“Devastada”. Así vive la hija de Ari Behn su muerte

Por Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

La muerte de Ari Behn ha devastado a toda Noruega. El reputado escritor y ex marido de la princesa Marta Luisa, se quitó la vida el 24 de diciembre debido a una profunda depresión. Sus hijas, Maud Angelica, de 16 años; Leah Isadora, de 14; y Emma Tallulah, de 11 mostraron una gran entereza durante su funeral en el que su primogénita incluso le dedicó unas palabras. “Siempre habíamos pensado que nos acompañarías al altar y que verías cómo hacíamos nuestras vidas y verías el tipo de personas en que nos convertimos, ver nuestras mejor obra de arte, montar a caballo o disfrutar de tus nietos. Pero no será así. Decidiste irte temprano”, aseguró en su responso.

Sin embargo, la vuelta al día a día sin él está siendo muy dura para las tres hijas del escritor quienes están teniendo que hacer frente a una vida sin su padre. En la más estricta intimidad, la familia ha querido volver poco a poco a encontrar su camino, un camino que para Leah Isadora supone volver también a realizar tutoriales de maquillaje en YouTube donde cuenta con miles de seguidores, los cuales, esperan ansiosos su próximo vídeo y para los que la joven de 14 años ha roto su silencio.

Photo credit: Getty Images

A través de una story en la red social Instagram, la hija de Arih Behn se ha disculpado con sus seguidores: “Lamento haberme ausentado durante tanto tiempo, pero una tragedia ocurrió en mi familia y he estado realmente devastada por el que he estado mucho tiempo con la gente a la que quiero. Pero volveré a publicar vídeos espero que muy pronto”, se sinceró Leah Isadora. Unas palabras que acompañó con una cuenta atrás para su próximo vídeo.

La hija del escritor no ha sido la única que ha roto su silencio. La princesa Marta Luisa también ha querido hacer pública una carta dirigida al que fue su marido hasta 2016, y es que a pesar de haber pasado 4 años desde su divorcio, los 14 años de matrimonio pesaban mucho entre ellos. “Querido Ari, se suponía que íbamos a estar juntos en Navidad. Todos lo estábamos esperando. Estamos infinitamente tristes y lamentamos tu pérdida porque eras cálido, divertido, sabio y un buen padre con las niñas que tanto te extrañan. Echamos de menos los comentarios graciosos, tus excelentes puntos de vista, el tono poético de tus palabras, los cumplidos desbordantes, el gran amor que sentías por ellas… Ahora hay un vacío donde estabas, porque nadie puede reemplazarte para nuestras hermosas niñas. Es tan doloroso pensar que has dejado la tierra… Estamos todos sumidos en una profunda tristeza y dolor”.