Deja de comprar leche materna por Internet: está contaminada y no otorga poderes adicionales como vigor sexual

Tampoco mejorar el rendimiento físico en el gimnasio ni aumenta la masa muscular

image

No hay ninguna evidencia científica de que la leche materna tenga efectos positivos en un adulto. (Foto: Getty Images)

La leche materna ha sido diseñada exclusivamente para bebés. De hecho, es el mejor producto para la crianza de los recién nacidos.

Los expertos recomiendan su consumo durante los seis primeros de vida, incluidos prematuros, gemelos y enfermos (salvo raras excepciones), y ese tiempo se debería prolongar al menos durante los dos primeros años de vida e incluso más allá de esta edad si así lo desean la madre y el niño.

Su composición es muy específica en cuanto a proteínas, grasas e hidratos de consumo, así como en factores de crecimiento, hormonas, enzimas, antioxidantes y otros componentes bioactivos como los elementos traza y las vitaminas.

Además se ha comprobado que contiene 200 moléculas diferentes de azúcar (muchas más de las 50 de la leche de vaca) y es muy probable que estos azúcares sean fundamentales en el desarrollo de las bacterias que colonizan el intestino del bebé, que nace sin estos microorganismos, y que son muy importantes para la salud futura del niño.

“La leche materna es tan compleja y tan rica en factores bioactivos (proteínas que estimulan el sistema inmune, antimicrobianas, anticuerpos…) que no se puede sustituir con ninguna versión artificial”, explica el investigador del Instituto de Fisiología de la Universidad de Zurich (Suiza). También añade que la “producción de una fórmula infantil con todos los constituyentes de la leche materna sería tan cara que nadie podría permitírsela”.

image

¡No te fíes! No hay ningún análisis ni control sobre las mujeres que venden su leche en Internet. (Foto: Getty Images)

Todas estas propiedades hacen que sea un alimento insustituible muy codiciado, no sólo por las madres que no puede amamantar de manera natural a sus hijos sino también por un grupo de personas obsesionadas con la alimentación natural y el culto al cuerpo.

Este y otros motivos han propiciado que la venta por Internet del llamado “oro blanco” se haya convertido en un gran negocio.

Un mercado online que conlleva serios peligros porque no asegura una higiene óptima al extraerla, ni continuidad de la cadena de frío en el transporte, ni garantiza la inexistencia de posibles malos hábitos para la madre (alcohol o drogas) o dietas poco equilibradas e, incluso, tiene el riesgo de una posible transmisión de enfermedades.

Tanto es el furor que despierta este ‘producto biosanitario’ que en Estados Unidos se ha disparado la distribución de la leche materna por Internet… ¡para el consumo adulto!

Un negocio al alza entre los culturistas (que creen mejorar su desarrollo muscular y optimizar su rendimiento) y entre los ricos chinos, quienes están dispuestos a pagar miles de dólares al mes para consumir este producto altamente nutritivo. Ahora este jugoso (y elitista) negocio se ha extendido por Europa. En 2001 una famosa heladería de Londres sorprendió con su helado de leche humana ‘Baby Gaga’, e incluso se ha llegado a prescribir la leche materna a pacientes con cáncer. Se promociona también como una fórmula para prevenir el cáncer, luchar contra la disfunción eréctil o problemas de carácter inmunológico, y tratar graves enfermedades intestinales.

Todo esto está generando un gran revuelo mediático, ético y un auténtico problema sanitario.

“Tengo oro líquido fresco y congelado listo para vender. Soy una madre soltera que ni fuma, ni bebe ni se droga y estoy dispuesta a venderla a cualquiera”.

Anuncios como este sirven para captar a usuarios muy diversos: madres que no quieren o no pueden amamatar a sus bebés, recién nacidos cuidados por familiares debido al fallecimiento de la madre, recién nacidos adoptados, fanáticos de la vida sana, o servicios de nodriza que amamantan a domicilio.

image

Si lo necesitas acude a los bancos ‘oficiales’, con garantías de pasteurización y esterilización, en su transporte ni en su conservación. (Foto: Getty Images)

Otros la compran para ofrecer más inmunidad a sus hijos, enriqueciendo los clásicos bátidos. Pero el gran mercado que es (y se prevé más para un futuro) es de varones adultos, obsesionados con las propiedades que otorgan las hormonas naturales de la leche materna. Dicen que mejora el vigor sexual, previene el cáncer y aumenta la masa muscular.

Un bulo completamente falso ya que no ningún estudio demuestra beneficio alguno en adultos. Y además, la leche materna online no cuenta con las debidas garantías. Esta es la principal conclusión del informe 'El negocio de la leche materna por Internet’, elaborado por la Comisión Central de Deontología (CCD), que considera “inadeacuda” dicha práctica por sus deficientes garantías de seguridad.

Como sabes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que la leche materna sea la base de alimentación infantil durante los 6 primeros meses de la vida de los niños, por los beneficios y ventajas que conlleva tanto para su salud, como para su crecimiento y desarrollo, así como su efecto protector en infecciones, atopia y efecto positivo en la evolución cognitiva del niño.

image

Son los recién nacidos, bebés y niños de 2 o más edad los que realmente necesitan este ‘producto’. (Foto: Getty Images)

Y sí, se ha demostrado que (en bebés) reduce la mortalidad, evita enfermedades intestinales importantes y mejora la inmunidad porque su sistema inmune está aún inmaduro. Además, hay estudios que incluso parecen demostrar un efecto protector de la leche materna frente a la muerte súbita del lactante, diabetes insulino dependiente, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, patología alérgica, linfomas, patología cardiovacular y obesidad. Pero nada de esto ocurre en un organismo adulto y sano.

Pero asimismo aconseja que cuando no se disponga de leche de la propia madre, la mejor opción es la leche pasteurizada de madres donantes seleccionadas. Esto ha dado lugar al nacimiento de bancos de leche materna que, en el caso de España, se encuentran ubicados dentro de los hospitales en los que se garantiza que la extracción, procesamiento y almacenamiento de la leche materna, ya sea de la propia madre o de madres donantes, se realiza de forma segura.

Es decir, que las donantes son seleccionadas teniendo en cuenta hábitos saludables y pruebas de serología para descartar infecciones establecidas y se establece un control para que el proceso de extracción, conservación y transporte se realice en las mejores condiciones. A ello, se suma un proceso de pasteurización para eliminar virus y micro bacterias y así obtener un producto seguro.

image

Las medidas de higiene y conservación de los bancos de leche materna ‘caseros’ no son las adecuadas. (Foto: Pinterest)

Por su parte, la Asociación Española de Bancos de Leche Materna (AEBLM), una organización sin ánimo de lucro para promover la creación de bancos de leche, incide en que el suministro de este alimento debe de llevarse a cabo únicamente bajo prescripción facultativa, garantizándose la trazabilidad de todo el proceso de obtención, procesamiento, distribución y administración.

La AEBLM también recomienda que los bancos de leche deberán establecer un sistema de biovigilancia con la finalidad de registrar cualquier incidente o efecto adverso derivado de todos los procesos, estableciendo las medidas correctoras necesarias.

image

Quienes consumen leche materna ‘no autorizada’ se exponen a contraer infecciones tan graves como el sida, la hepatitis, el Chagas o la sífilis que se pueden transmitir a través de la leche materna. (Foto: Pinterest)

Según un estudio de la pediatra Dra. Sheela Geraghty, del Hospital de Cincinnati (Ohio), tres cuartas partes de las muestras de leche adquiridas por Internet están contaminadas con bacterias y en una de cada cuatro hay ADN bovino, con el consiguiente peligro para los usuarios. Y un estudio estadounidense demostró que “más del 75% de la leche vendida en Internet estaba contaminada con altos niveles de bacterias y adulterada".

Por todo ello se debe considerar la leche materna como un producto biosanitario cuyo destino natural es la crianza de los recién nacidos.

Los expertos instan a preservar este bien escaso para quienes más lo necesitan: los recién nacidos.

“La leche materna está preparada para alimentar al recién nacido, no hay estudios que hayan demostrado que esta leche sea beneficiosa para otros usos. Es otro falso mito” , concluye la Dra. Leónides Fernández, doctora en Ciencias y profesora en la Universidad Complutense de Madrid.

También te puede interesar:

¡Cambio de tercio! Ofrecer a tu bebé productos que contienen cacahuetes podría prevenir la alergia

Mira lo que le pasó a Tatiana Delgado (de ‘Supervivientes’) y toma nota si vas a operarte los glúteos o el pecho

Deja de lavar el pollo (y los huevos) o conseguirás que las bacterias se extiendan por tu cocina

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente