Denuncia que dos mujeres estaban en pijama en el supermercado

Chris Cooke, de Nottingham, Reino Unido, decidió ponerse en contacto con la empresa Tesco después de ver a dos mujeres haciendo la compra en una de sus tiendas en pijama y bata. Inmortalizó el momento y lo compartió en Facebook al tiempo que pedía que se prohibiera esta conducta. Su queja se ha vuelto viral despertando la ira de muchos y la aprobación de otros. Las dos mujeres que aparecen en la fotografía aseguran que se trata de una solicitud racista, ya que son de etnia gitana.