Despiden a entrenadores envueltos en un escándalo inquietante con animadoras universitarias

Animadoras del Kentucky Wildcats durante un juego en 2019. (Foto de Michael Berg/Icon Sportswire vía Getty Images)

El equipo de cheerleaders de la Universidad de Kentucky despidió a todo su cuerpo técnico después de que una investigación sacara a la luz rituales de novatadas, desnudos en públicos y un uso excesivo de alcohol entre las animadoras.

La universidad hizo pública la noticia el lunes en un detallado comunicado de prensa.

El entrenador principal Jomo Thompson y los asistentes Ben Head, Spencer Clan y Kelsey LaCroix fueron despedidos por no “mantener una supervisión prudencial durante los eventos celebrados fuera del campus, donde las miembros del equipo de cheerleaders mantenían una conducta inapropiada que incluía novatadas, consumo de alcohol y desnudos en público”.

La universidad también citó la “supervisión laxa y el poco juicio” del consejero T. Lynn Williamson, quien tras cuatro décadas con el equipo renunció después de que la investigación comenzara.

A Williamson le prohibieron mantener contacto con las miembros del equipo.

Kentucky tiene el programa de cheerleaders universitarias más destacado del país, ostentando 24 de los últimos 35 campeonatos nacionales.

“El consejero y los entrenadores fueron incapaces de erradicar la historia de novatadas, consumo de alcohol y desnudos en público que tenían lugar en las actividades fuera del campus en las que estaban presentes”, dijo el vicepresidente ejecutivo del Reino Unido, Eric N. Monday, en el comunicado.

“Nuestros estudiantes merecen líderes más responsables y la Universidad de Kentucky así lo exige”.

Desnudos en público y alcohol en el retiro del equipo

La llamada de un familiar en febrero fue el detonante de la investigación que sacó a la luz el ambiente festivo en un retiro del equipo en Lake Cumberland en Kentucky.

La investigación encontró que las miembros del equipo realizaron rutinas de gimnasia que llamaron “tiro a la canasta”, en las que las animadoras se lanzaban unas a otras al agua en topless o sin ropa desde un muelle.

Esto se hizo por petición de otras miembros del equipo y con el consentimiento de los entrenadores, según el comunicado.

Las ex miembros del equipo llevaron alcohol al retiro. Solían celebrar fiestas en los barcos mientras algunas estaban parcialmente desnudas, según el comunicado.

Varias miembros del equipo requirieron tratamiento médico por consumir alcohol en exceso, lo cual ocurrió sin que los entrenadores intervinieran.

En otro campamento de animadoras en Tennessee, a otras miembros del equipo les pidieron que entonaran cantos lascivos mientras iban vestidas sin usar ropa interior.

Vista panorámica del patio de Ingeniería de la Universidad de Kentucky. (Foto de Kentucky/Collegiate Images vía Getty Images)

Conflictos de interés al interior del cuerpo técnico

La investigación también reveló conflictos de interés entre miembros del cuerpo técnico, quienes contrataron a animadoras para trabajar en los negocios de gimnasia que dirigían, según el comunicado.

A raíz del escándalo, la supervisión del programa de animadoras ha sido reasignada al departamento de atletismo.

El programa llevará a cabo una búsqueda a nivel nacional para encontrar un nuevo entrenador.

El escándalo de las animadoras de Kansas

Las noticias del lunes desde Lexington llegan una semana después de las denuncias de novatadas en el programa de cheerleaders de la Universidad de Kansas.

Dos animadoras de dicha universidad describieron un ritual de novatadas en el que se les pidió a seis miembros del equipo de primer año que se desnudaran y entraran a una habitación donde había estudiantes del sexo masculino.

A algunas les dijeron que eran demasiado feas y que no tenían la habilidad suficiente para formar parte del equipo, según una animadora.

Una animadora confesó que la metieron dentro de una lavadora durante el ritual.

Otras historias que te pueden interesar: