El 'desliz' con las drogas de Enrique San Francisco en 'El Hormiguero'

Por Ignacio Herruzo Martínez
Photo credit: carlos lopez

El actor visitó el programa para presentar nuevo espectáculo, titulado Pesadilla en la Comedia. La obra está escrita y dirigida por el propio San Francisco, junto a Miki D'Kai, y se representará hasta el 18 de enero en el Teatro Príncipe Gran Vía de Madrid.

El invitado, fiel a su estilo y espontaneidad, dejó varias frases o perlas bastante controvertidas. En la sección que Trancas y Barrancas tienen con Antonio Resines, el programa puso sobre la mesa diversos temas que suscitan debate. El objetivo no era otro que determinar si debían o no permanecer en la sociedad como, por ejemplo, la gente que se dedica a hablar utilizando refranes y que, además, en ocasiones ni terminan de decirlos.

Las bromas entre Resines y San Francisco llegaron a desesperar a Motos, que les llegó a decir que "es imposible esto. Vamos al siguiente asunto que él hará un comentario y Enrique San Francisco dirá lo que quiera".

Una de las cuestiones que plantearon Trancas y Barrancas al 'juez Resines' era su opinión sobre la gente que habla con refranes y que, en ocasiones, ni termina de decirlos. El actor mostró su desagrado con esas personas, pero el comentario de San Francisco fue el que sorprendió a todos: "A problema sin remedio, gramo y medio".

Inmediatamente Resines corrió a corregirle: "Te he dicho que digas litro y medio", pero las hormigas se dieron cuenta que en seguida las redes sociales se harían eco del comentario afirmando: "Hola Twitter", mientras Motos pedía que "vamos con cualquier otra cosa".

Un regalo de 3000 euros

Al final del programa, durante un concurso en el que el programa regala 3000 €, el ganador del premio se convirtió en el protagonista absoluto por su espontaneidad. Tras recibir la gran noticia, se emocionó y agradeció el premio porque le hace mucha falta, aseguraba.

Cuando todo parecía acabado, José no podía dejar de repetir que era de Oliva, un pueblo de Valencia, y que ese dinero es un auténtico regalo de Navidad para su familia. “Soy muy pobre” y “me hace mucha falta” fueron las dos frases que dijo entre lágrimas con las que dejó clara su mala situación económica.