Detienen a Carlos, el tentador de Lola en 'La isla de las tentaciones', por presuntos abusos sexuales

Cine 54
·2 min de lectura

Después de ser noticia durante el fin de semana, cuando Miguel Frigenti lo acusó en Sábado Deluxe de haber sido denunciado por el actor porno Christian Diamond de suplantar su identidad a cambio de recibir fotos y vídeos de varias mujeres, Carlos Algora vuelve a los titulares. El tentador de la tercera edición de La isla de las tentaciones ha sido detenido por la Guardia Civil de Canarias por supuestamente haber abusado sexualmente y en grupo de una chica el pasado mes de febrero.

Según publica El confidencial, el sevillano se encontraba de viaje al archipiélago junto a otros compañeros del reality cuando fue detenido. A su vez, el EMUME de la Guardia Civil de Tres Cantos de Madrid, habría detenido también a dos amigos del joven.

Carlos (imagen promocional de La isla de las tentaciones, Mediaset)
Carlos (imagen promocional de La isla de las tentaciones, Mediaset)

Carlos, que ocupa un lugar protagonista en las tramas del reality tras su triángulo amoroso con Lucía y Lola, fue acusado por una estudiante de intercambio francesa de haberla forzado sexualmente y en grupo en un chalé de Colmenajero el 13 de febrero.

En dicha fiesta se encontraríanmedio centenar de jóvenes, incluyendo “niños bien de los que salen en La isla de las tentaciones, chicos y chicas guapas”.

“Aquello no era un evento, ni siquiera una fiesta. Era una orgía” describe la investigación según el medio citado. La vivienda en cuestión habría sido alquilada por una persona que podría tener relación con el reality de Mediaset. Al parecer, fue su propietario el que llamó a la Guardia Civil para que desalojaran el chalé al ver la fiesta a través de las cámaras de seguridad.

La supuesta víctima explicó a su entorno que creía haber sido drogada con burundanga, al tener recuerdos en forma de flashes, aunque aseguró recordar que varios hombres se habrían aprovechado sexualmente de ella a pesar de negarse varias veces. La estudiante y otra mujer, supuesta amiga de Carlos, subieron a una habitación junto a los tres chicos. La amiga en cuestión declaró que ella había accedido a mantener relaciones, mientras la presunta víctima sostiene que ella fue forzada.

El delito que se le imputa a los tres detenidos es el de abuso sexual, y no el de agresión sexual, porque no habrían ejercido violencia o intimidación sobre la víctima.

Más historias que te pueden interesar: