Dieta macrobiótica, de inspiración asiática, con toques mediterráneos (mejor imposible)

Si quieres aprender a comer bien (de una vez por todas) esta es la combinación ganadora 


¿Sabías que comiendo bien puedes aumentar la capacidad autocurativa del cuerpo? Pues así es: la alimentación es la mejor medicina, según aseguran expertos en conocimientos orientales milenarios y las más avanzadas técnicas occidentales.

La nutrición SHA no consiste en una dieta milagrosa, sino en aprender a comer de forma saludable, lo que evitará la necesidad de ponerse a dieta, pues será posible mantener un peso adecuado de manera permanente, previniendo problemas de salud y disfrutando de una vitalidad optimista. 

Sus precursores (los japoneses) llevan siglos demostrando las bondades de este tipo de alimentación que  tiene en cuenta no solo la dimensión bioquímica de los alimentos, sino también su energía.  

La aportación más importante del método SHA es haber logrado transformar esa alimentación saludable tradicional, que era considerada algo monótona y con poca presentación, en una alimentación moderna, exquisita, con una estética impecable y que contempla el estado de salud de la gente en general, adaptándola para conseguir los objetivos de cada persona en particular. 

La idea es extraer lo mejor y más beneficioso de esta alimentación tradicional y aplicarlo según las necesidades de cada persona. Esto se consigue a través de ciertas pautas sobre alimentación y estilo de vida, ya que mejorando los hábitos alimenticios y manteniendo un estilo de vida menos sedentario, se logra establecer un equilibrio entre cuerpo y mente, que permitirá reducir y prevenir numerosas enfermedades.

Esta dieta consiste principalmente en cereales, legumbres, verduras, frutas, semillas, frutos secos y algas, y prioriza los productos integrales, frescos, ecológicos, equilibrados, locales y de temporada. 

Está inspirada en la alimentación “macrobiótica” pero adaptada a la vida moderna, con un enfoque más flexible y atractivo. Además, cuenta con una significativa influencia de la nutrición mediterránea y asiática, regiones que muestran las mayores esperanzas de vida de nuestro planeta. 

¿Cuáles son los beneficios de la esta dieta?    

  • Más energía, resistencia y vitalidad.
  • Estado de ánimo más estable como resultado de un nivel de glucosa en sangre estable.
  • Una reducción de la acidez del organismo, lo que implica menos inflamación, más flexibilidad muscular y una mejor absorción de los nutrientes.
  • Una mejor digestión por el hecho de reducir los alimentos extremos Un descanso más profundo y reparador.
  • Regularidad a la hora de ir al baño.
  • Mayor claridad mental, mejor memoria y respuestas físicas más coordinadas.
  • Reducción del estrés psicológico.
  • Pérdida de peso rápida y permanente.
  • Mejor circulación sanguínea y linfática.
  • Mayor tendencia hacia el optimismo.
  • Menos rigidez emocional, más vulnerabilidad y mayor sinceridad.
  • Un sistema inmune más fuerte.

Creado a partir de la experiencia persona de su fundador, Alejandro Bataller, el llamado método SHA ofrece un concepto de salud diferente. Para ello ha contado con la colaboración de expertos de reconocido prestigio mundial, entre los que figura el conocido Michio Kushi, nombrado en 1995 presidente de la Asociación Mundial de Medicina Natural, asesor de múltiples organismos internacionales, y actualmente considerado como el padre de la macrobiótica moderna. SHA cree en el sentido holístico de la salud, que es mucho más que la salud de cada órgano. Por eso procuran no usar paliativos que resuelvan un problema puntual enmascarándolo, sino que se prioriza el estudio del origen real de cualquier síntoma o patología para introducir los cambios de hábitos y nutrición necesarios para recuperar la salud integral.

Todos sus tratamientos y terapias están claramente orientados a ayudar a sus huéspedes a conseguir depurar, desintoxicar y revertir los posibles daños que pudieran haberse ocasionados por hábitos incorrectos procurando enseñar nuevos hábitos que le ayuden a optimizar su salud. El Método SHA combina la efectividad de la exquisita alimentación saludable, terapéutica y energética, con el poder curativo de las mejores terapias naturales. Incluye un programa educacional dinámico, totalmente personalizado para satisfacer las necesidades y objetivos de cada persona

También te puede interesar:

5 claves para hacerse vegano sin que tu salud (y tu estómago) se resientan

Lo siento pero no hay gordos sanos (ni felices)