Dieta exprés: el planning de los 5 días

·4 min de lectura
Photo credit: Alexandra Iakovleva - Getty Images
Photo credit: Alexandra Iakovleva - Getty Images

El mundo de las dietas es muy pero que muy extenso y tenemos que tener mucho cuidado para no dejarnos engañar con falsas promesas (porque no, las llamadas dietas milagro no funcionan). Una dieta por sí sola, sobre todo si promete hacerlo en pocos días, no puede hacerte perder tripa como tal. Lo que hace es ayudarte a deshincharte, lo que a nivel físico se traducirá en que parecerá que estás más definida.

Esto es precisamente lo que pretendemos con esta dieta exprés, un planning de cinco días ideal para recuperarnos de los excesos de verano o navidad. Y es que en vacaciones se suelen coger una media de tres kilos (si es tu caso, atenta a estos consejos para perder para siempre esos kilos de más), así que de no viene mal hacer un plan detox para recuperarnos de todos estos excesos.

Si te interesa, coge papel y lápiz, tu bolsa de tela para ir al supermercado y llena tu nevera de todos los alimentos saludables que necesitarás para llevar a cabo esta dieta exprés. Atenta porque tenemos el planning de cada día de la semana bien estructurado:

Lunes

  • Desayuno: para la primera comida del día optaremos por una tostada de aguacate con huevo poché acompañada de café o infusión, según prefieras.

  • Almuerzo: para quitar el gusanillo a media mañana tomaremos un té matcha (aquí te contamos todas las propiedades y beneficios del té matcha) y algo de pavo.

  • Comida: al mediodía una ensalada de pimientos rojos y ventresca junto a un plato de atún rojo con guarnición de chips de batata serán los encargados de alimentarnos.

  • Merienda: a media tarde un yogur 0% (si es casero mejor, así que aprende a preparar yogur casero de forma fácil) con frutos rojos de topping será nuestra mejor opción.

  • Cena: por último terminaremos el día con una crema de calabacín y dados de pollo especiados (¿sabías que la comida picante ayuda a perder peso?)

Martes

  • Desayuno: unos huevos revueltos acompañados de un café o una infusión serán los encargados de nutrirnos a primera hora del día.

  • Almuerzo: a media mañana tuna tostada de queso fresco nos aportará las proteínas y carbohidratos suficientes como para mantenernos saciadas hasta la comida.

  • Comida: como plato principal tomaremos un guiso de ternera con verduras, para coger energía para el resto del día.

  • Merienda: el jamón serrano (unos 50 gramos) será el encargado de mantenernos saciadas hasta la cena.

  • Cena: por la noche cerraremos el día con unas brochetas de langostinos y tomates cherry a la brasa.

Miércoles

  • Desayuno: empezaremos el día con un desayuno típico español, unas tostadas con tomate y aceite de oliva acompañadas de café o infusión.

  • Almuerzo: un yogur casero para aliviar el hambre antes de comer.

  • Comida: gazpacho de remolacha (o en su defecto gazpacho normal si no tenemos) y un revuelto de setas con verduras serán nuestros platos principales del día.

  • Merienda: una tostada de pan 100% integral nos saciará temporalmente hasta la hora de cenar.

  • Cena: un plato de merluza con verduras asadas cerrará el día, una ración de proteínas y grasas saludables.

Photo credit: Juanmonino - Getty Images
Photo credit: Juanmonino - Getty Images

Jueves

  • Desayuno: dos huevos duros con jamón cocido y café o infusión serán suficientes para mantenernos saciadas prácticamente toda la mañana.

  • Almuerzo: unos tacos de sandía o melón te vendrán perfectos a media mañana.

  • Comida: hoy toca salmorejo, acompañado de unas chuletas de pavo para darle más consistencia a la comida principal.

  • Merienda: un té de tu elección y arándanos frescos serán nuestro tentempié de media tarde.

  • Cena: por último tomaremos una hamburguesa vegetal (mejor si es hecha en casa) junto a una ensalada de hojas de espinaca, tomates secos y huevo duro. Eso sí, procura evitar aliñar con salsas, solo aceite, vinagre de vino y sal.

Viernes

  • Desayuno: un bowl de piña y kiwi (o otra fruta si alguna de estas dos no te gusta) junto con un té rojo serán nuestra forma de empezar el día con energía.

  • Almuerzo: unos taquitos de piña al natural para mantenerte saciada.

  • Comida: brocheta de mero.

  • Merienda: piña al natural otra vez junto a una infusión será nuestra merienda.

  • Cena: antes de ir a dormir tomaremos unos espárragos trigueros a la brasa con pechuga de pollo asada.

No te olvides de...

  • Todos los días debes tomar en una comida pescado.

  • Los últimos días incluye piña y otros alimentos diuréticos como los espárragos.

  • Dos huevos en el desayuno. ¿Por qué?

  • Por la noche, solo carnes blancas.

  • Bebe 2 litros de agua.