Descubre las propiedades de la henna neutra que cuida tu pelo sin teñirlo

Los barros y los tintes naturales están conquistando los salones de belleza. Además de cubrir las canas y colorear sin dañar el cabello (ni el medio ambiente), aportan beneficios que van desde el fortalecimiento hasta el cuidado del cuero cabelludo. La henna es uno de los productos más utilizados. De hecho, ha formado parte del arsenal de belleza desde hace miles de años. Procede de un arbusto denominado Lawsonia Inermis. Esta planta tiñe y aporta un color anaranjado, además de nutrir tu pelo y dar reflejos a las canas. Pero si lo que quieres es conseguir los mismos beneficios sin colorear, puedes utilizar otra planta, la Cassia obovata, cuyo nombre científico es Senna Italica aunque se conoce, popularmente, como  como henna neutra

- Relacionado: 10 plantas para fortalecer y teñir el cabello de forma natural

¿Cuáles son las propiedades de la cassia? 

Se trata de un excelente tratamiento para recuperar el color natural y reparar el daño estructural de los cabellos teñidos previamente con tintes sintéticos o muy secos. Si se aplica regularmente, "el pelo se fortalece y afronta mejor el deterioro provocado por las agresiones externas", señalan desde Henna Morena. "Es como preparar unas lentejas para tu cabello: se cocinan a fuego lento, aportan vitaminas y minerales que nutren y dan salud, además de belleza". 

El secreto de cassia obovata para cuidar el cabello es que tiene una estructura similar a la queratina, una proteína que forma parte de las uñas, el cabello y la piel. El uso más extendido de esta planta es como acondicionador, puesto que cuenta con la particularidad de suavizar el pelo más dañado o muy seco, aportar más brillo y fortalecerlo. Esto es posible porque puede alisar la cutícula, devolviendo la suavidad natural a tu pelo. 

Ademas, al unirse a la queratina natural del cabello, actúa como protector solar y evita el envejecimiento capilar prematuro. 

Por otro lado, esta planta también permite mejorar el aspecto de los cabellos más grasos, ya que equilibra el pH. Asimismo, aumenta el grosor del cabello y aporta más volumen, incluso a los cabellos más finos y lacios. 

- Relacionado: Tintes vegetales para el cabello: ¿tiñen igual que los demás?

Cómo se aplica 

La preparación es muy sencilla. Basta con mezclar el polvo de la planta, que puedes comprarla en tiendas especializadas, con agua tibia. También puedes añadir unas cucharadas de aceite de almendras o de oliva, para aumentar la nutrición del cabello. Al mezclar los ingredientes, debes conseguir una textura similar a la de un chocolate a la taza. 

Con el cabello seco, aplica sobre el cabello, de raíces a puntas, cúbrelo con un gorrito de plástico y deja actuar una hora. Pasado este tiempo, enjuaga con abundante agua. Y aplica tus productos habituales.

Si tienes el cabello muy seco, puedes usar este tratamiento dos veces a la semana. Recuerda que no tiñe el cabello, pero sí lograrás intensificar el pigmento natural de tu cabello y, con el tiempo, lograrás reflejos dorados en tus canas. 

Mezclar henna con cassia 

Se trata de una de las mezclas más utilizadas en los salones de peluquería. Con esta combinación, se consigue un tono pelirrojo-anaranjado muy natural si se tiene el cabello claro. Si se tiene más oscuro, el resultado será un cabello más claro y con ligeros reflejos dorados. Si ya se tiene una base de henna, la aplicación de cassia reforzará el pigmento, con lo que revitalizará el color 'pelirrojo'.