Descubren que los monos usan piedras como juguetes sexuales

·1 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Si el mono ya tiene fama de una actividad sexual muy frecuente, un nuevo descubrimiento ha situado a este animal un nuevo nivel. Un grupo de investigadores de la Universidad de Lethbridge (Canadá) ha registrado cientos de ejemplos en los que los macacos de un santuario de Bali emplean piedras para masturbarse como si se trataran de juguetes sexuales.

El estudio desarrollado entre el año 2016 y el año 2019 en el Santuario Forestal de los Monos Sagrados ha revelado que tanto los macacos cangrejeros (Macaca fascicularis) que viven en libertad juegan con piedras en la zona genital e inguinal, aunque sin llegar a la eyaculación.

Los especialistas descubrieron que estos macacos tienden a elegir piedras más duras y con ángulos determinados para lograr una mejor estimulación. Los expertos señalan que se trata de una manera de masturbación en lo que han llamado "la hipótesis de los juguetes sexuales" y que han publicado en la revista científica sobre comportamientos biológicos Ethology.

La razón de que este grupo de monos haya ideado estas prácticas puede deberse a su particular protección en el santuario. "Tanto los macacos balineses macho como las hembras tienen más posibilidades de expandir su rango de prácticas masturbatorias porque tienen más tiempo libre. Que los humanos proporcionen comida significa que estos primates pasan menos tiempo buscando y tienen más tiempo para actividades no esenciales como masturbarse con estos juguetes sexuales de piedra", ha explicado Cyril Grueter, de la Universidad de Australia Occidental.