Despídete de las picaduras de las medusas con estos tips

·4 min de lectura
Photo credit: Pexels
Photo credit: Pexels

Lo reconocemos. Las medusas nos tienen siempre alerta; no nos dejan bañarnos plácidamente en la península en el mar Mediterráneo o en el Cantábrico sin tener un ojo alerta ante cualquier aparición de uno de los tentáculos este ser invertebrado de textura gelatinosa que, como te atrape, te puede estropear un poco la etapa vacacional.

Y es que, a pesar de todas las precauciones seguidas y de tener un ojo alerta (no hace falta que nos lo prometáis) a más de una ha conseguido atrapar y picar. Y sí, es una completa faena.

Sin embargo, desde nuestra experiencia y consejos, te hemos recopilado una serie de precauciones a seguir que no solo te ayudarán a tratar la picadura, sino que, incluso, te podrían ayudar a evitarla y repelerla. Interesante, ¿verdad?

Photo credit: CasarsaGuru - Getty Images
Photo credit: CasarsaGuru - Getty Images

No esperes más y anota estas precauciones y recomendaciones que te ayudarán a disfrutar del mar a tope, sin que las medusas te amarguen el veraneo.

Precauciones si hay medusas en la playa

  • Informar a los socorristas para que valore la situación.

  • No retirar del agua a las medusas porque con la manipulación liberan células urticantes.

  • No dejar las medusas en la arena porque sus restos siguen siendo urticantes por un tiempo.

  • Ante un encuentro con medusas en el agua, hay que nadar pausadamente y salir del agua sin movimientos bruscos.

  • Puedes mirar el estado de las medusas de la costa en la te encuentres con aplicaciones móviles como, por ejemplo, Infomedusa o Medusapp que, además, ofrecen consejos y claves para reconocer las medusas y saber cómo actuar en cada caso.

  • Utiliza un protector solar que también te proteja de las picaduras de las medusas.

Medusas más comunes en España

La mayoría no son peligrosas, su picadura apenas produce un poco de escozor. Pero hay que estar atento a las más peligrosas que son invitadas habituales (o invasoras, según se mire) en las playas de nuestro litoral. Para ello, te hemos recopilado una pequeña lista para que sepas identificar a cuál sí o sí, mejor evitar. ¡Desliza!

Cómo actuar cuando te pica una medusa

El Proyecto MEDUSA del Instituto de Ciencias del Mar, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha desarrollado un protocolo de actuación para hacer frente a sus picaduras en las playas del litoral español.

Protocolo general

Consideraciones a tener en cuenta frente a la picadura producida por la medusa clavel (Pelagia noctiluca), acalefo azul (Rhizostoma pulmo), aguamar o medusa de compases (Chrysaora hysoscella) y otras especies poco urticantes, y también en caso de especie no identificada:

Quitar los restos de medusa sin frotar, lavar la zona afectada con abundante agua de mar (nunca agua dulce), aplicar agua con bicarbonato, aplicar hielo seco a intervalos y, si persiste el dolor, consultar con un médico.

Photo credit: Proyecto MEDUSA/CSIC
Photo credit: Proyecto MEDUSA/CSIC

Protocolo por picadura de avispa marina (Carybdea marsupialis)

Quitar los restos de medusa sin frotar, lavar la zona afectada con vinagre comercial.

Realizar inmersiones en agua caliente (40º-45º) durante 15 minutos. Si el dolor persiste, consultar al personal sanitario

Protocolo por picadura de medusa cruz (Olindias phosphorica)

Quitar restos de tentáculos y/o fragmentos de medusas, lavar con vinagre comercial.

Aplicar hielo seco 15 minutos (en lapsos de 3 minutos y dos de descanso). Si el dolor persiste, consultar al personal sanitario.

Protocolo por picadura de carabela portuguesa (Physalia physalis)

Quitar restos de tentáculos y/o fragmentos de medusas, lavar con agua de mar la zona afectada, aplicar hot packs o inmersión en agua caliente (40º-45º) durante 15 minutos. Si el dolor persiste, consultar al personal sanitario.

Qué no debes hacer si te pican

La guía hace énfasis en evitar algunas prácticas que, lejos de ayudar, pueden empeorar la condición de la persona afectada por la picadura. En concreto, recuerda que no hay que aplicar agua dulce, ni amoniaco, ni alcohol, no hay que frotar la zona afectada, ni aplicar vendajes a presión y, excepto en casos muy específicos, tampoco hay que aplicar vinagre.

Photo credit: Proyecto MEDUSA/CSIC
Photo credit: Proyecto MEDUSA/CSIC

Por qué pican las medusas

Las medusas tienen células urticantes especializadas llamadas cnidocitos. Las utilizan para alimentarse y defenderse. Están distribuidas en todo el cuerpo del animal pero concentradas principalmente a lo largo de los tentáculos.

Cada cnidocito consiste en una cápsula que contiene un fillamento espinoso enrollado, acabado en un dardo, capaz de inyectar una mezcla venenosa proteíca. Los cnidocitos se activan por estímulos mecánicos (contacto físico) y químicos. Al activarse, la cápsula se abre y el dardo se dispara y penetra la piel de la presa.

El mecanismo se lleva a cabo en menos de una millonésima de segundo, lo cual genera un impacto en el punto de penetración de más de 70 toneladas por centímetro cuadrado. Es uno de los movimientos más rápidos que se conocen en la naturaleza y, damos fe, que el picor y la rojez lo enfatizan.