El día en que Ricky Martin se sintió "violado" durante una entrevista

·3 min de lectura

Desde que el documental original sobre Britney Spears dejara en evidencia la presión y la falta de empatía que existía en la relación mediática entre parte de la prensa y los artistas, ya no vemos las entrevistas del pasado con la misma mirada de antes. Sin ir más lejos, desde entonces las redes sociales han resucitado entrevistas de Lindsay Lohan, Demi Lovato o Paris Hilton donde se veía la incomodidad de los personajes ante el acoso o la insistencia mediática sobre sus vidas privadas, y desde un ángulo negativo, delante de las cámaras de un programa.

Pero ahora el que habla es un hombre y sin necesidad de que las redes sociales lo reivindiquen en su nombre. Ese personaje es Ricky Martin, quien ha señalado lo “violado” que se sintió cuando una presentadora le pidió que aclarara su homosexualidad en una entrevista y con las cámaras grabando. Y cuando él todavía no estaba preparado para vivir en su verdad.

Ricky Martin (Omar Vega; Gtres)
Ricky Martin (Omar Vega; Gtres)

Hace justo 30 años Ricky Martin comenzaba su conquista musical con su primer disco como solista. Su éxito en territorios de habla hispana lo encumbró como nuevo sex symbol e ídolo de masas, protagonizando varias giras de conciertos durante toda la década de los 90s. Y cuando llegó el momento de comenzar un nuevo siglo ya había conquistado al mercado internacional con Livin’ la vida loca en 1999. Sin embargo, durante aquellos años lo persiguieron constantemente los rumores de homosexualidad alimentados, sobre todo, por su rechazo a ser tajante con el tema.

Mientras la duda mediática sobrevolaba sobre su carrera, a nivel profesional seguía afianzando su imagen de ídolo musical y sex-symbol internacional; mientras que en lo personal batallaba con su propia identidad sexual con “ansiedad intensa y confusión”. Fue recién en 2010 cuando reveló al mundo su condición homosexual.

Sin embargo, diez años atrás, Barbara Walters lo puso en un aprieto preguntándole directamente y sin tapujos en medio de una entrevista. Ricky Martin no se lo vio venir y respondió con la misma ambigüedad que mantenía por entonces. En las cámaras vimos a un cantante que mantuvo la compostura y dio una respuesta medida, pero por dentro se sentía de lo más vulnerable.

En aquella entrevista del año 2000, la legendaria entrevistadora le dijo: “podrías parar los rumores, podrías decir como muchos otros han hecho, ‘si, soy gay’ o ‘no, no lo soy’”. Y sin perder la sonrisa, el puertorriqueño le respondió: “Por algún motivo, simplemente no tengo ganas”.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Sin embargo, ese Ricky rotundo que dio una respuesta que podría entenderse por entonces como una defensa a su privacidad sin importar la sexualidad de la persona, por dentro se sentía “violado” por la exposición repentina sin respetar que quizás él no estaba preparado para dar una respuesta. “Cuando dejo caer la pegunta, me sentí violado porque no estaba preparado para anunciarlo. Tenía mucho miedo” dijo a la revista People en un especial por el mes del Orgullo Gay. “Hay un poco de TEPT con eso” dijo sobre la sensación que le dejó aquel momento (TEPT: trastorno de estrés postraumático).

Y es que por mas que pase el tiempo aquella situación ante las cámaras todavía le persigue. “Mucha gente me pregunta ¿qué harías diferente? Bueno, quizás habría salido del armario en aquella entrevista y habría sido genial porque cuando lo hice, me sentí maravilloso” dijo el cantante. Sin embargo, para él todavía no era el momento. Como apuntaba anteriormente, tardaría otros diez años en hacerlo.

Y que como bien apunta en la misma entrevista, no tuvo la presencia de un mentor LGBTQ durante su juventud y estaba inmerso en una etapa de su vida donde la fama brillaba sobre él constantemente, haciendo que escondiera su sexualidad del mundo durante tanto tiempo. “Hay muchos niños que no tienen a alguien a quien admirar. Todo lo que tienen alrededor es gente diciéndoles ‘lo que sientes es malvado’” asegura.

Pero no puedes forzar a alguien a salir del armario. Si tienes un huevo y lo rompes por fuera solo sale muerte. Si lo abres por dentro, sale vida”. Y es que en aquellos años, cuando Barbara Walters le pidió que aclarara los rumores sin tener miramientos por sus emociones internas, Ricky vivía con ansiedad diaria. Se preguntaba constantemente si era gay o bisexual, si estaba confundido e incluso salía con “muchas mujeres”, como asegura la publicación.

La sexualidad es algo complicado. No es blanco y negro. Está lleno de colores. Cuando salía con mujeres, estaba enamorado de mujeres. Se sentía bien y hermoso. Porque no se puede falsear la química. No engañaba a nadie” asegura.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Once años después de revelar su verdadera identidad al mundo, el cantante de 49 años vive “más cómodo en su propia piel que nunca”. Desde 2016 comparte su vida con el artista sirio Jwan Yosef, con quien contrajo matrimonio en secreto un año más tarde formando una familia con sus dos hijos vía gestación subrogada.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente