Destruyen un centro de pruebas de coronavirus en Costa de Marfil al considerarlo una amenaza para los vecinos

Costa de Marfil declaró el estado de emergencia por el coronavirus el pasado 23 de marzo y ya ha impuesto diferentes medidas como el confinamiento para luchar contra la enfermedad. A pesar de que la extensión del COVID-19 parece controlada con 261 infectados registrados hasta este domingo, el país ya ha vivido el primer suceso violento relacionado con la pandemia.

Los vecinos de un barril de la ciudad de abidjan, en Costa de Marfil, se oponen a un centro de pruebas de coronavirus en la zona. (Crédito: Twitter/@ONG_la_VIE)

Decenas de personas han asaltado y destruido el centro de pruebas y detección de coronavirus que las autoridades están construyendo en un barrio de clase obrera de Abidjan, una ciudad con cinco millones de habitantes considerada capital comercial del sur del país.

En varios vídeos publicados en las redes sociales, se puede ver a decenas de personas desmontando la estructura temporal prevista para albergar el centro y lanzando al suelo los paneles prefabricados y material para su construcción. “¡No lo queremos!”, es el grito unánime que entonan los autores de la acción mientras otros graban con sus teléfonos móviles.

Los vecinos han desmantelado el centro y han encendido hogueras con el material para su construcción. (Crédito: Twitter/@2bd0b186acb2424)

Los residentes del barrio de Yopougon se manifiestan en contra del centro porque consideran que está demasiado próximo a las viviendas y exigen la retirada inmediata.

Desde el gobierno lamentan que estas personas no hayan tenido en cuenta que el objetivo de este espacio es realizar pruebas de detección de la enfermedad y no tratar a los infectados.

Las autoridades de Costa de Marfil declararon el estado de emergencia el pasado 23 de marzo y decretaron el cierre de escuelas, iglesias, tiendas no esenciales y se han prohibido las reuniones. Además, se ha impuesto un toque de queda nocturno.

Más historias que te pueden interesar: