El destino le juega una mala pasada a Alec Baldwin con Dr. Death en España

·4 min de lectura

A veces el destino puede ser de lo más dañino y en el caso de Alec Baldwin parece que más todavía. Y es que a raíz del fatal accidente ocurrido en el rodaje de su nueva película el pasado jueves, ha resurgido un tuit del actor escrito en 2017 cuestionando el dolor de matar injustamente a otra persona, mientras que las publicidades y carteles que adornan las calles de España promocionando su última serie comienzan a antojarse de lo más desacertadas.

Actor Alec Baldwin exits the 6th precinct of the New York Police Department in Manhattan, New York, U.S., November 2, 2018. REUTERS/Andrew Kelly
Actor Alec Baldwin exits the 6th precinct of the New York Police Department in Manhattan, New York, U.S., November 2, 2018. REUTERS/Andrew Kelly

Las imágenes promocionales que ilustran algunos rincones del país de Dr. Death, uno de los true crime más interesantes de la temporada disponible en StarzPlay, no solo llevan el título de la serie -que se traduce como Dr. Muerte- y el rostro de Alec Baldwin, sino también una frase que hoy puede leerse con un significado subliminal de tono irónico e hiriente.

La pregunta aquí no es por qué lo hizo, sino cómo salió de rositas” reza el cartel con el actor en semblante serio vestido de médico.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Dr. Death es una serie de ocho episodios que relata la impactante historia del Dr. Christopher Duntsch, un cirujano de cuello y columna vertebral que dejó pacientes parapléjicos, en sillas de ruedas, con efectos secundarios irreversibles e, incluso, algunos no lograron superar con vida sus intervenciones. Joshua Jackson interpreta a este médico que durante años logró salir ileso, cambiando de hospitales y clínicas mientras ningún centro médico se atrevía a reportarlo. Fueron los Dr. Robert Henderson, un cirujano ortopédico especializado en columna vertebral muy respetado en el círculo médico interpretado por Baldwin, y el Dr. Randall Kirby (un cirujano vascular al que da vida Christian Slater) los que lucharon por llamar la atención del fiscal, investigando y recabando testigos hasta conseguir que se abriera el caso penal.

La serie (repito: de los true crime más recomendables del momento) está basada en un podcast del mismo nombre, donde participan los doctores que lograron abrir el caso y que descubrieron de primera mano los estragos provocados por Dunstch al ser ellos quienes asistieron a algunos pacientes con graves consecuencias. De esta manera, Alec Baldwin interpreta un personaje secundario en la historia. Si bien aparece en todos los episodios, el protagonista que carga con el peso más dramático y oscuro es Joshua Jackson.

Christian Slater y Alec Baldwin en Dr. Death (™ © 2020 Peacock TV LLC. All Rights Reserved.)
Christian Slater y Alec Baldwin en Dr. Death (™ © 2020 Peacock TV LLC. All Rights Reserved.)

Con este contexto el público puede entender mejor que el cartel promocional de Dr. Death que se puede encontrar por algunas calles de España tenga la frase: “La pregunta aquí no es por qué lo hizo, sino cómo salió de rositas”, porque se trata de una declaración que el personaje de Baldwin hace sobre el médico que actualmente cumple cadena perpetua en una cárcel de Texas. Sin embargo, resulta comprensible imaginar que el transeúnte que desconozca la serie o su existencia ate los cabos con la actualidad del momento y, por el contrario, le parezca una frase desacertada o crítica en relación con la tragedia ocurrida recientemente.

Con esto, no estaría de más que StarzPlay se replanteé hacer un cambio en las marquesinas y calles aunque aumente el presupuesto dedicado a la serie. Si somos mal pensados podemos imaginar que puede generar curiosidad a favor de la serie entre aquellos que vean el cartel sin saber de qué se trata, pero no es el tipo de publicidad que una serie tan magnífica merece. Ni tampoco Baldwin después de la tragedia.

Este cartel coincide a su vez con el tuit que mencionaba previamente. Después de conocerse el fatal accidente ocurrido el pasado jueves, las redes resurgieron una publicación que Alec Baldwin escribió en 2017 en referencia a la noticia de un policía disparando a una supuesta sospechosa fuera de una tienda. Y justo a la noticia escribía: “Me pregunto cómo se sentirá matar a alguien de forma accidental”.

El actor sigue en el foco de la noticia tras haber disparado un arma de atrezo en el rodaje de su nueva película, un western titulado Rust, creyendo que no estaba cargada pero cobrándose la vida de la prometedora directora de fotografía Halyna Hutchings e hiriendo al director Joel Souza.

La tragedia ha conmocionado a la industria del cine despertando peticiones para que se dejen de utilizar armas en las producciones de ficción, mientras los especialistas que se dedican a cuidar de las pistolas y entrenar a los actores defienden su profesionalidad, acusando lo sucedido en Rust como el ejemplo de una producción independiente, sin recursos suficientes, con empleados sobreexplotados y agotados.

Según las últimas informaciones oficiales, parte del equipo utilizaba esa arma para practicar tiro al blanco con munición real y fuera de la zona de rodaje (TMZ). Baldwin habría colaborado desde el primer momento con la investigación mientras personas cercanas a la producción aseguran haberlo visto llorando y destrozado.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente