Una dieta breve alta en proteínas empeorará tus marcas

·4 min de lectura
Photo credit: skynesher - Getty Images
Photo credit: skynesher - Getty Images

Las dietas altas en proteínas son muy populares entre ciertos deportistas. Se emplean durante los procesos de entrenamientos de alta intensidad para seguir el ritmo y para estimular el crecimiento de los músculos. Sin embargo, tienen efectos adversos en el metabolismo, especialmente si se ha optado por un cambio significativo breve en los hábitos de comidas.

El descubrimiento de este proceso que rebaja el rendimiento deportivo de los atletas cuando optan brevemente por dietas altas en proteínas ha llegado con una investigación de la Universidad Anglia Ruskin (Reino Unido) con atletas de élite.

Los expertos analizaron los efectos en el microbioma de deportistas de todo el país en relación con sus dietas ricas en carbohidratos o altas en proteínas y midieron sus tiempos en diferentes épocas. Los resultados mostraron que seguir cuando se optaba por un régimen corto alto en proteínas los tiempos eran un 23,3 % más lentos, mientras que con los carbohidratos se mejoraba un 6,5 %.

Según los expertos, la explicación parece estar en la estabilidad interna del cuerpo. "Estos resultados sugieren que el rendimiento atlético puede estar relacionado con la estabilidad microbiana intestinal, ya que los atletas que tenían comunidades microbianas más estables se desempeñaron mejor en cada intervención dietética en comparación con aquellos con una microbiota intestinal más turbulenta", explicó en la presentación de los resultados el doctor Justin Roberts, uno de los autores principales de la investigación.

El profesor de Salud y Nutrición para el Ejercicio señaló que la conexión aparecía en los resultados del informe publicado en American Society for Microbiology’s. "Si bien no podemos estar seguros de que la alta cantidad de proteínas en el cuerpo fuera totalmente responsable de la caída significativa en el rendimiento en los test cronometrados, se descubrió que hubo cambios indiscutibles en el microbioma intestinal después de una dieta alta en proteínas a corto plazo, lo que parecía estar asociado con el rendimiento", sostuvo como principal hipótesis.

Photo credit: skynesher - Getty Images
Photo credit: skynesher - Getty Images

"Impacto negativo" de las dietas breves altas en proteína

A partir de los análisis, los expertos consideran que las dietas altas en proteína, especialmente cuando no se mantienen en el tiempo, alteran la microbiota con "un impacto negativo". Por el contrario, las dietas que se basan en verduras y cereales integrales facilitan una mayor estabilidad a los deportistas de élite y, por consiguiente, un mejor rendimiento.

Otras investigaciones precedentes habían avisado de que las dietas altas en proteínas, especialmente las ricas en carne roja, aportaban unos aminoácidos que están asociados con metabolitos microbianos como amoníaco, fenoles y sulfuro de hidrógeno que pueden causar daños en la mucosa y la microestructura intestinal.

La culpa no es de la proteína "totalmente"

No obstante, los expertos no quieren demonizar a la proteína. Apuntan a que el estrés de los deportistas de élite y la inestabilidad de su organismo son clave para entender este estudio. "Consideramos que es poco probable que la proteína en sí misma haya causado una caída en el rendimiento. En cambio, creemos que es posible que los cambios en el microbioma intestinal puedan afectar la permeabilidad intestinal o la absorción de nutrientes, o los mensajes entre el intestino y el cerebro, afectando el esfuerzo percibido y, por lo tanto, el rendimiento", aclaró el doctor Justin Roberts. Es decir, que los cambios producen alteraciones que terminan por afectar a todo el organismo y esto afecta a la actividad física.

Por otra parte, la investigación menciona el empleo de dietas altas en carbohidratos que habitualmente se siguen en la élite en los períodos previos a una competición puesto que permiten almacenar más energía y prepararse para los esfuerzos. También su influencia en la salud intestinal surge como un factor fundamental "La dieta alta en carbohidratos a corto plazo mejoró el rendimiento deportivo y se caracterizó por alteraciones sutiles en la microbiota intestinal (..) y se asociaron con un mejor rendimiento", señala el estudio.

Photo credit: Paul Bradbury - Getty Images
Photo credit: Paul Bradbury - Getty Images

Una alimentación estable, la mejor herramienta para el deporte

En resumen, los expertos apuntan a que lo mejor es no cambiar de hábitos nutricionales cuando se trata de atletas de élite. "Los sujetos se desempeñaron consistentemente mejor durante las pruebas físicas cuando las comunidades microbianas permanecieron relativamente sin cambios a lo largo de la periodización dietética", puntualiza en sus conclusiones la investigación.

Ante esta situación, los investigadores recomiendan a los deportistas que mantengan unas costumbres alimenticias constantes y eviten las dietas breves. "Los deportistas deben ser conscientes de las posibles consecuencias de alterar la dieta en el rendimiento y la flora intestinal y periodizar la ingesta dietética (particularmente la distribución de macronutrientes) de manera adecuada", observa el informe académico de la universidad británica.