Cómo la dieta mediterránea verde ayuda a controlar el peso

·2 min de lectura
Photo credit: SCIENCE PHOTO LIBRARY - Getty Images
Photo credit: SCIENCE PHOTO LIBRARY - Getty Images

La dieta mediterránea es siempre recomendada por los nutricionistas. Su equilibrio y las aportaciones de sus alimentos reparten beneficios que mejoran y prolongan la calidad de vida. Sin embargo, una versión mejorada de este patrón de comidas se ha revelado más provechosa para mantener el peso (o adelgazar) y reducir los riesgos cardiovasculares en lo que se ha bautizado como dieta mediterránea verde.

Según un estudio de la Universidad Ben-Gurion (Israel), un par de modificaciones en la dieta clásica consigue "cambios que son mucho más pronunciados" gracias a su efecto en el microbioma intestinal, allí donde habitan billones de bacterias, hongos y microbios.

La investigación con individuos (en su mayoría varones) con diferentes grados de obesidad abdominal llevada a cabo durante seis meses publicada expone que se puede rebajar la carne roja y enriquecer con polifenoles gracias a un par de incorporaciones de nuevos alimentos con resultados positivos para el corazón y la báscula.

Los detalles publicados en la revista científica Genome Medicine indican que, en primer lugar, el consumo de nueces debe ser clave (unos 28 gramos al día). No obstante, hay dos aportaciones de dietas asiáticas que se pueden convertir en los potenciadores de beneficios fundamentales como son el consumo de entre 3 y 4 tazas de té verde al día y el novedoso preparado con mankai, una lenteja de agua poco habitual en occidente. Estos alimentos se añaden a las habituales legumbres, verduras y pescado.

La ventaja del mankai es que aporta alto contenido en fibra y supone "un sustituto de muy alta calidad como fuente de proteína animal", según los expertos. Puede prepararse como batido. Además, la combinación con el té verde lleva a un enriquecimiento de los polifenoles.

Una dieta mediterránea buena para el corazón y para adelgazar

Photo credit: Enrique Díaz / 7cero - Getty Images
Photo credit: Enrique Díaz / 7cero - Getty Images

En los resultados del estudio liderado por la catedrática Iris Shai, miembro de la Escuela de Harvard y de la Universidad Ben-Gurion de Negev se muestra que esta dieta verde mediterránea "tiene un significativo efecto en control del peso humano y en el índice glucémico". Otra de las ventajas apuntadas por los expertos es que estos breves cambios tienen efectos muy rápidos en el microbioma intestinal con sus correspondientes beneficios para el metabolismo de la glucosa y la sensibilidad a la insulina.

El secreto de esta mejora se basa principalmente en el efecto que consigue de manera premeditada con la reacción las bacterias de los intestinos. Los científicos comprobaron los efectos de su dieta con análisis de sangre, controles de presión arterial y otras muestras recolectadas a lo largo de seis meses para demostrar que al adherirse a esta dieta conseguía una pérdida de peso (aproximadamente un 12 %) y reducía el riesgo cardiovascular.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente