Qué es la dieta FODMAP: todos los beneficios y riesgos

·4 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Se llama FODMAP y es la última dieta tendencia ya que, aunque está indicada para personas con patrologías intestinales, ayuda a bajar de peso y deshincha. Pero, como todas las dietas bajas en hidratos de carbono -y en este caso muy particulares-, tiene sus pros y sus contras.

¿Es saludable seguirla? ¿Puede tener efectos secundarios? ¿Hay que hacerla con supervisión médica o le puede venir bien a todo el mundo? Nos aclaran todas las dudas los expertos de la firma de suplementos liposomales Altrient y los dietistas-nutricionistas de Alimmenta, expertos en todo tipo de dietas (adelgazamiento, digestivo, intolerancias, maternidad, patologías…).

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Qué es la dieta FODMAP

“FODMAP es un acrónimo o abreviatura compuesto por las palabras Fermentable Oligosacáridos Disacáridos Monosacáridos y Polioles”, nos aclaran desde Alimmenta. Como explican desde Altrient, la dieta FODMAP es un plan nutricional reducido en hidratos de carbono fermentables”. “Se trata de una herramienta terapéutica que aplicamos en ciertos casos y que consiste en eliminar estos componentes de la dieta”, añaden los expertos de Alimmenta.

“La dieta FODMAP incluye una gran variedad de alimentos de los diferentes grupos, pero excluye aquellos alimentos vegetales ricos en hidratos de carbono de cadena corta fermentables, como los oligosacáridos, los disacáridos, los monosacáridos y los polioles, que en algunas personas pueden llegar sin digerir al intestino grueso y ser sustrato para las bacterias, originando gases, hinchazón, dolor abdominal e incluso diarrea”, dicen los expertos de Alimmenta.

Como dicen desde Altrient, “es una dieta reducida en azúcares, desde la fructosa y glucosa hasta la sacarosa o azúcar de mesa y la lactosa propia de la leche y yogures”. “Se reducen también los productos que contengan almidón resistente como las patatas, batatas, maíz, legumbres o granos enteros; al igual que, por supuesto, dulces comerciales y todo tipo de procesados con azúcares añadidos, pero también, aquellos con azúcares naturales como las frutas y verduras, puntualizan desde Altrient.

“En una dieta FODMAP se apuesta por hidratos complejos pero no fermentables, por las bacterias colónicas, como es el caso de las harinas refinadas, carnes, huevos y aceites vegetales que no contienen hidratos y algunas hortalizas previamente cocidas”, apuntan los expertos de Altrient.

¿Para quién está indicada la dieta FODMAP? “Los expertos recomiendan la dieta FODMAP a personas que con frecuencia sufren distensión abdominal, flatulencia, diarrea u otras patologías gastrointestinales; especialmente a pacientes que sufren colon irritable o enfermedad de Crohn, ya que reduce la inflamación y el dolor abdominal y el ritmo de evacuación del intestino”, dicen desde Altrient.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Los contras de la dieta FODMAP

Como subrayan los expertos de Altrient, “seguir los principios de esta dieta sin tener ninguna patología puede poner en riesgo la salud ya que no incluye productos muy sanos y necesarios en una alimentación equilibrada como los granos enteros, las legumbres, las frutas y muchas verduras”.

“Para que esta dieta no produzca ningún tipo de carencia nutricional es necesario que sea supervisada por un dietista-nutricionista, que tras 2-6 semanas de exclusión de FODMAPs de la dieta, los reintroducirá, valorando la aparición de síntomas digestivos y posibles carencias de la dieta”, dicen desde Alimmenta.

Y es que la dieta FODMAP es muy restrictiva, ya que se limita a pocos alimentos y preparaciones; por lo que si se mantiene a largo plazo sin supervisión de un nutricionista se pueden desarrollar carencias nutricionales, “sobre todo de micronutrientes como vitaminas y minerales”, apuntan desde Altrient, que destacan otros posibles efectos secundarios:

  • Es posible caer en el error de abusar de las harinas refinadas cuyo consumo excesivo puede dañar la salud.

  • Los carbohidratos fermentables o FODMAP tienen un efecto prebiótico en el organismo y su reducción a niveles muy bajos podría afectar negativamente las bacterias propias del intestino.

Como recalcan desde Altrient, “lo ideal (si no se tiene ninguna afección) es mantener un estilo de vida saludable, comer equilibradamente y realizar ejercicio físico, sin recurrir a dietas de moda que pueden llegar a ser peligrosas si no están vigiladas por un profesional debido a la ingesta deficitaria de nutrientes necesarios, pudiendo producir trastornos metabólicos, gastrointestinales y en algunos casos, caída de pelo, debilidad de la uñas y depresión; y que, además, pueden provocar el fatídico efecto rebote”.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Dónde se encuentran los compuestos FODMAP

Como señalan desde Alimmenta, los FODMAPs se encuentran fundamentalmente en los siguientes alimentos:

  • Trigo, centeno, cebollas y ajos: ricos en fructo-oligosacáridos (FOS)

  • Legumbre: contiene en galacto-oligosacáridos (GOS)

  • Lácteos (principalmente leche): contienen el disacárido, lactosa

  • Miel, jarabes, manzanas y otras frutas: contienen el monosacárido, fructosa

  • Alimentos light, edulcorantes, peras ciruelas: contienen polioles como el sorbitol, el xilitol, el maltitol y el manitol

¿Qué alimentos estarían permitidos en una dieta FODMAP? Como señalan desde alimenta, frutas como los arándanos, coco, grosella, plátano, kiwi o mandarina; hortalizas (de guarnición) como las aceitunas, el apio, las acelgas, espinacas o endivias; lácteos y sustitutos como los quesos curados, la mozzarella, el yogur y lácteos sin lactosa o las bebidas vegetales; las carnes sin procesar, los pescados blancos y azules, y el huevo; cereales y tubérculos como el arroz, el maíz o la quinoa; edulcorantes como el azúcar, la glucosa y el aspartamo; y frutos secos y aceites como las nueces, el aceite de oliva o girasol.

Psst. En la página web de Alimmenta puedes descubrir todos los alimentos prohibidos y permitidos en una dieta FODMAP.