Cómo dejar de beber alcohol para perder peso

·4 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

En este artículo vamos a hablar de un tema algo polémico pero que es importante ser conscientes de ello si queremos alcanzar nuestros objetivos de la mejor manera y más rápido posible. Pero, para contar con la opinión de un especialista, que en estos casos es lo más recomendable, hemos pedido a Felipe Falero Jiménez, dietista-nutricionista, que nos cuente todo lo que le puede interesar a nuestros lectores al respecto.

Por qué el alcohol dificulta la pérdida de grasa: motivos

El consumo de alcohol dificulta nuestra pérdida de grasa por varios motivos principales.

  • Sus calorías son vacías: 7 kcal por cada gramo de alcohol. Al ser siempre bebido no sacia igual que cualquier alimento con el mismo nivel calórico y encima no nos aporta ningún nutriente. Aquí te enseñamos cómo calcular el déficit calórico para tu dieta.

  • Abre el apetito: el consumo de alcohol antes de las comidas en muchas ocasiones hace que posteriormente se ingiera más cantidad de calorías que con otra bebida como agua.

  • Compañía: generalmente si bebemos alcohol lo hacemos en ocasiones especiales o eventos en los que la probabilidad de comer alimentos más calóricos y menos saciantes es mayor. Por lo tanto, se juntarían las dos cosas.

  • El día siguiente: si no ha sido un consumo moderado y se nos ha ido la mano bebiendo, al día siguiente tendremos “resaca”. Esta suele venir acompañada por ganas de comer cosas muy palatables y normalmente no te sueles mover mucho ese día.

Por todo esto podemos concluir que es una cosa muy a tener en cuenta si queremos bajar grasa bien.

Es más, en consulta compruebo muchas veces con mis clientes que si el fin de semana somos más conscientes del consumo de alcohol y lo reducimos obtenemos muy buenos resultados. Incluso en la mayoría de casos suele ser el culpable de que no se avance como se debería.

Además, también está asociado a una mayor pérdida de masa muscular durante el proceso. Lo cual es un punto muy a considerar porque no sólo se trata de que bajen los kilos sino de que sobre todo lo haga la grasa, manteniendo todo el músculo posible. Esto nos beneficiará tanto a nivel estético porque nos quedaremos más tonificados, como a nivel de salud al no perder nada de fuerza y conservar todas las funciones fisiológicas del músculo como la de protector óseo.

Trucos para controlar el consumo de alcohol

¿Lo haces todo bien entre semana pero el finde sueles tener bastante vida social? Revisa tu consumo de alcohol.

Te daré algunos trucos prácticos para ello (en el caso de que bebas alcohol)

  • No llegues con sed al evento bajo ningún concepto y menos en verano. Bebe antes un par de vasos de agua y así será más fácil controlar la cantidad de alcohol ingerida.

  • Variar la bebida que pides en cada ronda e intercambiar la bebida alcohólica con agua o algún refresco cero.

  • Pedir el formato de bebida más pequeño posible. Con la cerveza, por ejemplo, optar por botellines en vez de tercios.

Además, ¿cúantas veces habremos oído eso de “una copita de vino al día es buena para el corazón” o “el consumo moderado de alcohol es beneficioso”? Esta falsa creencia es importante desmentirla ya que puede hacer que no le demos tanta importancia a la cantidad de alcohol que bebemos.

¿Por qué el consumo de alcohol es tan popular?

Es normal, el alcohol lleva formando parte de nuestras vidas desde hace siglos y lo asociamos a ocasiones especiales. Y debido a que el mensaje transmitido hasta ahora ha sido ese, no nos ha costado mucho creérnoslo.

¿Por qué ha calado tanto esta pauta? Pues debido a una serie de factores:

  • Políticas de publicidad, no existen advertencias de peligrosidad (tabaco por ejemplo)

  • Marketing que relacionan el alcohol con fama, éxito, dinero…

  • Sanitarios desactualizados.

  • Medios comunicación irresponsables.

  • Intereses industriales.

Porque lejos de la realidad, el alcohol no tiene ningún beneficio para perder grasa ni para la salud. En 2012 la OMS publicó un documento concluyendo que el alcohol es perjudicial para el sistema CV. La comisión Europea, sector de salud pública: “un consumo moderado de alcohol aumenta el riesgo a largo plazo de sufrir cardiopatías”. Un metaanálisis de 56 estudios (mayor evidencia) concluyó que el alcohol aumenta los eventos coronarios en todos los bebedores incluso en los que beben moderadamente. En noviembre de 2016 en fondo mundial para la investigación del cáncer publicó que hay evidencias fuertes para relacionar el consumo moderado de alcohol con boca, esófago, mama, intestino, estomago e hígado.

Como ya veis, hay bastantes evidencias FIABLES que demuestran que incluso el consumo moderado de alcohol puede ser perjudicial. Pero como cada uno es libre de hacer lo que quiera, por lo menos que estéis bien informados de los riesgos que tiene beber y no excusaros. Tanto para la salud como para la mejora de nuestra composición física, que muchas veces van unidas.ç

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente