Demi Moore echa la culpa a Bruce Willis por una de las rarezas de su cuarto de baño

Cine 54
·3 min de lectura

Hace una semana, Demi Moore dejó a cuadros a sus seguidores al enseñar el cuarto de baño de su casa. Y es que no es uno cualquiera. La habitación provocó el frenesí en redes sociales debido a una decoración bizarra que incluye un sofá en frente a la bañera, un monito de plástico semiescondido en la pared y hasta una estatua casi a tamaño real de Juana de Arco.

(Twitter.com/justdemi)
(Twitter.com/justdemi)

La intérprete compartió las imágenes el pasado miércoles, dos fotografías en donde aparece delante de su ordenador grabando un podcast erótico que se titulará Dirty Diana. Ella aparece feliz y sonriente, como si no fuera consciente de la locura que iba a provocar la habitación de su casa en Idaho. La misma casa donde crió a sus hijas lejos de Hollywood, y donde pasó la cuarentena junto a ellas y su ex, Bruce Willis (y con los mismos pijamas a rayas).

El público tardó apenas unos minutos en percatarse del diseño interior, convirtiéndose en uno de los temas de discusión en las redes: “¿se debe tener un sofá en el cuarto de baño?”, “¿es buena idea poner moqueta en el baño?” o “¿qué hace una estatua de Juana de Arco allí?” son algunas de las preguntas que incendiaron a los usuarios más activos.

La red habló de todo. Desde el monito de plástico diminuto casi escondido en la pared de piedra (junto al retrete), a los pies de Juana de Arco, a la moqueta… Aquí pueden verlos más de cerca:

Ay, la moqueta marrón. Tanto se ha comentado en redes sociales, que si es buena idea, que si no se moja cuando Demi sale de darse un baño, etc. que la actriz decidió zanjar el asunto durante una breve aparición en Late Night with Seth Meyers defendiendo su decoración, pero echándole la culpa a su ex.

Demi culpó a Bruce Willis de que su baño tenga esa moqueta marrón. “Originalmente fue idea de Bruce Willis” dijo mientras explicaba el motivo detrás de la elección. “Vivimos en las montañas donde hace mucho frío. Así que nunca me molestó, en realidad es bastante cómodo”.

“Todos ponemos alfombras de baño [después de todo]” destacó.

Demi asegura que no le molestaron las críticas ni los comentarios negativos de los internautas sobre el diseño interior de su cuarto de baño, sino que más bien ha disfrutado del interés suscitado. Aprecio el interés volcado en todas mis pequeñas rarezas porque este lugar definitivamente alberga muchos de mis tesoros” dijo. Me he reído mucho con mi familia con los comentarios”.

Sin embargo, hubo un detalle que le decepcionó, y es que el público no se percató de que el sofá floreado es, en realidad, un sofá en miniatura que instaló “hace mucho tiempo para sus hijos” dado que uno de tamaño normal no cabía.

En cuanto a por qué optó por grabar el podcast allí, explicó que probó otros rincones, como su armario, pero que el baño “tenía el mejor sonido”.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: Twitter/justdemi