Diana Bracho, la actriz valiente que quiere encarar la muerte en sus propios términos

·5 min de lectura

"No hay que temer a la muerte" es el mensaje de la eximia actriz Diana Bracho acerca del paso del tiempo. Sin embargo, ella también es alguien que está muy consciente de que las acciones que preceden a la muerte, deben encararse en vida, para evitar problemas a los seres queridos que se quedan tras la partida de uno.

Al hacer estas declaraciones en Hoy, la primerísima actriz, que ostenta una carrera de 50 años —hizo su debut en la inquietante película de Arturo Ripstein 'El castillo de la pureza' y desde entonces ha trabajado ininterrumpidamente, haciendo algunas de las más memorables interpretaciones en todos los medios (es una de las pocas actrices mexicanas que pueden presumir de ello, y no que Diana lo haga: es la celebridad más sencilla que usted se pudiera imaginar), con personajes que han resultado inolvidables, no solo para el público, sino también para ella.

Sin embargo, toda esta gama de interpretaciones, son las que la han puesto más en contacto, más de cerca, con la mortalidad humana y la han hecho reflexionar acerca de la fragilidad de la vida y la importancia de dejar los temas resueltos. 

"Al día siguiente que mi marido murió", señaló la actriz, refiriéndose al fallecimiento del artista plástico Rafael Cortés, con quien estuvo casada entre 1980 y marzo de 2011, cuando él murió "yo fui e hice mi testamento y firmé el acuerdo para que no te revivan; es un documento que es legal en la Ciudad de México nada más, que tú firmas donde dices que no quieres que te resuciten, que no quieres que te den ningún apoyo cuando tengas una enfermedad terminal."

Esta determinación puede parecer drástica y que se haga pública, puede ser escandalosa en algunos espectadores, pero Diana tiene un punto (algo que todos los medios que retomaron la nota parecen olvidar): cada quien puede externar con libertad sus ideas, y siendo figuras públicas, como es el caso de Diana, estas son más importantes que la mera nota.

MEXICO CITY, MEXICO - APRIL 13:  Actress Diana Bracho walks through the red carpet during the 2010 Ariel Awards ceremony at the Sala Nezahualcoyotl on April 13, 2010 in Mexico City, Mexico. (Photo by Mario Castillo/LatinContent via Getty Images)
Diana Bracho. (Mario Castillo/Getty Images)

¿A qué procedimiento se refería?

A esto: la Voluntad Anticipada —partiendo de la noción de que la medicina ha incrementado la esperanza de vida, aunque en ocasiones, los procedimientos médicos someten al enfermo terminal al uso de aparatos médicos que lo mantienen vivo de manera artificial, prolongando su agonía y sufrimiento, y no solo para él sino para los familiares.

"Yo firmé", dijo Diana, "porque sabes que liberas a tu familia de la presión de que ‘¡ay!, ¡yo voy a salvar a mi mamá!, ¿cómo la voy a desconectar?’… sí, está como una lechuga desde hace 8 meses, pero cómo la voy a desconectar, me voy a sentir muy culpable [si lo hago]”, señaló indicando la hipotética posición de alguien en el público que se viera enfrentado a una situación semejante.

La Ley de Voluntad Anticipada permite a enfermos terminales decidir si van a continuar o no con tratamientos que prolonguen su vida. No que Diana Bracho esté enferma de manera terminal (como al principio parecieron creer o entender -mal- algunos usuarios en redes), al contrario, al terminar de grabar '¿Qué le pasa a mi familia?', la actriz aseguró gozar de cabal salud, lo que la hizo pensar precisamente en que esto no es eterno y que el paso del tiempo nos acerca a la muerte, por lo que no hay que verla con miedo ni, en el afán de no pensar en ello, dejar todo en manos de quien nos sobreviva.

La voluntad anticipada puede ser entendida como la decisión que toma una persona de ser sometida o no a medios, tratamientos o procedimientos médicos que pretendan prolongar su vida cuando se encuentre en etapa terminal y, por razones médicas, sea imposible mantenerla de forma natural, protegiendo en todo momento la dignidad de la persona. Esto es lo que propone el artículo 1 de la ley que la protege. Las entidades que cuentan con esta regulación son: Ciudad de México, Coahuila, Aguascalientes, San Luis Potosí, Michoacán, Hidalgo, Guanajuato, Guerrero, Nayarit, Estado de México, Colima, Oaxaca, Yucatán y Tlaxcala. En el resto del país no es legal.

La Ciudad de México fue la primera entidad en aprobar la Ley de Voluntad Anticipada en enero de 2008. Esta iniciativa ha sido aprobada en 14 estados de la República, en los cuales, más de 10 mil personas han firmado el documento desde la fecha en que se estableció.

En la Ciudad de México son las mujeres, los miembros solteros de la comunidad LGBTQI+ y las personas mayores son los más interesados en tener una muerte digna si padecen alguna enfermedad terminal. El 60% de las solicitudes de Voluntad Anticipada son firmadas por personas que tienen de 61 a 80 años, y el 64% de las personas que otorgan su voluntad anticipada son mujeres.

Finalmente y ante el asombro de los conductores del matutino al hablar con tanto aplomo, la Bracho manifestó que ella, personalmente, desea tener una muerte digna. “Yo creo que el mejor regalo que le podemos dar a un ser querido, es ayudarlo a morir con dignidad, porque las muertes alargadas, dolorosas, penosas, horribles, no se las merece nadie”, otra razón más por la que la fantástica Leonora Navarro de 'Cuna de Lobos' se distingue, al demostrar que las celebridades también pueden hacer aportaciones importantes para el público, haciendo un uso responsable de su poder de palabra

Y poder hacer eso, demuestra que más allá de una gran actriz, Diana Bracho sea alguien ejemplar.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: #FreeBritney: un ejército digital que va más allá de sus fans

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente