes de la alta sociedad y apellidos conocidos. Deslumbraron por su sonrisa y por su belleza delicada con dos diseños hechos en exclusiva para ellas por la firma de Alta Costura Elie Saab. Ahí descubrimos su pasión por la moda y anunciaban que les gustaría dedicarse a la industria fashion no solo como maniquíes sino también desde el lado del diseño y la empresa. Estudiaron en Nueva York y allí iban a la universidad como dos jóvenes más de su edad. Con la pandemia regresaron a Miami y pasaron el confinamiento en la casa familiar de Indian Creek junto a sus hermanos. 

NEW YORK, NEW YORK - MAY 06: Victoria Iglesias and Cristina Iglesias  attend The 2019 Met Gala Celebrating Camp: Notes on Fashion at Metropolitan Museum of Art on May 06, 2019 in New York City. (Photo by Dimitrios Kambouris/Getty Images for The Met Museum/Vogue)
NEW YORK, NEW YORK - MAY 06: Victoria Iglesias and Cristina Iglesias attend The 2019 Met Gala Celebrating Camp: Notes on Fashion at Metropolitan Museum of Art on May 06, 2019 in New York City. (Photo by Dimitrios Kambouris/Getty Images for The Met Museum/Vogue)

En 2019, las bellas hijas del cantante desfilaron por la red carpet del MET Ball de Nueva York invitadas por la mismísima Anna Wintour, considerada una de las personas más poderosas de la moda. Las dos lucieron dos diseños (iguales pero en diferente color, una en rosa y otra en azul) de Óscar de la Renta. Para ellas, el diseñador dominicano era como su tío ya que fue amigo de su padre hasta el día de su fallecimiento y toda la familia le tenía un grandísimo cariño.

En verano, las gemelas, su madre y su hermano pequeño volaron hasta España para disfrutar de las vacaciones estivales en Marbella. Desde que eran niños, los cinco hijos de Julio Iglesias han veraneado en la localidad malagueña y sienten devoción por nuestro país gracias al cariño por él que le han inculcado siempre sus padres. Las gemelas disfrutan tanto de la vida española que el año pasado no solo se quedaron en la casa de Ojén durante el verano sino que permanecieron ahí hasta casi las navidades, momento en el que regresaron a Miami. Su padre no ha venido este verano, puesto que con la situación sanitaria ha preferido quedarse en su casa de Punta Cana, donde estaba alejado de cualquier posible contagio. Tanto en Marbella como en Miami, también Victoria y Cristina llevan una vida tranquila. En la localidad malagueña tienen una gran amiga llamada Azahara Margón, con la que suelen disfrutar de paseos por el campo y de alguna cena entre amigas en restaurantes top cercanos a su casa. A las jóvenes les gusta pasar tiempo en la piscina infinita de su mansión, cocinar algo saludable recién recogido del huerto ecológico que tienen en la finca, dar largos paseos con sus perros, Luke y Leila (su gran pasión y tienen hasta perfil en Instagram), visitar algún refugio de animales o montar a caballo, afición que comparten con su madre.

La última aventura de las gemelas es el lanzamiento de su propia marca, My Tribeü, una línea de productos alimenticios y complementos vitamínicos dedicados especialmente a las mujeres para que se sientan bellas por dentro y por fuera. Por el momento solo se sabe que llevan desde el año pasado trabajando en este negocio y que en breve lo sacarán al mercado. 

NEW YORK, NY - NOVEMBER 03:  Julio Iglesias and wife Miranda Rijnsburger depart the funeral of fashion designer Oscar De La Renta at St. Ignatius Of Loyola on November 3, 2014 in New York City.   at St. Ignatius Of Loyola on November 3, 2014 in New York City.  (Photo by Dave Kotinsky/Getty Images)
NEW YORK, NY - NOVEMBER 03: Julio Iglesias and wife Miranda Rijnsburger depart the funeral of fashion designer Oscar De La Renta at St. Ignatius Of Loyola on November 3, 2014 in New York City. at St. Ignatius Of Loyola on November 3, 2014 in New York City. (Photo by Dave Kotinsky/Getty Images)

Así es su casa de Miami

Ciertamente, viviendo en la casa de Julio Iglesias de Miami entendemos que casi no salgan de ella, porque es una auténtica maravilla. La mansión de Iglesias se encuentra ubicada en Indian Creek, la zona más exclusiva de Florida en la que apenas hay 32 casas. Esta pequeña isla privada está considerada un búnker en lo que se refiere a privacidad y seguridad las 24 horas del día y en el recinto hay un lujoso campo de golf exclusivo para los millonarios vecinos. Entre los residentes en Indian Creek se encuentra la modelo Adriana Lima y en unos meses estará también Ivanka Trump, la hija predilecta del ex presidente de los EEUU Donald Trump, que junto a su marido, Jared Kushner, le han comprado una parcela a Julio Iglesias en la que se están construyendo la que será su vivienda familiar.

La casa de Julio Iglesias tiene tres hectáreas de terreno, vistas a la Bahía de Biscayne, cuatro casas independientes y un jardín en el que sus hijos pasan buena parte de su tiempo libre. Gracias a las redes de las gemelas, hemos visto cómo les gusta disfrutar viendo algún partido de fútbol en la tele o cómo Miguel Iglesias deleita a sus hermanos con mini conciertos de piano en el salón de la casa. Cuando salen, les gusta ir a restaurantes muy populares de la zona como el Makoto, un japonés situado en el distrito comercial más VIP de Miami, o el Hillstone, en la lujosa zona de Coral Gables. 

Los jóvenes también pasan tiempo en la casa de su padre en Punta Cana, una estupenda villa con salida directa a una playa privada en la que adoran practicar kitesurf y pasar las horas al sol en su aguas cristalinas y sus playas de arena blanca. 

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente