Atletas de élite denuncian haber sido increpados en su regreso a los entrenamientos

Desde el pasado 2 de mayo los españoles pueden pasear o hacer ejercicio por la calle en distintas franjas horarias. Sin embargo, estas no afectan a los deportistas de alto nivel (DAN), que ya pueden salir a entrenar en cualquier momento del día tras varias semanas de confinamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus.

El atleta Carlos Mayo en una imagen de su cuenta de Twitter. (Foto: Twitter / @charlieathlete).

Mucha gente lo desconoce y por este motivo numerosos atletas han recibido insultos, gritos o miradas de desaprobación durante sus primeros entrenamientos al aire libre desde el inicio del confinamiento. Es el caso de Carlos Mayo, actual campeón de España de campo a través, que ha explicado en un hilo de Twitter que ha titulado “delincuente se nace, no se hace” la desafortunada experiencia que sufrió.

El fondista explica que, tras entrenarse el primer día en una zona muy concurrida de Zaragoza, decidió hacerlo después con otra en la que suele haber menos gente. “De las 50 personas (aproximadamente) que me he podido cruzar hoy (la mayoría mayores de 65 años, puesto que me encontraba en su franja horaria para disfrutar del paseo al aire libre), he recibido cinco llamadas de atención verbales, incluyendo a una señora gritando desde su balcón. Sinceramente, he sentido muchísima impotencia porque considero que no estaba haciendo nada malo, cumpliendo las normas y realizándolo en un horario determinado por los motivos que ya he expuesto. Por supuesto, entre estas llamadas de atención no incluyo las miradas que hablan por sí solas. En su defensa, he de decir que no llevo un cartel en la frente en el que ponga que soy DAN, pero creo que es mejor no dedicarnos a ir por la calle juzgando lo que vemos sin saber”, denuncia.

Mayo no ha sido el único atleta que se ha quejado por esta situación. Carles Castillejo, que entre otros títulos ha conseguido los campeonatos de España de 5.000, 10.000, maratón y media maratón, también lamentaba en su cuenta de Twitter que la gente esté insultando a los deportistas de alto nivel mientras los ven entrenar.

Javi Guerra, campeón de España de maratón, también ha sufrido episodios similares estos días. “Por lo que estoy leyendo, no he sido el único al que le han increpado en mi entrenamiento de hoy. Por mi condición de DAN puedo entrenar a cualquier hora del día, pero no debe ser suficiente... Habrá que entender que estamos en una situación extrema, pero siempre con respeto”, escribía en Twitter. Un mensaje al que respondía la tres veces olímpica Alessandra Aguilar: “A los únicos que tienes que dar explicaciones, si te las piden, es a la Policía”.

El campeón del mundo y de Europa de maratón Martín Fiz ha querido apoyar igualmente a Guerra. “Siempre hay alguien que no congenia con otro y cuando haces algo grande son los primeros en darte una palmadita, incluso el vecino. En fin. A lo tuyo. Envidia sana es envidia”, le escribía.

En un post en Instagram, la velocista Cristina Lara, campeona de Europa sub-23 de 4x100, ha relatado igualmente lo complicado que ha sido su regreso a los entrenamientos al aire libre. “Feliz por poder entrenar por fin en libertad y sin preocupaciones después de 2 meses, me he encontrado un clima horroroso. Nunca me habían mirado tan mal o escuchado comentarios tan negativos. Aunque me siento afortunada de no haber recibido gritos como si lo han recibido otros compañeros”, comentaba.

“De profesión delincuente”, publicaba en Twitter con ironía Ignacio Fontes, campeón de Europa sub-23 de los 1.500.

Algunos atletas, como el campeón de España de 5.000 y 10.000 metros Toni Abadía, que incluso han decidido continuar entrenando en sus casas. “Después de salir a correr ayer anuncio oficialmente que se prolonga otros 15 días mi estado de alarma”, decía en Twitter.

Más historias que te pueden interesar: