El director de 'Cuatro Fantásticos' se armó con una pistola por las amenazas que recibía

Tras triunfar con la aclamada Chronicle (2012), el director Josh Trank se dio de bruces con el fracaso más absoluto al estrenar Cuatro Fantásticos –la tercera y más reciente adaptación de la popular saga de Marvel Comics. Con un catastrófico 9% de aprobación crítica en Rotten Tomatoes, este "blockbuster" apenas recaudó 155 millones de euros (167 millones de dólares) en todo el mundo (el mínimo en la saga) y manchó irreversiblemente el nombre del joven cineasta. 

Joshua Trank confiesa sin tapujos que se hizo con un arma de fuego ante las amenazas que recibía durante el rodaje de Cuatro Fantásticos. (Imágenes: Instagram @joshuatrank / 20th Century Pictures)

Pues bien, parece ser que Trank –que es conocido por su comportamiento inusual y a veces controvertido en los rodajes–, habría encajado muy mal la presión a la que se enfrentó en Cuatro Fantásticos. Tanto, que acudió a las armas de fuego en respuesta a las amenazas personales que le llegaban por entonces.

Recibía mensajes de amenaza en los foros de IMDb, diciendo que iban a dispararme”, ha recordado el californiano de 36 años a Polygon.

Aunque lo habitual en este tipo de bravuconadas vertidas en Internet es que se queden solo en eso, Trank se tomó muy a pecho los mensajes –y estos le provocaron un enorme estrés durante el rodaje. Hasta el punto que decidió armarse con una pistola del calibre .38 Special y tenerla siempre a mano en su mesilla de noche.

Estaba jodidamente paranoico durante aquel rodaje. Si alguien hubiese entrado en mi casa, habría puesto fin a su puta vida. Cuando estás en un estado mental en el que la gente viene a por ti, piensas: “Voy a defenderme”.

Pero, ¿a qué se debían esas amenazas? Al parecer, mayoritariamente a la decisión de Trank de fichar al primerizo Michael B. Jordan –con el que ya había trabajado en Chronicle– para el papel de Johnny Storm –más conocido como la Antorcha Humana. Este cambio en el personaje clásico de Marvel, de blanco a negro, convertía a Sue Storm / Mujer Invisible en su hermana adoptiva... pero no era esto lo que más enfadó a los intolerantes. 

Según Trank, el cambio fue una decisión plenamente consciente, motivada por sus propios recuerdos de niñez: “En el mundo en el que crecí, una Los Ángeles racialmente intensa, donde estábamos acostumbrados a ver superhéroes blancos, algunos de mis amigos negros deberían haber visto un superhéroe negro. […] Así que sentí que, estando en una posición de poder, podía cambiar el sistema un poco”.

Pero aquella elección aparentemente bienintencionada le salió muy cara, pues se encontró con la oposición frontal –y muchas veces iracunda– de buena parte de los fans del cómic. El propio Jordan tuvo que escribir un artículo para Entertainment Weeky en el que señalaba al mismísimo Stan Lee, quien apoyaba por completo su fichaje como Antorcha Humana. Sin embargo, ni esto pareció ser suficiente para multitud de troles que encontraban intolerable el cambio racial...

Afortunadamente ni esta violenta controversia ni el tremendo fracaso de Cuatro Fantásticos repercutió seriamente en Jordan –que incluso fue elogiado por su interpretación en la película y posteriormente pasó a encarnar a Erik Killmonger en Black Panther y a relevar a Sylvester Stallone protagonizando la saga spin-off Creed. Por si fuera poco, ¡llegó a ser considerado como candidato para dar vida a la próxima encarnación cinematográfica de Superman!

En cuanto a Trank, el director asegura haber hecho las paces con aquel triste episodio de Cuatro Fantásticos, y hoy encara con ilusión el estreno inminente de su nueva película, Capone. Este biopic del infame gángster en su madurez está protagonizado por un Tom Hardy absolutamente irreconocible en su caracterización, ya ha sido puesto por las nubes nada menos que por Rian Johnson, y se estrenará en streaming el próximo 12 de mayo.

Más historias que te pueden interesar: