'Mi mayor deseo' es ser madre, en la película de La1 que te dejará sin siesta

Por
Photo credit: Productora

From Diez Minutos

La editora Ann Withers siempre ha querido ser madre, pero su marido Rick y ella nunca lo consiguieron y, al final, eso ha afectado a su relación y llevan meses separados. Rick está saliendo con la escritora Mina Melrose. Sin embargo, de cara al público, ambos mantienen la apariencia de un matrimonio bien avenido para no perjudicar sus carreras profesionales.

Ann tiene más de cuarenta años y ha solicitado un bebé en adopción, aunque sospecha que sus posibilidades son nulas. Entonces la oficina de bienestar juvenil les ofrece una oportunidad inesperada: Lynette (Annika Schrumpf), de 16 años, está embarazada y está buscando padres.

Rick sabe cuán grande es el deseo de Ann de tener hijos, de modo que acepta interpretar que son un matrimonio feliz ante la señora Vaugh, una mujer de aspecto materno y estricto, que es la encargada de encontrar unos buenos padres.

En las películas de ZDF ya se ha contado esta historia varias veces: dos personas fingen tener una relación ejemplar para engañar a las autoridades, y se enamoran. En esta ocasión, Mi mayor deseo se sale de los planteamientos habituales de la saga Katie Fforde, la filial americana de ZDF. Ann y Rick no solo tienen que engañar a la Sra. Vaugh, sino que Rick no le ha contado sus planes a su nueva novia, la escritora Mina Melrose a quien descubrió Ann. Aunque lo más interesante de esta historia vendrá a raíz de la llegada de Lynette, la adolescente embarazada que entra en sus vidas como un elefante en una cacharrería. Es una joven delincuente que va a agitar la “tranquila” vida de pareja de Ann y Rick.

Ann-Kathrin Kramer y Jean-Yves Berteloot hacen una pareja muy convincente, pero la película no consigue sus mejores momentos hasta que entra en escena Annika Schrumpf. La joven luce tatuajes y piercings además de una ira adolescente muy propia de su edad. Ann hace un esfuerzo por soportarla, por su anhelo de tener un bebé; aunque después va generando sentimientos maternales por Lynette. Sin embargo, todo lo que se está creando en la película está edificado sobre mentiras y corre el peligro de derrumbarse.

El director Sigi Rothemund ha demostrado sobradamente su talento para este género y para otras producciones más sólidas. En Nueva York, su camarógrafo habitual, Dragan Rogulj, filmó impresionantes imágenes de Manhattan. Aunque es en la pintoresca Nueva Inglaterra, donde se desarrolla la mayor parte de la historia, y allí encuentra los románticos atardeceres habituales de las películas de otras marcas, como Rosamunde Pilcher o Inga Lindström.

Katie Fförde: Mi mayor deseo (Mein Wunschkind)
Alemania, 2015. Director: Sigi Rothemund.
Intérpretes: Ann-Kathrin Kramer, Jean-Yves Berteloot, Isabell Polak, Annika Schrumpf, Dieter Landuris, Marie Gruber.