El desafío del agro de incrementar la cantidad y calidad de su comunicación

·3 min de lectura

En el año 2021 recién finalizado, las cadenas agroindustriales argentinas exportaron productos por casi U$S 53.000 millones, la mayor cifra registrada en la historia para el conjunto de los productos primarios y las manufacturas de origen industrial, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

Es un 67% de los casi u$s78.000 millones que exportó el país en general, contemplando todos los rubros. Expresado de otra manera: dos de cada tres dólares que se generan en Argentina, salen del campo.

También es más que los u$s45.000 millones que el Gobierno le debe al Fondo Monetario Internacional (FMI).

La liquidación de divisas informada por la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC) lo confirma: el embarque de granos y subproductos trajo un récord de casi u$s33.000 millones el año pasado, u$s12.500 millones más que en 2020.

Otra comparación significativa: solo la soja y el maíz aportaron más de u$s30.000 millones, seis veces más que los u$s5.000 millones que sumó la industria automotriz.

Sin embargo, es muy probable que quien está leyendo esto, haya también leído muchas más noticias vinculadas a anuncios o programas lanzados por y para la industria y el mercado de los autos, que las novedades que se conocen relacionadas al campo y la agroindustria, y que en muchas oportunidades suelen tener connotación negativa.

Esto pese a lo mencionado: el agro no solo es la principal fuente de divisas, sino que además casi no resta dólares por importaciones. En otras palabras, no solo sostiene la economía en general, sino que es el salvavidas que permite que el resto de los sectores sean profundamente deficitarios en su balanza comercial.

Desafíos comunicacionales

Una de las razones por las que el agro no ha podido o sabido posicionarse en términos comunicacionales con el mismo peso que tiene en la economía argentina, tiene que ver con la falta de definiciones estratégicas en empresas y entidades del rubro para mejorar el abordaje de este aspecto.

Pese al nivel de generación de divisas mencionado, la inversión en estrategias comunicacionales, publicitarias y de marketing para acercar al agro a las poblaciones urbanas no ha venido siendo suficiente.

Sin embargo, es un proceso que está cambiando: cada vez son más las compañías que comprenden la oportunidad de comunicar más y mejor, y que están destinando grandes partidas presupuestarias a ese objetivo.

Más aún en un mundo como el actual donde los consumidores están imponiendo la obligación de saber cómo y dónde se producen los alimentos que llegan a su mesa, y si los insumos que se utilizan en ese proceso son eventualmente contaminantes y pueden afectar su salud.

En ese sentido, Incrementar Comunicación Agropecuaria es una consultora dedicada específicamente al asesoramiento en comunicación y prensa para empresas proveedoras de insumos o entidades del sector agropecuario.

Desde hace 15 años, y actualmente con un equipo conformado por cuatro personas que cuentan con la dirección técnica de un ingeniero agrónomo para la estrategia de contenidos, nos especializamos en armar estrategias de comunicación específicas para el sector.

Entre los servicios, este año estamos incorporando comunicación de redes, con el fin de ofrecer una estrategia "360"; es decir, que cubra todas las plataformas.

Con clientes tanto nacionales como multinacionales, este año aspiramos a poder abrir una subsidiaria en Brasil, con el objetivo de acompañar a las empresas del sector, del mismo modo que lo hacemos en Argentina y el resto de los países limítrofes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente