'Dirty John' vuelve a Netflix con la historia real de un divorcio plagado de venganza

·6 min de lectura

A lo largo del último año, el true crime se acomodó en la plataforma de Netflix como el género-fenómeno de 2019 gracias a series como Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy o Dirty John. Y precisamente de la segunda nos toca hablar de nuevo. ¿Se acuerdan de esta producción protagonizada por Eric Bana que estaba basada en la historia real de un acosador, mentiroso y manipulador que se aprovechaba económicamente de las mujeres con las que compartía su vida? Pues vuelve el 14 de agosto... pero con otra historia diferente.

Así es, para gran alegría de los fans del true-crime, Dirty John nos sorprende transformándose en antología con una segunda temporada basada en un caso que pone los pelos de punta.

Pantallazo del tráiler de la segunda temporada de 'Dirty Johhn'
Pantallazo del tráiler de la segunda temporada de 'Dirty Johhn'

Al igual que la primera temporada, Dirty John: The Betty Broderick Story cuenta con 8 episodios y llega a Netflix tras recibir el aplauso de la crítica en EEUU, donde se emitió en USA Network. Es más, obtuvo mejor crítica que la primera temporada (RottenTomatoes).

En esta historia conoceremos a Dan y Betty Broderick, interpretados por Christian Slater y Amanda Peet, una pareja cuya separación terminó mucho peor que aquella de La guerra de los Rose. Ella fue condenada por asesinar a su exmarido y su nueva esposa, pero antes ocurrieron todo tipo de venganzas y fechorías dignas de una telenovela. Es más, Oprah Winfrey hizo famoso el caso tras denominarlo como “uno de los divorcios más sucios de América”. Quizás a algún lector le suene el caso ya que fue retratado en una TV Movie de dos partes estrenada en 1992 titulada Hasta que la muerte nos separe con Meredith Baxter en el papel de Betty.

En el tráiler solo vemos una pequeña parte de la historia, cuando en los años 80s, Betty comenzó a desesperar tras perder la custodia de sus hijos y Dan conseguía internarla a la fuerza en una institución mental.

Si en Dirty John el experto manipulador eran John Meehan, un hombre que se hacía pasar por anestesiólogo y enamoraba a una diseñadora de interiores de 59 años cansada de las citas online, en esta ocasión el John de la historia son los dos protagonistas. O al menos así quiere mostrarnos el tráiler. Sin embargo, en esta segunda temporada seremos testigos de la transformación extrema de la esposa californiana aparentemente perfecta -de esas salidas de un capítulo de Big Little Lies- en una asesina.

La pareja se conoció en 1965 en la Universidad de Notre Dame en Indiana y se casaron cuatro años más tarde. El amor era tal que volvió embarazada de su primer retoño de la luna de miel. Tuvieron otra hija (1971) y dos niños más (1976 y 1979), mientras el quinto murió dos días después del nacimiento. Daniel había completado sus estudios de medicina cuando decidió seguir estudiando, cambiando de profesión al inscribirse en la escuela de leyes de Harvard. Y así, Betty pasó a ser quien ganaba el pan de cada día en la familia.

Dados sus conocimientos en medicina, Dan era un candidato interesante para varios bufetes de abogados y consiguió trabajo en California, mudando allí a toda su familia mientras Betty seguía trabajando a tiempo parcial dividiendo su tiempo entre los niños y vendiendo productos de Avon o Tupperware. La carrera de Dan prosperó y vivían cómodamente.

Pero en el año 1983, Betty lo acusó de mantener un romance con su asistente legal, una jovencita llamada Linda Kolkena. En un principio la calificó de “loca”, pero dos años más tarde, Dan abandonaba el hogar familiar para estar con Linda. Poco después conseguía la custodia completa de los niños cuando Betty fue dejando a los pequeños, uno tras otro, en su puerta.

Broderick vs. Broderick se convirtió en uno de los casos más sonados de las noticias de la época en EEUU, sobre todo por los diferentes trapos sucios que fueron saliendo a la luz. Por ejemplo, que Betty pagó los gastos familiares durante mucho tiempo mientras Dan terminaba de estudiar su título de abogado. La separación se oficializó en 1989, cuatro años después de comenzar los trámites de divorcio, pero no de forma cordial y civil. Para entonces Betty había cambiado, consumida por la venganza, actuaba de forma irracional y violenta, hasta el punto de tener varias órdenes de alejamiento de su exmarido. Que, por cierto, incumplió varias veces. Vandalizó la casa de la pareja y hasta estrelló su coche contra la puerta de entrada, incluso con sus hijos dentro.

Pero la cosa fue a peor. Siete meses después de que Dan contrajera matrimonio, Betty compró un arma, entró al hogar de la pareja con una llave que había robado a su hija y los asesinó mientras dormían. Dan tenía 44 y Linda 28.

Betty tuvo dos juicios por el asesinato, citando en su defensa que no había pensado en matarlos y que ella había sido víctima del abuso físico y psicológico de su marido, pero el fiscal la acusó de haber actuado de forma premeditada cuando en realidad tenía una vida cómoda para seguir adelante: en ese momento, recibía una manutención de $16.000 al mes y vivía en una casa frente a la playa que Dan le había comprado, tenía dos autos y supuestamente había rehecho su vida con otro hombre con quien ya convivía. Y hasta tenía a dos de sus hijos viviendo con ella.

Actualmente cumple condena por doble asesinato en el Instituto de California para la Mujer.

¿Qué dijo la crítica de ella? Según los medios especializados de EEUU -único país que la ha visto de momento- la temporada es “sensacional”, aplaudiendo el trabajo de sus protagonistas, sobre todo a Amanda Peet al captar la transformación de su personaje dividiendo a la audiencia entre el rechazo y la empatía. Sin dudas, la nueva tanda de Dirty John nos atrapará a los seguidores del true crime. Si bien el tráiler juega al despiste al mostrarnos a una Betty rozando el victimismo y a un Dan que aparentemente la provoca, a juzgar por las críticas, la serie esconde algún que otro giro inesperado.

Existen muchos más detalles sobre esta historia pero los dejaré para que los descubramos cuando se estrene Dirty John: The Betty Broderick Story el 14 de agosto.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente