Dieta para sentirte ligera

Diez Minutos

Te damos los trucos para que aprendas a comer bien. De paso, descubre qué alimentos te ayudarán a combatir la sensación de hinchazón abdominal.

Dieta para sentirte ligera
Dieta para sentirte ligera

Una correcta alimentación es el mejor remedio para acabar con la hinchazón abdominal, una situación que afecta a buena parte de la población (entre el 10% y el 20%). En las mujeres, además, esta sensación aumenta en los días previos a la menstruación. Una dieta con alimentos adecuados puede solucionar el problema.

Lácteos: Son buenos el yogur y la leche con probióticos y los quesos descremados.

Carnes: Incluye en tu alimentación la carne de ternera desgrasada ni muy cocida ni muy cruda, también vaca, cordero lechal, pollo y pavo.

Pescado: Blanco y azul.

Frutas: Tómalas preferentemente sin piel e incluso cocidas. Incluye piña, manzana, pera, sandía, kiwi, melón...

Verduras: Son buenas para evitar la hinchazón la acelga y la espinaca. Se recomienda que se tomen cocidas. Si vas a comerlas crudas, tienes que cortarlas en trozos pequeños. Procura, además, trocearlas con la mano para evitar la pérdida de minerales y vitaminas. El tomate, sin piel ni semillas. Zanahoria rallada.

Bebidas: Zumos de frutas naturales, infusiones y agua. Toma dos litros de agua al día.

Cereales: Conviene tomarlos mejor cocidos. Reemplaza los integrales por los blancos.

Condimentos: Aceite de oliva o de soja.

Alimentos a evitar: La leche de vaca, los quesos maduros, el brócoli, las lentejas, los garbanzos, las bebidas gaseosas, el azúcar, la sal, los embutidos, la comida precocinada, la lechuga.

Recomendaciones: Procura comer despacio, no hablar mientras comes y respetar las cuatro o seis comidas al día. Evitar tomar chicles y beber en pajita.

Alimentos buenos:

  • Huevos. Puedes tomarlos escalfados, pasados por agua, duros o en tortilla francesa.
  • Acelgas. Incluye ésta y otras verduras cocidas. Para aderezarlas utiliza aceite de oliva, maíz o soja pero sin abusar.
  • Pollo. Tómalo siempre sin piel. A la plancha o cocido será un aliado para sentirte ligera.
  • Agua. Bebe unos dos litros. Disuelve la sal de los tejidos y lo eliminamos al orinar. No tomar más de tres litros, ya que el estómago se hincharía. Procura no tomar demasiada en el momento de las comidas y repartirla a lo largo del día.

Más información:
Dieta rápida sin riesgos para perder un par de kilos
Descubre la cronoalimentación: Come y adelgaza de forma inteligente