Dijo que su amiga se suicidó, pero en realidad la habría robado y envenenado con gotas para los ojos

·4 min de lectura

Todo pareció una tragedia, un sinsentido. Una mujer fue hallada en su casa, inconsciente en un sillón y rodeada de frascos de medicamentos, incluso con restos de píldoras pulverizadas sobre su pecho.

La mejor amiga de la víctima llamó al teléfono de emergencia 911 para reportar el suceso, acontecido en la localidad de Franklin, Wisconsin, el 3 de octubre de 2018. Desafortunadamente, la mujer falleció y en su momento se comentó, según el relato de The Washington Post, que ella estaba “enferma de estar enferma” y por ello se habría suicidado.

Jessy R. Kurczewski fue arrestada y acusada en Wisconsin del asesinato de su amiga Lynn Hernan, que falleció por envenenamiento por una sustancia presente en gotas para los ojos. (Captura de video / ABC News)
Jessy R. Kurczewski fue arrestada y acusada en Wisconsin del asesinato de su amiga Lynn Hernan, que falleció por envenenamiento por una sustancia presente en gotas para los ojos. (Captura de video / ABC News)

Eso al menos a juicio de Jessy R. Kurczewski, la amiga de la fallecida, que reportó el suceso. Y ella no era solo la amiga, sino también la persona que la cuidaba, que tenía las llaves de su casa y poder para decidir legalmente sobre sus asuntos.

Kurczewski dijo en su momento a la policía que su amiga –cuya identidad no fue inicialmente revelada, pero cuyo nombre es Lynn Hernan, de acuerdo a ABC News– había sido dada de alta del hospital y había estado actuando de modo extraño, diciéndole dónde tenía sus documentos importantes, pidiéndole que no la enviara a un asilo y dándole instrucciones sobre qué hacer con sus gatos, indicó el Post.

Por ello, Kurczewski afirmó que su Hernan (de 62 años) habría tenido ideas suicidas y, posiblemente, ello la habría conducido a quitarse la vida.

Las autoridades consideraron al principio que esa era una explicación plausible, pero en enero de 2019 el reporte de toxicología aportó información clave: en la sangre de la fallecida habían cantidades letales de tetrahidrozolina, una sustancia presente en gotas para tratar el enrojecimiento de los ojos que si es ingerida en cantidades significativas puede causar envenenamiento. La cantidad de esa sustancia hallada en la víctima era tanta que no pudo haber entrado en su organismo solo a través de los ojos.

Las autoridades comenzaron entonces a sospechar que se trataba de un crimen y pusieron atención en Kurczewski. Según narró el Post, familiares de la fallecida afirmaron que no creían que Hernan tuviese tendencias suicidad y se preguntaron por qué su pariente no les habría dejado nada y, en cambio, todos sus bienes los heredó a Kurczewski.

Las sospechas crecieron y en julio de 2019 la policía arrestó a Kurczewski, de 37 años, bajo la sospecha de que ella habría estado implicada en la muerte de Hernan.

Kurczewski se contradijo en sus declaraciones e incluso al principio llegó a comentar que su amiga había estado en un hospital en coma durante cinco meses y que los médicos la “revivieron” contra su voluntad, algo que nunca sucedió. Luego, indicó el Post, Kurczewski dijo que su amiga tenía la tendencia de echar gotas para los ojos en su vodka y negó tener que ver en su muerte.

En septiembre de 2019, la doctora Linda Biedrzycki, médico forense del Condado Waukesha, descartó que la muerte de Hernan hubiese sido por suicidio o por ingestión accidental de una cantidad letal de tetrahidrozolina y consideró que el caso era un homicidio, indicó ABC News.

Y la propia Kurczewski acabó aceptando que le dio a Hernan una botella de agua a la que añadió seis botellas de Visine, gotas para los ojos que contienen tetrahidrozolina, pero que lo hizo porque su propia amiga se lo pidió.

Las supuestas pruebas que Kurczewski dijo tener sobre que todo el asunto sucedió a petición de Hernan nunca fueron halladas por las autoridades. Kurczewski luego dijo a una compañera de celda que sí dio esa botella de agua con tetrahidrozolina a su amiga, pero que lo hizo para que ya no sufriera y no para quedarse con su dinero.

La tetrahidrozolina, sustancia presente en gotas para aliviar la irritación de los ojos, resulta venenosa si se ingiere en grandes cantidades. (Getty Creative)
La tetrahidrozolina, sustancia presente en gotas para aliviar la irritación de los ojos, resulta venenosa si se ingiere en grandes cantidades. (Getty Creative)

Pero lo cierto es que Kurczewski está también acusada de fraude pues, se afirma, ella tenía problemas con el juego y usó 290,000 dólares de cuentas de Hernan ilegalmente. Por ejemplo, de acuerdo a documentos judiciales, cuando la mujer aún vivía Kurczewski comenzó a transferir dinero de la cuenta de Hernan a la suya propia, que gastó en juego y en comprar costosos regalos, y cuando la mujer murió Kurczewski inventó deudas para justificar miles de dólares en pagos, dinero que en realidad ella se quedó y que sustrajo usando fraudulentamente cheques de la cuenta de Hernan.

Así, de acuerdo a la citada televisora, Kurczewski enfrenta ahora cargos de homicidio y robo, por lo que se le ha impuesto una fianza de un millón de dólares. Deberá presentarse de nuevo ante una corte el 25 de junio.

No sería el primer caso de una muerte por envenenamiento con gotas para los ojos. ABC News señala el caso de una mujer de Carolina del Sur que, en enero de 2020, aceptó haber matado a su esposo tras darle durante varios días bebidas cargadas con tetrahidrozolina, y en 2019 un hombre de Carolina del Norte fue arrestado y acusado del asesinato de su esposa, también envenenada con una sobredosis de esas gotas.