Así puedes hacerte de manera sencilla tu propia depilación con hilo en casa

Actualmente existen numerosas formas de depilación: desde las clásicas pinzas, pasando por la cera o la depiladora eléctrica. Sin embargo, en los últimos años se ha puesto de moda la técnica de la depilación con hilo, aunque esta práctica no es novedosa. Su origen se remonta al Egipto de la época de Cleopatra, que ya utilizaba este método para la eliminación del vello facial.

Pero, ¿cómo se realiza esta técnica de extracción? Para ello solo hace falta un hilo de algodón o de seda. Este será el instrumento que sirva para arrancar el pelo de raíz con una precisión milimétrica. Para conseguirlo, hay que enroscarlo de forma trenzada alrededor del dedo índice y el pulgar de cada mano y cruzarlo en forma de equis, moviéndolo hacia delante y hacia atrás, siempre pegado a la piel para que se lleve consigo los pelos que queremos eliminar. Así, se extrae el pelo del folículo en vez de rasgarlo superficialmente, como sucede en el caso de la crema depilatoria o la cuchilla.

Se trata de un procedimiento natural que no maltrata la piel del rostro y permite extraer de una sola vez líneas enteras de vello.

La depilación con hilo se puede realizar en cualquier parte del cuerpo, aunque los mejores resultados se obtienen en el rostro. En concreto, esta técnica resulta perfecta para la extracción del vello en áreas como las cejas, el labio superior o las patillas. A pesar de que en Internet existen multitud de tutoriales para su realización, lo más adecuado es acudir a un centro de belleza especializado, ya que ponerlo en práctica desde casa puede conllevar resultados indeseados, como la deformación de las cejas al eliminar vellos de más o que éstos simplemente se corten y no se arranquen, por lo que su crecimiento sería más rápido.

Los efectos de la depilación con hilo correctamente realizada se pueden extender hasta cuatro semanas y es menos doloroso que otras técnicas. Además, al arrancar el vello de raíz éste se debilita poco a poco. Para las personas con la piel sensible lo mejor es optar por esta opción, ya que el hilo apenas entra en contacto con la piel, por lo que no produce alergias o irritaciones, ni tampoco elimina capas de la epidermis. Otras de sus ventajas son: la rapidez, la prevención de las arrugas y de la flacidez.

En Estados Unidos y Gran Bretaña, la técnica se ha apodado como “threading” y se ha convertido en un “boom” durante los últimos años. Allí, tanto las “celebrities” como la gente de a pie han caído en la tentación de este método depilatorio que a priori ofrece muchas más ventajas que inconvenientes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente