Dos detenidos en Ávila por simular la paternidad de un bebé que fue comprado en Bangladesh

·2 min de lectura
Un furgón de la Policía Nacional en una imagen de archivo. (Photo: Gwengoat via Getty Images)
Un furgón de la Policía Nacional en una imagen de archivo. (Photo: Gwengoat via Getty Images)

Un furgón de la Policía Nacional en una imagen de archivo. (Photo: Gwengoat via Getty Images)

La Policía Nacional ha detenido a dos personas en Ávila por simular ser los padres de un bebé que fue comprado en Bangladesh.

A los detenidos se les imputan presuntos delitos de alteración de la paternidad, falsificación de documentos y suposición de parto tras comprobarse que realizaron la compra de un bebé abonando una cantidad económica.

El inicio de las investigaciones comenzaron el pasado 4 de julio, cuando la Brigada Provincial de Extranjería recibió una comunicación del Servicio de Investigación de Falsedades Documentales de la Central de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras (UCRIF) aludiendo a un comunicado procedente del Consulado de España en Bangladesh, en el que se solicitaba un visado para un menor de unos nueve meses para “poder ser reagrupado con sus supuestos padres residentes en España”.

Los detenidos falsificaron la documentación para poder obtener la reagrupación familiar como primer paso para solicitar el visado y así poder viajar el bebé a España.

En el consulado se sospechó al carecer el expediente de solicitud de informes médicos sobre el embarazo, y llamó la atención que los progenitores viajen desde España a Bangladesh para que nazca su hijo, teniendo en cuenta la precaria situación socio-sanitaria que adolece Bangladesh.

Los acusados presentaron imágenes falsas de su supuesto embarazo

Ante tales sospechas, la Embajada les citó para solicitarles fotos del embarazo, ecografías, aportando imágenes que se pudieron comprobar como falsas y que estaban fingiendo la maternidad.

Cuando se les indicó la posibilidad de someterse a una prueba voluntaria de paternidad para confirmar que el hijo era suyo, los solicitantes reconocieron en un escrito que el hijo no era suyo, que habían pagado a una mujer por él, dados los procedimientos legales, habitualmente caros y de tan alargado tiempo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR