Un detalle generó sorpresa en el menú de la cumbre de la OTAN

·2 min de lectura
Le cambiaron el nombre a un tradicional plato en medio de la cumbre de la OTAN.
Le cambiaron el nombre a un tradicional plato en medio de la cumbre de la OTAN. - Créditos: @Shutterstock

En medio de la guerra en Ucrania, gran parte del mundo occidental redefinió su relación con el país que gobierna Vladimir Putin. Los líderes de la OTAN se reunieron en una cumbre en Madrid y un detalle del menú del bar del recinto donde se hizo el evento llamó la atención a los invitados, por “inoportuno”. De hecho, obligó a los anfitriones a pedir un cambio.

Además del menú que se le sirvió a los mandatarios, había otros platos a la venta para la gente que asistía a la cumbre. Uno de ellos era “Potatoes salad Russian style” o “ensaladilla rusa”.

Los comentarios de los distintos asistentes se habían disparado al ver en las cartas el plato en inglés. La situación había generado también varios comentarios jocosos. Sin embargo, el plato se agotó en cuestión de horas, según informó la agencia Reuters.

El cambio de nombre se registró en menos de dos días.
El cambio de nombre se registró en menos de dos días. - Créditos: @Reuters

Dos días después de iniciado el evento, el bar de Ifema reemplazó el nombre de la comida de sus cartas, según describieron y retrataron en redes distintos periodistas que cubren el evento. Cada uno de los asistentes se sorprendió el jueves al leer en el menú el plato “ensaladilla tradicional”, donde hasta hacía poco decía rusa.

La comida fue rebautizada pero, sin embargo, mantiene los mismos ingredientes y el mismo precio de 8 euros que solía tener antes de la conversión.

En la cumbre, según consignó Europa Press, las fuerzas aliadas acordaron un nuevo concepto estratégico, bajo el cual consideran que Rusia es “la amenaza más directa y significativa” para la “seguridad, la paz y la estabilidad euroatlántica”.

En medio de ese escenario, hubo otros perlitas que rodearon al popular plato. El popular chef José Andrés le hizo una modificación a la comida que se sirvió en la cena de los ministros de Exteriores y Defensa celebrada este martes en el Palacio de Santa Cruz. Le añadió bolitas de tomate y la llamó “ensalada Kyiv”, en referencia a la denominación que Ucrania prefiere sobre su capital en vez de Kiev, que tiene un origen ruso.

Según consignó el medio español Publico.es, el origen de este plato procede del cocinero belga de origen francés Lucien Olivier (1838-1883), que emigró a Rusia donde constituyó un restaurante de alta cocina Hermitage. En ese país creo la que se denominó ensalada Oliver, aunque a España llegó como ensalada rusa y así se extendió a buena parte de la comunidad latina.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente