¡Di adiós a la otitis! Pero sigue estos consejos

·4 min de lectura

Durante las vacaciones, no es extraño que suframos episodios de otitis. En algunos casos, aparece de forma recurrente, con el dolor y las molestias que esta provoca. Este es, de hecho, el síntoma más característico de esta dolencia, que suele afectar sobre todo a los niños pero también a la población adulta.

- Lee también: Consejos para prevenir la otitis, si te gusta bucear en verano

Síntomas de la otitis

“Los síntomas suelen ser suaves en un principio, pero pueden empeorar si esta no es tratada a tiempo", advierte el Dr. Ricardo Bartel, otorrinolaringólogo especializado en otología y cirugía endoscópica del oído y rinología y cirugía endoscópica nasosinusal.

El experto nos detalla que el síntoma cardinal es el dolor en el oído, "este es como un pinchazo que empeora al tocarnos o movilizar el pabellón auricular. La entrada del canal puede verse enrojecida. Si la infección progresa, puede incluso haber supuración del conducto, disminución de la audición e incluso verse afectado el cartílago de la aurícula (condritis)".

- Lee también: Remedios caseros para la otitis y aliviar el dolor de oídos

Humedad y agua, los enemigos de tu oído

Una de las otitis más frecuentes es la del bañista. Se debe a los chapuzones y se incrementa cuando las aguas son poco higiénicas. Está causada por la entrada de agua y humedad en el conducto auditivo externo.

El calor, o más bien, los recursos que utilizamos para combatirlo también son responsables de los casos de otitis. Debido al uso de aires acondicionados o al intentar enfriar las casas, se producen corrientes que son perjudiciales tanto para los oídos como para las vías respiratorias. Es así porque reducen la humedad del espacio, creando un ambiente frío y seco y “produciendo procesos irritativos o inflamatorios en las vías”, según explica el Dr. Juan Royo, jefe de Sección de Otorrinolaringología en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza y colaborador de Gaes.

Es muy importante prevenir y tratar las otitis adecuadamente. En caso de no ser tratada, se puede producir una pérdida transitoria de audición, cronificación de la infección, condritis (cuando la infección de la piel del canal auditivo externo se extiendo al cartílago de la aurícula) u otitis externa necrotizante (se da en pacientes diabéticos o inmunodeprimidos, es agresiva y grave que requiere tratamiento a largo plazo).

- Lee también: Cómo saber si mi perro tiene otitis

Usa tapones

Para prevenir las otitis, según explica Ingrid Rubio, gerente de Audiología de Aural, es recomendable, después de pasar un tiempo prolongado en el agua, secar con cuidado los oídos utilizando una toalla limpia, inclinando la cabeza hacia ambos lados para ayudar a que el agua drene de los oídos. En el caso de los más pequeños, se aconseja que sean los padres quienes ayuden a los niños a secarse los oídos.

También es aconsejable usar tapones, ya que al cubrir los conductos se impide la entrada del agua. Es importante que estos tapones estén hechos a medida, puesto que cada oído es diferente anatómicamente y tiene un tamaño diferente y no a todos nos sirven los mismos tapones. “Un tapón de baño, explica Rubio, debe tener un ajuste perfecto para evitar que el agua penetre”.

Además, un buen tapón de baño debe estar realizado con material de silicona especial y de calidad para que sea cómodo de llevar durante un largo período de tiempo, evitando roturas por su uso prolongado. También debe ser de un material hipoalergénico para que sea recomendable su uso para todas las edades para y personas con diversas patologías auditivas.

- Lee también: Cómo detectar la otitis en los gatos

Ojo con los tapones de cera

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la humedad favorece la manifestación de tapones de cera. Por ello, especialmente en esta época, cobra más importancia que nunca la higiene auditiva. De hecho, 5 de cada 10 españoles no limpia sus oídos con los métodos apropiados. Algunos de ellos siguen utilizando bastoncillos, método que provoca infecciones y perforaciones debido al empuje de la cera hacia el interior.

"Lo más adecuado sería dejar que el sistema natural de limpieza del oído expulsara la cera, pero como ayuda externa los profesionales de la salud auditiva también aconsejan el uso de difusores de agua marina. Además, para evitar la entrada de agua en el oído, el Dr. Juan Royo señala que, además de los tapones, también se pueden usar "preparados en spray que secan la humedad del conducto auditivo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente