Diego y Lola, inmersos en una batalla judicial por su perro: así está avanzando

Photo credit: Mediaset
Photo credit: Mediaset

Desde que finalizó su participación en 'La isla de las tentaciones', donde puso fin a su relación con Lola Mencía después de que ambos cayesen en la tentación, son pocas las veces que Diego Pérez ha decidido hablar públicamente sobre su ex. Lo hacía, sin embargo, el pasado mes de abril para desvelar en qué punto se encontraba su relación con su ex pareja, Lola Mencía, y para contar que estaban inmersos en una batalla judicial por la custodia de su perro, Horus, que consiguió convertirse en un protagonista más del 'reality' debido a las veces que le nombraban.

Ahora, sin embargo, ha sido Lola la que, tras reconocer que iba a emprender acciones legales contra su ex pareja para conseguir tener la custodia compartida del perro, ha querido alzar la voz para ponernos al día a través de su canal de mtmad, y lo primero que ha querido dejar muy claro es que el hecho de que el perro o el microchip de Horus estén a nombre de Diego, no significa que automáticamente sea suyo: "Es un mero trámite administrativo", ha aclarado la abogada, que también ha revelado que los juzgados están llenos de casos como el de Lola.

Photo credit: Mediaset
Photo credit: Mediaset

En principio, según esta letrada, la ley ni siquiera obliga a que haya un papel que certifique un matrimonio o una pareja de hecho, porque basta con que que se demuestre que ha existido una relación y que la mascota haya empezado a formar parte de sus vidas estando juntos. Por esto, Lola no pierde la esperanza de poder tener la custodia compartida de Horus con su ex, Diego, que en un principio se mostró reticente: "Una custodia compartida es tener al perro de aquí para allá y yo eso no lo veo muy bien, pero que decida el juez cuando toque", dijo hace unos meses.

Ahora, aunque no parece haber cambiado de opinión, con el proceso abierto parece que Diego está más por la labor, y es que, según Lola, Diego se habría puesto en contacto con ella para que quite la demanda a cambio de dejarle el perro 'de vez en cuando'. Lola, sin embargo, quiere llegar hasta el final y no se retracta: quiere la custodia compartida de una mascota que también fue suya sí o sí: "No la voy a quitar porque en marzo va a hacer dos años que no veo a mi perro y me parece injusto", ha confesado.

Photo credit: Mediaset
Photo credit: Mediaset

Por otro lado, Lola también tiene a su favor el poder demostrar que ha existido una co-propiedad del animal, ya que hasta la ruptura, ella y Diego han criado a Horus juntos. Él, sin embargo, ha puesto una contrademanda en la que confirman que se mantiene en su postura de que su perro es exclusivamente suyo.

¿Qué dice Diego sobre la custodia de Horus?

"La única relación que mantengo con ella actualmente es legal, nada más", aseguraba Diego en su entrevista para el portal Outdoor hace unos meses. El ex tronista de 'MHYV' reconocía que no tiene ningún temor sobre lo que pueda ocurrir, y es que tiene las mismas posibilidades que Lola en el juicio: que le otorguen la custodia a él, que sea compartida o que se la den completa a ella, y es que Lola, en la demanda oficial, ha pedido la compartida, pero subsidiariamente también la total, aunque el asunto se les ha retrasado con la entrada en vigor de la nueva ley que establece que los animales también son seres sintientes, por lo que Lola debía presentar "la demanda a través del Juzgado de Familia".

Photo credit: Mtmad
Photo credit: Mtmad

Diego Pérez explicaba que ella vive en León y él en Santander, por lo que cree que no es conveniente hacer al perro viajar tanto. "La situación de Horus es que lleva un año sin ver a Lola. Si viviésemos en el mismo sitio pues no lo vería mal pero estar tan distanciados... Estar doce años así...", decía, dejando claro que su mascota ya está acostumbrado a estar con él y no ver a Lola. Una situación que él ha propiciado y que a ella le parece completamente injusta.