El delfín que recuperó un raro torpedo del siglo 19 de la US Navy

Por Kyle Mizokami
Photo credit: U.S. Navy photo by Mass Communication Specialist 2nd Class David Cothrane

From Esquire

  • El torpedo Howell fue usado por la Armada de los Estados Unidos en el siglo XIX.
  • Sólo se construyeron 50 torpedos, de los cuales sólo tres existen hoy en día.
  • Uno de los tres torpedos descubiertos fue recuperado en 2013 por los delfines de la Marina de los Estados Unidos durante un ejercicio de entrenamiento de rutina.

El No. 24 no es un torpedo normal. Solo se construyeron 50 unidades, y actualmente solo quedan tres de ellos, gracias a un comando de delfines de la Marina de los Estados Unidos.

Photo credit: U.S. Navy photo by Photographer's Mate 3rd Class Marcos T. Hernandez

El Torpedo Howell, según los registros, fue uno de los primeros torpedos de la Marina de los EEUU. Con casi 4 metros de largo, y 36 centímetros de de ancho, el Howell llevaba una carga de 45 kilos de nitrato de celulosa. Este torpedo, lanzado desde barcos de superficie, estaba impulsado por un sistema propio que usaba una turbina de vapor para hacer girar un volante motor a 10.000 revoluciones por minuto. La energía almacenada en el volante motor era suficiente para propulsar a los Howell a una distancia de entre 365 y 730 metros.

De los 50 torpedos Howell que se fabricaron, sólo dos sobrevivieron como piezas de exhibición. Pero en 2013, un delfín de la Marina de los Estados Unidos, que estaba realizando una misión de entrenamiento de rutina en San Diego, California, descubrió un tercer torpedo en el fondo del océano. El delfín, que oficialmente se le denomina Sistema de Mamífero Marino Mark 7, descubrió el torpedo a pesar de que estaba hecho pedazos y enterrado bajo un buen montón de sedimentos del fondo del mar.

Los buzos de la Marina, a instancias del descubrimiento realizado por el Mark 7, investigaron y descubrieron dos piezas de un torpedo Howell. El torpedo tenía un grabado en el cono de la cabeza que lo identificaba como "No. 24". La Subdivisión de Arqueología Submarina utilizó la información para descubrir la identidad del torpedo:

"Se realizó una extensa investigación de archivo, que llevó al descubrimiento de un registro del 20 de diciembre de 1899 en el diario de cubierta del USS Iowa que decía: "Torpedo H. Mark I, Nº 24 perdido...". El USS Iowa había anclado frente a la costa de San Diego para realizar prácticas de tiro. Se utilizó una ojiva de práctica en los ejercicios de entrenamiento, sujeta al torpedo con sólo cuatro clavijas y un tornillo. La cabeza de práctica puede haberse desprendido del cuerpo del torpedo, lo que podría explicar por qué nunca fue recuperada.

Las piezas de torpedo fueron enviadas al Laboratorio de Arqueología y Conservación Submarina del Comando de Historia y Patrimonio Naval en Washington, D.C., para comenzar un largo proceso de preservación. Las piezas fueron sumergidas en una serie de baños químicos para estabilizarlas. A continuación, casi 100 kilos de acumulación de minerales fueron eliminados cuidadosamente del torpedo con cinceles neumáticos y herramientas de mano.

El número 24 está actualmente en exhibición temporal en el Museo Naval Submarino de los Estados Unidos, junto a un torpedo Howell completo.

Fuente: Museo Submarino Naval de los Estados Unidos