El Departamento de Justicia se opone a revelar la evidencia para allanar la residencia de Trump

·3 min de lectura
REUTERS - MARCO BELLO

El pasado 9 de agosto, el FBI entró en la residencia Mar-a-Lago de Donald Trump. El Departamento de Justicia dice que la investigación contiene “material altamente clasificado”, por lo que no va a revelar el texto que motivó el registro. Por su parte, el expresidente asegura que el FBI “robó” sus pasaportes.

Este lunes, el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ) dijo que se opone a hacer pública la declaración jurada que utilizaron los fiscales para obtener la aprobación de un juez federal, con el fin de allanar la casa vacacional de Mar-a-Lago del expresidente Donald Trump, donde fueron incautados documentos clasificados.

“Si se divulga, la declaración jurada serviría como una hoja de ruta para la investigación en curso del gobierno, brindando detalles específicos sobre su dirección, de una manera que es muy probable que comprometa futuros pasos de la investigación”, escribieron los fiscales en su presentación.

Por su parte, los republicanos aliados de Trump han intensificado sus pedidos durante los últimos días para que el fiscal general, Merrick Garland, publique el documento con las pruebas que mostraron los fiscales para demostrar que tenían una causa justificable para asegurar la orden de allanamiento.

Publicar la declaración jurada "causaría un daño irreparable a la investigación"

A petición del Departamento de Justicia, el pasado viernes, un tribunal federal del sur de la Florida reveló la orden de registro y varios documentos legales que mostraban que agentes del FBI recolectaron 11 conjuntos de documentos clasificados del complejo de lujo ubicado en Palm Beach.

La orden de registro muestra que los agentes federales investigan presuntas violaciones de tres leyes federales distintas, incluyendo una disposición de la Ley de Espionaje, que prohíbe la posesión de información de defensa nacional.

La agencia dijo que no se opone a publicar otros documentos sellados que estén relacionados con la redada, pero se niega a entregar la declaración juramentada. El fiscal federal de Miami, Juan Antonio González y un alto funcionario de seguridad nacional del DOJ, Jay Bratt, aseguran que publicarla “causaría un daño significativo e irreparable a esta investigación criminal en curso”.

Según los dos funcionarios, el documento contiene la portada de la orden y la solicitud del gobierno de sellar los documentos. Los registros allanados por el FBI han sido marcados como documentos ultrasecretos y con "información confidencial compartimentada", una categoría utilizada para proteger los secretos más importantes del país, ya que su publicación podría causar daño a los intereses de la nación, según el DOJ.

Trump ha manifestado en distintas ocasiones que contaba con una orden permanente para desclasificar todos los materiales que fueron allanados en su casa, sin embargo, no ha presentado ninguna prueba que lo confirme.

Trump dice que le "robaron" los pasaportes

Los fiscales denunciaron amenazas en curso y violencia contra el FBI como otra razón para no publicar la declaración jurada, refiriéndose al hecho ocurrido el viernes pasado, luego de revelar la orden judicial. Un hombre armado intentó entrar a una oficina del FBI, en Cincinnati, Ohio, siendo abatido inmediatamente por la policía.

El DOJ también informó que un hombre de 46 años fue arrestado luego de realizar amenazas por medio de redes sociales en contra de agentes del FBI.

“La información sobre los testigos es particularmente delicada dada la naturaleza de alto perfil de este asunto y el riesgo de que la revelación de las identidades de los testigos afecte su disposición a cooperar con la investigación”, escribieron los fiscales.

Por su parte, este mismo lunes, el expresidente Donald Trump aseguró que sus pasaportes, el personal y el diplomático, fueron “robados” durante el allanamiento que realizó el FBI a su mansión en Florida, además, solicitó a la organización que devuelva los documentos incautados durante la redada.

“Me acabo de enterar de que el FBI, ahora famoso por el registro en Mar-a-Lago, se llevó cajas de material con el privilegio abogado-cliente y también otro material ejecutivo, que son conscientes de que no deberían haberse llevado”, dijo Trump por medio de su cuenta de Truth Social.

Con Reuters y AP